Queratosis pilaris: síntomas y tratamiento

Actualizado en febrero 2023

La queratosis pilaris es una alteración de la piel provocada por la producción excesiva de queratina, lo que provoca la aparición de protuberancias rojizas o blanquecinas en la piel, especialmente en la cara, brazos, muslos o piernas. Esas bolitas no causan dolor ni molestias.

Estas bolitas no causan dolor ni molestias, siendo más frecuente en niños y adolescentes, y no son indicativas de problemas de salud más graves.

Los síntomas de la queratosis pilaris suelen aparecer al final de la infancia y principios de la adolescencia y desaparecen espontáneamente entre los 20 y los 30 años, sin necesidad de un tratamiento específico. Sin embargo, el dermatólogo puede indicar el uso de humectantes u otras cremas para ayudar a mantener la piel más hidratada y aliviar los síntomas.

Imagem ilustrativa número 1

Síntomas de queratosis pilaris

Los principales síntomas de la queratosis pilaris son:

  • Bolitas rojas, blancas o marrones en los brazos, piernas, cachetes o nalgas;
  • Piel seca o áspera en la región afectada;
  • Irritación o inflamación de las bolitas en la piel; 
  • Descamación de la piel alrededor del folículo piloso;
  • Pelos finos, cortos, enrollados o localizados sobre la piel, en el folículo piloso afectado.

Además, la queratosis pilaris puede provocar un ligero picor, especialmente en invierno, debido a las bajas temperaturas y la humedad, lo que puede aumentar la sequedad de la piel.

La queratosis pilaris no causa ningún problema de salud grave, sin embargo, puede causar molestias estéticas. En estos casos, es importante consultar a un dermatólogo para que pueda realizar el diagnóstico e iniciar el tratamiento más adecuado.

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de la queratosis pilaris lo realiza el dermatólogo a través del examen físico, el cual se realiza evaluando las características de la piel, ubicación y apariencia de las bolas.

Además, el médico debe evaluar el historial de salud, ya que la queratosis pilaris es común en personas con dermatitis atópica.

Principales causas

Las causas de la queratosis pilaris aún no se conocen del todo, sin embargo, surge debido a la producción excesiva de queratina en la piel, que es un tipo de proteína cuya función es proteger la piel de agresiones e infecciones. Esta producción excesiva de queratina puede acumularse y bloquear la apertura de los folículos pilosos, lo que provoca la aparición de estas bolitas.

Algunos factores pueden contribuir a la aparición de las bolitas características de la queratosis pilaris, estos son:

  • Dermatitis atópica;
  • Eczema;
  • Ictiosis vulgar;
  • Mutaciones genéticas, especialmente del gen de la filagrina;
  • Enfermedades hereditarias, como el síndrome de Noonan;
  • Obesidad;
  • Diabetes.

Además, la deficiencia de vitamina A también parece estar relacionada con un mayor riesgo de desarrollar queratosis pilaris, por lo que es importante ingerir alimentos ricos en esta vitamina, como el repollo, tomates y zanahorias, por ejemplo. Vea qué otros alimentos son ricos en vitamina A.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la queratosis pilaris no siempre es necesario ya que no produce dolor y suele desaparecer por sí solo. Sin embargo, el dermatólogo puede indicar tratamientos con fines estéticos, siendo los principales:

1. Hidratación de la piel

El uso de cremas o lociones hidratantes, puede ser recomendada por el dermatólogo, para mantener la piel hidratada y reducir la sequedad de la piel áspera, lo que ayuda a prevenir la aparición de nuevas bolitas y mejorar el aspecto de la piel.

Las cremas hidratantes más recomendadas para la queratosis pilaris son aquellas sin perfume, neutras y con mayor cantidad de aceites, que contienen lactato de amonio o alfa-hidroxiácidos, por ejemplo, y deben aplicarse justo después del baño, con la piel aún húmeda.

2. Uso de cremas o pomadas

El dermatólogo puede indicar el uso de cremas para hidratar la piel y ayudar a aliviar los síntomas de la queratosis pilaris, e incluyen:

  • Cremas con 6% de ácido salicílico o 20% de urea, que ayudan a eliminar las células muertas de la piel, favoreciendo una hidratación más profunda de la piel;
  • Cremas con ácido retinoico o vitamina A, que favorecen una adecuada hidratación de las capas de la piel, reduciendo la aparición de las protuberancias en la piel.

Normalmente, las bolas de queratosis folicular tienden a disminuir con el tiempo y con el uso de estas cremas. Sin embargo, pueden pasar varios años hasta que desaparezcan por completo, lo que suele ocurrir después de los 30 años.

El uso de estas cremas puede causar efectos secundarios como enrojecimiento, irritación, sensación de ardor en el sitio de aplicación o sequedad de la piel. Además, algunas cremas no son adecuadas para niños pequeños, mujeres embarazadas o durante la lactancia materna.

3. Terapia a láser

La terapia con láser de luz pulsada puede ser indicada por el dermatólogo para la queratosis pilaris que no ha mejorado con otros tratamientos, ya que ayuda a reducir el enrojecimiento de la piel y mejorar el aspecto y la textura de la piel.

4. Peeling químico

El peeling químico es otro tipo de tratamiento indicado por el dermatólogo para la queratosis pilaris, y se realiza con la aplicación de ácidos sobre la piel que favorecen la exfoliación, lo que ayuda a eliminar las capas superficiales dañadas de la piel y favorece el crecimiento de una capa tersa. .

Este tipo de tratamiento lo realiza el dermatólogo utilizando ácidos como el alfa-hidroxiácido, beta-hidroxiácido, ácido salicílico, ácido glicólico o ácido láctico, por ejemplo. Vea cómo se hace el peeling químico.

5. Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es también un tratamiento para la queratosis pilaris que promueve una exfoliación intensa de la piel, lo que ayuda a eliminar las bolitas, mejorar el enrojecimiento y la sequedad de la piel.

Este tipo de tratamiento lo realiza el dermatólogo, utilizando un cristal especial que elimina la capa más superficial de la piel, dejando la piel con un aspecto más terso. Conozca en qué consiste la microdermoabrasión.

Cuidados durante el tratamiento

Algunos cuidados durante el tratamiento de la queratosis pilar son importantes para mejorar el aspecto de la piel y prevenir la aparición de nuevas bolas, como:

  • Usar jabones o líquidos hipoalergénicos para bañarse;
  • Evitar bañarse con agua muy caliente, no debiendo demorar más de 10 minutos en el baño;
  • Realizar una suave exfoliación sobre la piel durante el baño, utilizando una toalla o una esponja suave;
  • No frotar las bolitas con fuerza durante la ducha, ya que puede irritar más la piel;
  • Secar la piel muy suavemente después de bañarse, debiendo usar una toalla limpia y seca;
  • Colocarse crema hidratante sobre la piel, debiendo ser indicada por el dermatólogo, inmediatamente después del baño;
  • Evitar apretar o pinchar las bolas en la piel;
  • Usar ropa de algodón, evitando las telas sintéticas;
  • Evitar frotar la ropa y las toallas sobre la piel;
  • Evitarla exposición prolongada al sol;
  • Utilizar un protector solar, indicado por el médico, diariamente.

Además, también es importante evitar llevar ropa muy ajustada, ya que el roce de la ropa sobre la piel puede aumentar el riesgo de que surjan las bolitas.