Meralgia parestésica: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La meralgia parestésica es una enfermedad caracterizada por la compresión del nervio vago femoral lateral del muslo, disminuyendo la sensibilidad de esta región, además de dolor y sensación de ardor. Esta enfermedad se manifiesta con más frecuencia en hombres, sin embargo puede ser bastante común en embarazadas, personas obesas o que suelen usar ropa ajustada que comprime el nervio.

El diagnóstico se hace principalmente basado en los síntomas descritos por la persona y el tratamiento se realiza con el objetivo de aliviar los síntomas, siendo recomendado, por ejemplo, la pérdida de peso y el uso de ropa más holgada. La cirugía para descomprimir el nervio sólo está indicada cuando los síntomas persisten y no mejoran con el tratamiento convencional.

Meralgia parestésica: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Principales síntomas 

La meralgia parestésica es relativamente común y se caracteriza principalmente por la sensación de hormigueo o adormecimiento en la parte lateral del muslo, además de dolor y sensación de ardor desde la cadera hasta la rodilla.

Los síntomas generalmente empeoran cuando la persona permanece de pie por mucho tiempo o camina mucho y se alivian cunado la persona se sienta, recuesta o masajea el muslo. A pesar de los síntomas, no hay alteraciones de la fuerza muscular o del movimiento.

Causas de meralgia parestésica

La meralgia parestésica puede suceder debido a cualquier situación que pueda hacer compresión en el nervio del muslo. Así, las principales causas de esta condición son:

  • Sobrepeso u obesidad;
  • Uso de cinturones o ropa muy ajustada;
  • Embarazo;
  • Esclerosis múltiple;
  • Posterior a cirugía de cadera, zona abdominal e inguinal;
  • Síndrome del túnel del carpo, en que hay compresión del nervios periféricos;
  • Golpe directo en el muslo, afectando al nervio.

Además de estas causas, la meralgia parestésica puede producirse cuando se sienta con las piernas cruzadas o durante el ejercicio físico, por ejemplo, causando la sensación de adormecimiento u hormigueo, pero que desaparece al descruzar las piernas o al detener el ejercicio.

Cómo se diagnóstica

El diagnóstico de la meralgia parestésica es principalmente clínico, en el que el médico evalúa los síntomas descritos por la persona. Además, el médico puede solicitar exámenes complementarios para confirmar el diagnóstico y descartar otras enfermedades, como rayos X de la cadera y de la región pélvica, resonancia magnética y la electroneuromiografía, que es capaz de evaluar la conducción de un impulso eléctrico en el nervio y, de esta forma, verificar la actividad del músculo.

Conozca cómo se realiza la electroneuromiografía.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la meralgia parestésica se realiza con el objetivo de aliviar los síntomas, pudiendo hacerse con el uso de analgésicos y antiinflamatorios, por ejemplo. Dependiendo de la causa pueden indicarse medidas específicas como por ejemplo la pérdida de peso, en caso de que la meralgia sea consecuencia de la obesidad, o el uso de ropa holgada, en caso de que sea debido a uso de cinturones o ropa muy ajustada.

También está indicado en personas que tienen meralgia parestésica quem en caso de que permanezcan mucho tiempo de pie, busquen apoyan el pie en algo como un banco bajo, por ejemplo, para descomprimir un poco el nervio y aliviar un poco los síntomas.

Además, puede indicarse la realización de fisioterapia o acupuntura, que se realiza a partir de la aplicación de agujas en puntos específicos del muslo con el objetivo de disminuir la compresión del nervio y aliviar los síntomas. Conozca más sobre qué es la acupuntura y cómo funciona.

En caso de que el tratamiento con fisioterapia, acupuntura o medicamentos no sean suficientes o en caso de que el dolor sea muy intenso, está indicada la realización de cirugía para descomprimir el nervio y así mejorar la sensación de adormecimiento, hormigueo y ardor.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: