Paniculitis: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La paniculitis es una inflamación en la capa de grasa localizada debajo de la piel, que puede causar síntomas como placas o nódulos rojos y adoloridos en el rostro, piernas, pies o brazos, además de fiebre y malestar.

La paniculitis puede surgir debido a infecciones como neumonía, tuberculosis o enfermedades inflamatorias como sarcoidosis, lupus, enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa, por ejemplo.

Ante la presencia de síntomas que puedan indicar paniculitis, se recomienda consultar a un médico general, dermatólogo o reumatólogo para que se evalúen los signos y síntomas presentados y se indique el tratamiento adecuado.

Imagem ilustrativa número 1

Sintomas de paniculitis

Los principales síntomas de paniculitis son:

  • Placas o nódulos duros y que causan dolor en la cara, brazos, pecho, piernas, barriga o pies;
  • Enrojecimiento en la zona de las lesiones;
  • Fiebre;
  • Cansancio;
  • Malestar;
  • Náuseas;
  • Dolor en el abdomen;
  • Vómitos;
  • Dolor en los músculos y articulaciones;
  • Pérdida de peso.

Los nódulos característicos de la paniculitis tienden a desaparecer después de algunos meses o años, pero en algunos casos puede regresar. Al desaparecer, estos nódulos puede dejar una marca, mancha o hinchazón permanente en la piel.

Tipos de paniculitis

De acuerdo a la localización, la paniculitis se clasifica en:

1. Paniculitis septal

Este tipo de paniculitis es una inflamación que se produce en los tejidos que separan lo lóbulos de grasa e incluye principalmente la tromboflebitis superficial. Además, se puede observar en la esclerodermia, enfermedad de Behçet y vasculitis leucocitoplasmática, por ejemplo.

2. Paniculitis lobular

La paniculitis lobular se produce en lo lóbulos de grasa e incluye eritema nudoso leproso, vasculitis nodular paniculitis pancreática, paniculitis lúpica y paniculitis mesentérica, que es un tipo de inflamación en el tejido adiposo del mesenterio, que es el órgano responsable de mantener los intestinos fijos en la pared del abdomen.

Causas de paniculitis

Las principales causas de paniculitis son:

  • Enfermedades infecciosas, como neumonía, tuberculosis y hepatitis viral;
  • Enfermedades inflamatorias, como lupus, enfermedad de Crohn, diabetes, reumatismo y colitis ulcerativa;
  • Lesiones, por ejercicio intenso e inyecciones en la capa de grasa de la piel;
  • Medicamentos, como antibióticos, yodo, bromuro y grandes dosis de corticoides;
  • Deficiencia de alfa-1-antitripsina, que es una alteración genética que causa enfermedades en los pulmones y en el hígado.

Además, la paniculitis también puede surgir debido a la exposición a bajas temperaturas, enfermedades en el páncreas o algunos tipos de cáncer como leucemia y linfoma.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de la paniculitis debe ser realizado por un médico general, dermatólogo o reumatólogo, que realizará un examen físico para evaluar las características y localización de los nódulos, así como los signos y síntomas presentados.

Para confirmar el diagnóstico, el médico también puede solicitar la realización de radiografías de tórax, examen de sangre para evaluar los niveles de alfa-1-antitripsina y biopsia de la lesión, que es un examen que analiza los tejidos obtenidos en la muestra. Vea cómo se realiza una biopsia.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la paniculitis debe indicarse por el médico y puede incluir:

  • Interrumpir el uso de medicamentos que pueden estar causando esta condición;
  • Medicamentos antiinflamatorios, como ibuprofeno, diclofenaco o aspirina, para combatir la inflamación y aliviar el dolor;
  • Corticoides orales o inyectables, como prednisona, hidrocortisona y prednisolona;
  • Cirugías para retirar algunas lesiones.

Además, el médico también puede recomendar reposo, elevación del área afectada y el uso de medias de compresión, que ayudan a aliviar los síntomas de la paniculitis.