Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Miasis cutánea forunculoide (Larvas en la piel): síntomas y tratamiento

La miasis cutánea forunculoide es una enfermedad que surge cuando la larva de la mosca de la especie Dermatobium hominis penetra la piel, permaneciendo en el tejido y causando la aparición de una herida con pus y que causa mucho dolor. Esta mosca es de color grisácea con líneas negras en el tórax y con la barriga color azul metálico, y consigue penetrar la piel de la persona a través de una herida o no.

Estas moscas suelen encontrarse en lugares húmedos y con montañas y suele encontrarse desde México hasta Argentina, siendo importante su control en todos estos países de América Latina. Es importante acudir al médico si nota la presencia de cualquier signo que indique la presencia de estas larvas, debido a que debe ser extraída lo más pronto posible para evitar que ocurran más infecciones que puedan complicar el estado de salud de la persona.

Herida en la piel provocada por la larva
Herida en la piel provocada por la larva
Larva de la mosca que se encuentra por debajo de la piel
Larva de la mosca que se encuentra por debajo de la piel

Principales signos y síntomas

Después de la deposición de los huevos por la mosca hembra, al cabo de 6 días las larvas salen de los huevos y consiguen penetrar la piel rápidamente, causando la aparición de algunos signos y síntomas, siendo los principales:

  • Formación de heridas en la piel, causando enrojecimiento y ligera hinchazón en la región;
  • Liberación de un líquido amarillento o con sangre, por las heridas en la piel;
  • Sensación de que algo se está moviendo por debajo de la piel;
  • Dolor o comezón en el lugar de la herida.

El diagnóstico de la miasis cutánea en humanos lo realiza el dermatólogo o el infectólogo, a través de la observación de los signos y síntomas que presenta la persona.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento consiste en remover las larvas de la piel, siendo importante que mueran antes de sacarlas, debido a que contienen unas espinas en su cuerpo que se agarran a la piel y que impiden su extracción.

Una de las estrategias para matar y remover la larva es a través de la asfixia, debiendo colocar un adhesivo durante 1 hora en la zona donde se encuentra. A continuación, se debe retirar el adhesivo y verificar si la larva está pegada a él, en caso contrario se debe realizar una pequeña presión en la zona para que salga. Luego de retirar la larva, el médico deberá indicar una pomada antibiótica para evitar que se infecte la herida.

El uso de pinzas para extraer la larva sólo deben utilizarse si al aplicar compresión esta no sale, debiendo ser realizado por un médico para evitar infecciones. En los casos más graves, el médico podrá indicar la realización de una pequeña cirugía donde se haga un corte en la piel que permita retirar la larva, o podría indicar el uso de medicamentos antiparasitarios para matar la larva de la mosca.

Cómo prevenir el contagio

Algunas de las mejores formas para evitar la infección por las larvas de la mosca son:

  • Cerrar ventanas y puertas después del anochecer;
  • Colocar redes o una malla en las ventanas;
  • Evitar tener comida, basura o líquidos acumulados dentro de casa.

Además de esto, se debe utilizar repelente, especialmente en las zonas más afectadas por este tipo de moscas.

Bibliografía >

  • NEVES, David P. Parasitologia Humana. 12 ed. Atheneu, 2011. 423; 428-429.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje