Primeros auxilios al ingerir detergente: qué hacer y qué no hacer

Revisión clínica: Manuel Reis
Enfermero
septiembre 2022

A pesar de ser utilizado todos los días, el detergente es un producto potencialmente peligroso, principalmente si se ingiere, ya que posee en su composición sustancias que son tóxicas e irritantes para el organismo, como el fosfato, silicatos, agentes quitamanchas, modificadores de espuma, colorantes, fragancias artificiales y alcoholes.

De esta forma, al ingerir una pequeña o gran cantidad de detergente es posible que haya consecuencias para la salud, siendo importante que se inicien los primeros auxilios:

  1. Llamar inmediatamente al número de urgencias en caso de que la persona se encuentre inconsciente;
  2. Llamar al número del centro toxicológico que está indicado en la etiqueta del producto para obtener la orientación adecuada, siendo importante indicar cuál fue el producto y cantidad ingerida, además de los síntomas presentados;
  3. Mantener a la persona cómoda hasta que llegue la ayuda médica.

Aunque este accidente pueda suceder en adultos es más frecuente en niños, por lo que es importante que los productos de limpieza sean almacenados en un lugar de difícil acceso para ellos y que se mantengan en sus envases originales, ya que de esta forma, en caso de que haya un accidente, sea posible dar información más precisa sobre el producto ingerido.

Además, se recomienda que no se dé agua o leche, ya que puede haber una mayor absorción del producto, aumentando el riesgo de complicaciones, así como tampoco está indicado provocar el vómito.

Cómo se realiza el tratamiento en el hospital

El tratamiento médico va depender del detergente ingerido, de la cantidad del producto y de los síntomas manifestados. Sin embargo, es normal que la persona este conectado a varios aparatos médicos, para medir la frecuencia cardíaca y respiratoria, la presión sanguínea, la cantidad de oxígeno y el funcionamiento del corazón y, en algunos casos, es necesario mantenerse hospitalizado durante algunos días para verificar que el estado de salud no se agrave.

Además de esto, durante el tratamiento el médico puede recomendar:

  • Medicamentos para evitar el vómito, como metoclopramida o carbón activado;
  • Lavado estomacal para eliminar el producto tóxico;
  • Sueroterapia por vía intravenosa para mantener el equilibrio de agua y electrólitos;
  • Dar medicamentos para tratar las convulsiones como diazepan, y si es necesario, medicamentos para mantener los latidos cardíacos estables;
  • Usar máscara de oxígeno para ayudar a respirar mejor o usar otros aparatos para conseguir respirar.

En el caso de niños, es común que los padres los acompañen al hospital, ayudando a controlar la ansiedad y el miedo.

Síntomas de intoxicación por detergente

Después de la ingesta de detergente, la persona puede presentar algunos signos y síntomas cuya gravedad puede variar de acuerdo a la cantidad consumida y a la edad de la persona, siendo más común que los niños presenten síntomas más graves. Los principales signos y síntomas que indican intoxicación por detergente son:

  • Aliento con olor extraño;
  • Mucha salivación o espuma en la boca;
  • Dolor de abdomen, náuseas y diarrea;
  • Vómitos y en algunos casos con sangre;
  • Dificultad para respirar; ​
  • Cara, labios y uñas azuladas y pálidas;
  • Frío y sudoración;
  • Agitación;
  • Somnolencia y apatía;
  • Delirios con conversaciones sin sentido y comportamientos extraños;
  • Desmayo.

En caso de que no se haya observado a un niño ingerir detergente pero presenta algunos de los síntomas o se encuentra el recipiente del producto abierto, puede sospechar de su ingesta y se debe actuar de inmediato, solicitando ayuda médica.

Qué ocurre en el cuerpo cuando se ingiere detergente

Los detergentes para ropa o para lavar trastes contienen varios ingredientes en su composición, como hipoclorito de sódio, amonio, hidróxido de sódio, ácido acético, ácido clorhídrico, colorantes y solventes, los cuales sirven para disolver manchas, blanquear la ropa y quitar la grasa, por ejemplo, por lo que cuando este producto es ingerido puede causar varios daños en el organismo.

Dependiendo del tipo de detergente y de la cantidad que se ingiere puede causar daños, como:

  • Irritación en la garganta, ojos o nariz;
  • Quemaduras en el esófago;
  • Disminución de la presión arterial;
  • Lesión en las vías respiratorias;
  • Alteración del pH de la sangre, causando daños en los órganos;
  • Quemaduras en la piel y zonas de exposición al detergente;
  • Úlceras gástricas.

La ingesta de detergente puede llevar a consecuencias graves que pongan en riesgo la vida, debiendo la persona ser atendida en un servicio de urgencias lo antes posible para evitar secuelas permanentes. 

Como prevenir la ingestión de líquidos tóxicos

Para evitar la intoxicación por detergente u otros productos de limpieza, es importante almacenarlos en un lugar de difícil acceso para los niños, mantener las etiquetas de los productos, así como el propio envase, evitando utilizar depósitos de comida u otros envases para almacenarlos. Además, se recomienda evitar guardar los productos de limpieza cerca de las bebidas o comidas.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Dr. Gonzalo Ramírez - Médico general y Psicólogo, em septiembre de 2022. Revisión clínica por Manuel Reis - Enfermero, em septiembre de 2022.
Revisión clínica:
Manuel Reis
Enfermero
Diplomado en Fitoterapia Clínica. Formado por la Escuela Superior de Enfermería de Porto y miembro Nº 79026 del Colegio de Enfermeros en Portugal.