Psoriasis genital: qué es, síntomas y tratamiento

La psoriasis genital, también conocida como psoriasis inversa, es una enfermedad autoinmune que afecta a a piel de la región genital, causando el surgimiento de manchas rojas, lisas y de aspecto resecado.

Esta alteración de la piel puede afectar tanto a hombres como a mujeres y puede desarrollarse en cualquier parte de los genitales, incluidos el pubis, muslos, glúteos o vulva, por ejemplo. 

A pesar de que no haya cura, la psoriasis genital puede atenuarse con el tratamiento adecuado, indicado por un dermatólogo o inmunólogo, así como con cuidados diarios.

Psoriasis genital: qué es, síntomas y tratamiento

Síntomas más comunes

Los signos más frecuentes de psoriasis incluyen:

  • Pequeñas manchas rojas, lisas y brillantes en la región genital;
  • Comezón intensa en la zona de lesiones;
  • Piel resecada e irritada.

Estos síntomas aparecen principalmente en personas con exceso de peso y empeoran con el sudor y el uso frecuente de ropa caliente y apretada.

Confirmación del diagnóstico

El diagnóstico de psoriasis inversa generalmente es fácil de hacer, pudiendo ser hecho por un dermatólogo a través de la observación de las alteraciones en la piel, así como la evaluación de los síntomas presentados.

Sin embargo, el médico también puede aconsejar la realización de otros exámenes y análisis para descartar otros posibles problemas que puedan estar causando las alteraciones en la piel, como infecciones fúngicas o bacterianas, por ejemplo. 

Zonas mas afectadas

Los principales lugares afectados por la psoriasis genital o inversa, son:

  • Pubis: zona que se encuentra por arriba de los órganos genitales, donde se encuentran los vellos, presenta síntomas parecidos a los de la psoriasis capilar;
  • Muslos: las heridas surgen normalmente en las ingles, cerca de los órganos genitales;
  • Vulva: las manchas suelen ser rojas y lisas y alcanzan sólo la parte externa de la vagina;
  • Pene: normalmente surge en el glande, pero también puede afectar el cuerpo del pene. Se caracteriza por varias manchas pequeñas rojas, con piel escamosa o lisa y brillante;
  • Glúteos y ano: las heridas aparecen en los pliegues de los glúteos o cerca del ano, causando comezón intensa y pudiendo confundirse con hemorroides;
  • Axilas: los síntomas empeoran con el uso de ropa ajustada y con la presencia de sudor;
  • Senos: normalmente surgen en la parte inferior de los senos, región donde la piel hace un doblez.

En el hombre, la psoriasis, genital normalmente no causa disfunción sexual, sin embargo la pareja puede preocuparse, dificultando la relación. Además, algunos de los medicamentos utilizados en el tratamiento pueden tener algunos efectos secundarios que dificulten la erección.

Psoriasis genital: qué es, síntomas y tratamiento

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la psoriasis genital generalmente se inicia con el uso de pomadas a base de corticoides, como Clobesol, que deben ser utilizadas sólo en la región afectada, de acuerdo con la orientación del médico para disminuir la inflamación de la piel y aliviar las molestias. 

En casos más graves en que las heridas no mejoren con el uso de pomadas o cuando otras zonas del cuerpo también estén afectadas, el dermatólogo puede prescribir el uso de medicamentos en cápsulas.

Otra alternativa es la terapia con luz ultravioleta, que son los rayos UVA y UVB. Este tratamiento se realiza en clínicas especializadas de dermatología, y la duración y el número de sesiones depende del tipo de piel del paciente y de la gravedad de las lesiones. 

Comprenda mejor cuáles son los medicamentos y las otras opciones de tratamiento para la psoriasis

Cuidados para recuperarse más rápido

Algunos consejos para disminuir la irritación de la piel y recuperarse más rápido son:

  • Usar ropa ligera de algodón que no apriete;
  • Evitar sudar o aplicar los medicamentos para la psoriasis después de haber practicado actividad física;
  • Mantener la zona afectada siempre limpia;
  • Evitar el uso de perfumes, jabones y cremas que no hayan sido prescritos por el médico;
  • Evitar el uso de toallas íntimas con olor, ya que pueden irritar la piel;
  • Lavar la zona genital para retirar todos los medicamentos antes del contacto íntimo;
  • Usar preservativo y lubricar bien la zona durante el contacto íntimo;
  • Lavar bien la zona después del contacto íntimo y volver a aplicar la medicación.

También es importante recordar que las pomadas a base de alquitrán para la psoriasis sólo deben aplicarse en la zona genital de acuerdo a la prescripción médica, ya que su uso en exceso puede causar irritación y empeoramiento de las lesiones. Para ayudar en el tratamiento, conozca los mejores remedios caseros para la psoriasis.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • NPF. Genital Psoriasis. Disponible en: <https://www.psoriasis.org/about-psoriasis/specific-locations/genitals>. Acceso en 09 Abr 2019
  • MEDICALNEWSTODAY. What's to know about genital psoriasis?. Disponible en: <https://www.medicalnewstoday.com/articles/315217.php>. Acceso en 09 Abr 2019
  • HELATHLINE. What You Should Know About Genital Psoriasis. Disponible en: <https://www.healthline.com/health/genital-psoriasis>. Acceso en 09 Abr 2019
  • WEBMD. Genital Psoriasis: An In-Depth Guide. Disponible en: <https://www.webmd.com/skin-problems-and-treatments/psoriasis/genital-psoriasis-guide#1-3>. Acceso en 09 Abr 2019
Más sobre este tema: