Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo preparar los senos para la lactancia

Durante el embarazo, los senos se preparan naturalmente para la lactancia, después del desarrollo de los conductos mamarios y de las células productoras de leche, además de una mayor irrigación sanguínea en la zona, haciendo que los senos crezcan a los largo de la gestación.

A pesar de ser un proceso natural, es importante que la embarazada también prepare el seno para amamantar, adoptando algunos cuidados durante todo el embarazo que ayudan a evitar problemas, como las grietas o fisuras en el pezón. Preparar los pezones, haciéndolos más salientes para la lactancia también ayuda.

Cómo preparar los senos para la lactancia

De esta forma, para preparar el seno para la lactancia, la gestante debe:

1. Lavar el seno sólo con agua

Los senos y los pezones deben lavarse sólo con agua, sin usar jabones o cremas. Los pezones tienen una hidratación natural que deben mantener durante el embarazo, por eso, cuando se utilizan jabones o cremas, esta hidratación se elimina, aumentando el riesgo de grietas en los pezones.

Un consejo para mantener los pezones hidratados y evitar grietas, es usar la misma leche como hidratante después de la lactancia.

2. ​Utilizar un sostén adecuado

Durante el embarazo, la gestante debe usar un sostén que sea cómodo, de algodón, tenga tirante altos y un buen sostén. Además, es importante que no tenga varillas para no lastimar los senos, que tenga cierre para ir ajustando el tamaño y que los senos queden totalmente dentro del sostén. El sostén de lactancia puede usarse a partir del tercer trimestre para que la embarazada se acostumbre y sepa cómo utilizarlo antes de utilizarlo por primera vez.

3. Exponer los pezones al sol todos los días

Se recomienda que la gestante tome 15 minutos de sol al día en los pezones, pero sólo hasta las 10 de la mañana o después de las 4 de la tarde, ya que esto ayuda a prevenir las grietas y fisuras en los pezones, que se vuelven más resistentes. Antes de tomar el sol, la embarazada debe colocar un filtro solar en los senos, excepto en las areolas y los pezones.

Para las embarazadas que no pueden tomar el sol, pueden usar una lámpara de 40W a 30 cm de distancia de los pezones como alternativa al sol.

4. Masajear los senos

Los senos deben masajearse 1 o 2 veces al día, a partir del 4º mes de gestación, para hacer los pezones más salientes y para facilitar la toma del bebé y la succión de la leche.

Para hacer el masaje, la embarazada debe sostener uno de los senos con ambas manos, una en cada lado, y hacer presión hasta el pezón, alrededor de 5 veces, y luego repetir, pero con una mano arriba y otra abajo.

5. Ventilar los pezones

Es importante ventilar los pezones varias veces al día, ya que esto permite que la piel respire, previniendo el surgimiento de fisuras o infusiones fúngicas. Conozca los cuidados en los senos durante el embarazo.

6. Estimular los pezones invertidos

Las embarazadas pueden tener los pezones invertidos, es decir, volteados hacia dentro, ya sea desde el nacimiento o pueden quedarse así con la gestación y el crecimiento de los senos.

De esta forma, los pezones invertidos deben estimularse durante el embarazo para que queden volteados hacia afuera, facilitando la lactancia. Para estimularlos, la gestante puede utilizar una jeringa, y posteriormente hacer un masaje en círculos sobre los pezones.

Otras opciones son los correctores de pezones, como el Sacapezon para pezones planos de la marca Avent, o las conchas de base rígida para la preparación del pezón que se pueden comprar en farmacias o supermercados.

Otros cuidados con los senos

Otros cuidados que la gestante debe tener con los senos incluyen:

  • No usar pomadas, cremas hidratantes u otros productos en la areola o pezón;
  • No frotar los pezones con una esponja o toalla;
  • No extraer la leche con las manos o una bomba, que puede salir antes del parto.

Estos cuidados deben mantenerse durante todo el embarazo, ya que previenen posibles lesiones en los pezones. Conozca más sobre cómo solucionar los problemas más comunes durante la lactancia.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje