Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Primeros síntomas del VIH y del SIDA

Los síntomas de VIH son bastante difíciles de identificar y, por lo tanto, la mejor forma de confirmar el contagio con el virus es hacerse la prueba de VIH en el hospital o en un centro de consejería del VIH, especialmente si ha ocurrido algún comportamiento de riesgo como por ejemplo haber tenido relaciones sexuales sin condón o haber compartido jeringas.

Sin embargo, en algunas personas el virus puede causar síntomas similares a los de la gripe, que surgen alrededor de 2 semanas después del contacto con el virus. Estos síntomas pueden incluir:

  • Dolor de cabeza;
  • Fiebre baja;
  • Cansancio excesivo;
  • Ganglios inflamados;
  • Garganta inflamada;
  • Dolor en las articulaciones;
  • Aftas en la boca;
  • Sudores nocturnos;
  • Diarrea.

Generalmente, estos síntomas mejoran en un máximo de 2 meses y, por esto, acaban siendo confundidos con una gripe. Sin embargo, aunque los síntomas hayan desaparecido, esto no significa que el virus se ha sido eliminado sino que está "dormido" en el organismo. Vea cómo se contagia el VIH

Esta fase sin síntomas puede durar hasta 10 años y, durante ese período, el virus continúa desarrollándose silenciosamente en el cuerpo, afectando el funcionamiento del sistema inmune y acabando por desarrollar el SIDA.

Primeros síntomas del VIH y del SIDA

En primer lugar, el VIH debe ser diagnosticado durante esta fase, antes de desarrollar el SIDA, pues el virus aún se encuentra en baja concentración en el organismo, siendo más fácil controlar su desarrollo con medicamentos. Además de esto, el diagnóstico precoz también evita que el virus se transmita a otras personas, ya que a partir de ese momento no se debe volver a tener relaciones sexuales sin preservativo. 

Síntomas del SIDA

Al cabo de unos 10 años sin haber presentado ningún tipo de síntoma, el VIH puede desarrollar un síndrome conocido como SIDA, que se caracteriza por un gran debilitamiento del sistema inmune. Cuando esto ocurre los primeros síntomas del SIDA son:

  • Fiebre alta persistente;
  • Tos seca prolongada;
  • Sudores nocturnos frecuentes;
  • Edema de los ganglios linfáticos por más de 3 meses;
  • Dolor de cabeza;
  • Dolor en todo el cuerpo;
  • Cansancio fácil;
  • Pérdida de peso rápida;
  • Manchas blancas en la lengua y boca la cual está asociada a candidiasis oral frecuente;
  • Diarrea desde hace más de 1 mes;
  • Manchas rojizas o pequeñas erupciones en la piel, llamadas cientificamente Sarcoma de Kaposi.

En esta fase, también es frecuente que la persona sufra con infecciones frecuentes como amigdalitis, candidiasis e incluso neumonía y, por lo tanto, el médico puede pensar en el diagnóstico de VIH cuando surgen muchas infecciones seguidas.

Cuando ya se ha desarrollado el SIDA es mucho más difícil tratar de controlar el avance de la enfermedad con los medicamentos y, por esto, muchos pacientes con el síndrome acaban por permanecer hospitalizados para evitar y tratar las infecciones que van surgiendo.

Manchas de Sarcoma de Kaposi pueden indicar SIDA
Manchas de Sarcoma de Kaposi pueden indicar SIDA

Cómo se hace el tratamiento del SIDA

El tratamiento del SIDA es hecho con un cocktail de medicamentos antivirales que normalmente son ofrecidos gratuitamente por el gobierno, y puede incluir los siguientes medicamentos: Etravirina, Tipranavir, Tenofovir, Lamivudina, Efavirenz.

Ellos combaten el virus, aumentando la cantidad y la calidad de las células de defensa del individuo. Pero para que tengan el efecto esperado, es necesario que el individuo siga correctamente las orientaciones del médico y use preservativo en todas las relaciones, para evitar el contagio a otras personas y ayudar a controlar la epidemia de la enfermedad. Conozca más sobre el tratamiento de la enfermedad en: Tratamiento del SIDA.

El uso del preservativo es importante incluso en las relaciones sexuales con parejas ya infectadas con el virus del SIDA. Este cuidado es importante, ya que existen varios tipos de virus del SIDA y las parejas podrían ser nuevamente infectados, pero con un tipo de virus diferente, dificultando el tratamiento de la enfermedad.

¿Qué es el SIDA?

El SIDA es una enfermedad causada por el virus del VIH que debilita el sistema inmune, dejando al individuo débil y propenso a enfermedades que serían de fácil tratamiento.

Después de la entrada del virus al organismo, las células de defensa tratan de impedir su acción y, cuando parece que lo van a lograr, el virus cambia de forma y el cuerpo necesita fabricar otras células de defensa capaces de bloquearlo.

Cuando existe una menor cantidad de virus VIH en el organismo y una buena cantidad de células de defensa, el individuo se mantiene en la fase asintomática de la enfermedad, que puede perdurar por muchos años. Sin embargo, cuando la cantidad de virus en el organismo es mucho mayor que sus células de defensa, los principales síntomas del SIDA surgen, ya que el organismo está más debilitado y no consigue detener enfermedades que serían de fácil resolución.

Por esto, la mejor forma de tratar el SIDA es evitar a contagiarse nuevamente con el virus, y tomar correctamente los medicamentos indicados por el médico.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Carregando
...