Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Primeros auxilios al ingerir detergente: qué hacer y qué no hacer

Los detergentes son productos que al ser ingeridos, incluso en pequeñas cantidades, podrían causar una intoxicación porque contienen ácidos o sustancias corrosivas que pueden causar daños a nivel del tracto gastrointestinal. 

Este tipo de accidentes suele ser más frecuente en niños y, por lo general, se manifieste de manera más grave que en un adulto. Algunos síntomas que pueden identificar una intoxicación por la ingesta de un detergente es la aparición de espuma en la boca, dolor en el abdomen, náuseas y vómitos, debiendo en estos casos ante que nada intentar identificar el producto y llamar al número de emergencia local. 

Primeros auxilios al ingerir detergente: qué hacer y qué no hacer

Qué hacer si se ingiere detergente

En caso la persona o el niño haya ingerido detergente, lejía, cloro o cualquier otro producto tóxico se debe:

1. Llamar al número local de emergencia

Cuando se llama al número de emergencia se debe informar sobre la edad de la persona, producto ingerido, cantidad, tiempo, lugar y si fue en ayuno o después de una comida. En caso de estar cerca de un hospital, acudir con el niño rápidamente al puesto de emergencia.

2. Llamar al Centro Toxicológico local

También es importante comunicarse con el centro toxicológico local para solicitar orientación especifica sobre el producto ingerido. Este centro por lo general funciona las 24 horas del día y permite la comunicación con expertos en el área, los cuales podrían indicar algunas recomendaciones adicionales.

3. Evaluar el estado de consciencia de la persona

Es importante verificar cómo se encuentra la persona, ya que dependiendo de su estado de consciencia se deberán tomar las siguientes acciones:

  • Si está consciente, tiene los ojos abiertos y habla: sentarse y conversar con la persona para obtener la máxima información posible sobre lo que ocurrió;
  • Si está inconsciente pero respirando: colocar de lado para evitar que se asfixie en caso de vómito;
  • Si está inconsciente y no respira: iniciar masaje cardíaco, realizando compresiones en el tórax (RCP). Vea cómo aplicar esta técnica.

Además de esto, se debe mantener a la persona cálida y cómo, buscando tranquilizarla con frases de apoyo y atención.

Qué no se debe realizar

La ingesta de un detergente puede ser peligrosa y causar envenenamiento, y para no agravar la situación no se debe: provocar el vómito, darle de comer a la persona porque puede provocar asfixia y no administrar ningún tipo de medicamento o producto natural, porque puede interactuar con el detergente.

Esto se puede aplicar cuando hay ingesta de cloro, lejía, gasolina, alcohol o pesticidas, por ejemplo, que son productos tóxicos que causan envenenamiento.

Qué síntomas pueden surgir

Después de la ingestión de un detergente puede surgir:

  • Aliento con olor extraño;
  • Mucha salivación o espuma en la boca;
  • Dolor de abdomen, náuseas y diarrea;
  • Vómitos con sangre;
  • Dificultad en respirar; ​
  • Cara, labios y uñas azuladas y pálidas;
  • Frio y transpiración;
  • Agitación;
  • Somnolencia y apatía;
  • Delirios con conversaciones sin sentido y comportamientos extraños;
  • Desmayo.

En el caso de los niños, cuando no se le ha visto ingerir el detergente, pero presenta algunos de estos síntomas y encuentra el recipiente abierto, se debe buscar ayuda medica de inmediato.

Cómo se realiza el tratamiento en el hospital

El tratamiento médico va depender del detergente ingerido, de la cantidad del producto y de los síntomas manifestados. Sin embargo, es normal que la persona este conectado a varios aparatos médicos, para medir la frecuencia cardiaca y respiratoria, la presión sanguínea, la cantidad de oxígeno y el funcionamiento del corazón y, en algunos casos, es necesario mantenerse hospitalizado durante algunos días para verificar que el estado de salud no se agrave.

Además de esto, durante el tratamiento el médico puede recomendar:

  • Medicamentos para evitar el vómito, como metoclopramida o carbón activado;
  • Lavado estomacal para eliminar el producto tóxico;
  • Administrar aceite de ricino, que ayuda a retardar la absorción del detergente;
  • Sueroterapia por vía intravenosa para mantener el equilibrio de agua y electrolitos;
  • Usar máscara de oxígeno para ayudar a respirar mejor o usar otros aparatos para conseguir respirar.

En algunos casos puede ser necesario la ingesta de medicamentos para tratar las convulsiones como diazepam, por ejemplo, o medicamentos para mantener los latidos del corazón estables.

Como prevenir la ingestión de líquidos tóxicos

Para evitar que un niño ingiera detergentes u otro producto tóxicos, como gasolina o alcohol, se debe:

  • Mantener las etiquetas de los recipientes;
  • No utilizar cajas vacías para guardar productos tóxicos;
  • No colocar los líquidos de limpieza en depósitos de comida;
  • Guardar los productos químicos en armarios altos y cerrados;
  • No colocar detergentes próximos a bebidas o comida;
  • Usar siempre que sea posible recipientes con cerradura de seguridad.

Manteniendo estos cuidados las posibilidades de que un niño ingiera productos tóxicos es menor.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...