El Mycoplasma genitalium es una bacteria que infecta el sistema reproductivo, tanto masculino como femenino, causando una inflamación persistente en el útero de las mujeres y en la uretra de los hombres, que a su vez genera síntomas como dolor al orinar y al tener relaciones sexuales. El Mycoplasma genitalium se contagia de una persona a otra, motivo por el cual es considerada como una infección de transmisión sexual (ITS).

Esta bacteria se identifica a través de un examen de orina o del análisis de las secreciones del pene o del útero. El tratamiento suele realizarse con el uso de antibióticos y debe iniciarse tan pronto como se diagnostique la enfermedad, ya que puede generar problemas como infertilidad e inflamación en la próstata, por ejemplo.

Principales síntomas

Los principales síntomas causados por la infección por el Mycoplasma genitalium son:

  • Presencia de flujo acuoso en el pene;
  • Sangrado fuera del período menstrual, normalmente después del contacto íntimo y flujo vaginal con olor fuerte;
  • Dolor y ardor al orinar;
  • Dolor al tener relaciones íntimas;
  • Dolor en la región de la pelvis, generalmente alrededor del ombligo;
  • Fiebre.

Esta ITS puede cursar de forma asintomática, es decir, sin síntomas, por lo que es posible tenerla y no saberlo, haciendo con que su diagnóstico sea más difícil. 

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico de Mycoplasma genitalium es realizado por el ginecólogo en el caso de las mujeres y por el urólogo en el caso de los hombres. En primer lugar, el médico realiza una historia clínica donde evalúa los antecedentes médicos, familiares, los hábitos de vida y cuáles son los síntomas que la persona presenta, además de llevar a cabo una exploración de la región.

Asimismo, para confirmar la presencia de la bacteria, el médico también suele solicitar un análisis de las secreciones presentes en la vagina o en el pene o un urocultivo. En caso de confirmarse la bacteria, se podrá observar en los resultados "positivo para Mycoplasma sp.", que significa que hay una infección por cualquier tipo de Mycoplasma.

Es importante recordar que los síntomas como dolor al orinar o al tener relaciones íntimas también pueden indicar la presencia de otras infecciones de transmisión sexual, como la clamidia, resaltando de esta forma la importancia de acudir al médico. Vea más sobre otras infecciones de transmisión sexual.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento por esta infección puede ser un poco complicado, ya que la bacteria suele ser resistente a los medicamentos, limitando sus opciones de tratamiento. Por lo general, el médico indica como primera opción el uso de antibióticos como la Azitromicina. En los casos donde este no funcione, el médico puede indicar otros antibióticos como Moxifloxacino, por ejemplo.

El tratamiento debe ser realizado tanto por la persona infectada como por su compañero. Durante el tratamiento, se debe evitar el contacto íntimo para evitar que ocurra una nueva reinfección.

Complicaciones del Mycoplasma genitalium

En hombres la infección por Mycoplasma genitalium normalmente causa inflamación de la uretra, que es el canal por donde pasa la orina, pudiendo ocasionar una uretritis. Sin embargo, cuando no se trata la infección se puede agravar causando inflamación en los testículos y en las próstata. 

En el caso de las mujeres, esta infección también puede causar una uretritis, además de inflamación del útero y del cuello uterino, que cuando no es tratada a tiempo, aumenta el riesgo de que se desarrolla una enfermedad inflamatoria pélvica e infertilidad. En el caso en que la infección se de en una mujer embarazada, puede aumentar el riesgo de sufrir un parto prematuro. Conozca 10 principales causas de dolor pélvico.

Cómo se puede prevenir 

Al igual que cualquiera de las ITS, para evitar el contagio por el Mycoplasma genitalium, se debe mantener relaciones sexuales con el uso de preservativo, ya sea vaginal, anal u oral, ya que el contacto con las secreciones puede transmitir la enfermedad. Vea cómo colocarse el condón correctamente.

¿Fue útil esta información?

Actualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, en junio de 2022.
Equipo editorial constituido por médicos y profesionales de salud de diversas áreas como enfermería, nutrición, fisioterapia, análisis clínicos y farmacia.