Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Megacolon: Principales tipos y cómo identificar

El megacolon es una dilatación masiva del intestino grueso, acompañada de dificultad para eliminar heces y gases, causado por lesiones en las terminaciones nerviosas del intestino que hace con que se pierdan las contracciones y los movimientos intestinales, esto puede generar signos y síntomas como estreñimiento que empeora a lo largo del tiempo, vómitos, hinchazón y dolor abdominal.

Puede ser consecuencia de una enfermedad congénita del bebé conocida como enfermedad de Hirschsprung o puede ser adquirida a lo largo de la vida, debido a la enfermedad del Mal de Chagas, por ejemplo. Otra forma de megacolon ocurre por una inflamación intestinal aguda y grave llamada megacolon tóxico, que suele ser desarrollada por personas con enfermedad inflamatoria intestinal, causando una intensa dilatación del intestino, fiebre, ritmo cardíaco acelerado y riesgo de muerte.

A pesar de no tener cura, el megacolon puede ser tratado de acuerdo a su causa, y consiste en aliviar los síntomas con el uso de laxantes y lavados intestinales o con la realización de una cirugía para extirpar la porción afectada del intestino.

Megacolon: Principales tipos y cómo identificar

Principales signos y síntomas

Debido al compromiso de la capacidad de movimiento intestinal, los signos y síntomas del megacolon incluyen:

  • Constipación intestinal o estreñimiento, que empeora a lo largo del tiempo, y puede llegar hasta la total parada de eliminación de heces y gases;
  • Necesidad de uso de laxantes o lavado intestinal para evacuar;
  • Hinchazón y malestar abdominal;
  • Náuseas y vómitos, que pueden ser graves e incluso eliminar el contenido de las heces.

La intensidad de estos síntomas varía de acuerdo con la gravedad de la enfermedad, por lo que los síntomas pueden notarse durante los primeros días de vida, en el caso del megacolon congénito, o pueden ser evidenciados meses o años después del inicio del cuadro, en el caso del megacolon adquirido, ya que la enfermedad progresa lentamente.

Causas principales

El megacolon puede ocurrir por diversas causas que pueden surgir desde el nacimiento o pueden ser adquiridas a lo largo de la vida. Las causas más comunes son:

1. Megacolon congénito

Esta alteración conocida como enfermedad de Hirschsprung es una enfermedad que ya nace con el bebé, debido a una deficiencia o ausencia de fibras nerviosas en el intestino, que impide su funcionamiento adecuado para la eliminación de las heces, que se quedan acumuladas y causan síntomas.

Esta enfermedad es rara y es causada por alteraciones genéticas, los síntomas pueden surgir en las primeras horas de haber nacido o días después. Sin embargo, si las alteraciones y los síntomas son leves, puede demorar semanas o meses en identificarse correctamente la enfermedad y en estos casos es común que el bebé tenga un retraso en el crecimiento, debido a que hay una menor capacidad de absorción de los nutrientes de los alimentos.  

Cómo confirmar: el diagnóstico del megacolon congénito se realiza por la observación de los síntomas del niño por el médico, realización del examen físico, además de solicitar exámenes como rayos X del abdomen, enema opaco, manometría anorrectal y biopsia recta que permitan confirmar la enfermedad. 

Cómo tratar: inicialmente, puede tratarse con un cirugía temporaria donde realizan una colostomía para permitir la eliminación de las heces por el bebé a través de una pequeña bolsa que queda colgada en la barriga. En seguida, se programa una cirugía definitiva alrededor de los 10 a 11 meses de edad extirpando la parte intestinal perjudicada y volviendo a restaurar el tránsito intestinal.

Megacolon: Principales tipos y cómo identificar

2. Megacolon adquirido

La principal causa del megacolon adquirido es la enfermedad del Mal de Chagas, situación conocida por megacolon chagásico que ocurre por lesiones en las terminaciones nerviosas intestinales provocadas debido a la infección por el protozoario Trypanosoma cruzi. Sin embargo, existen otras causas como salmonella, shigella, campylobacter, entre otras.

Otras causas de dilatación y paro de funcionamiento intestinal que son adquiridas a lo largo de la vida son:

  • Parálisis cerebral;
  • Neuropatía diabética;
  • Lesiones de la médula espinal;
  • Enfermedades endocrinas como hipotiroidismo inicialmente, feocromocitoma o porfiria;
  • Alteraciones en los electrolitos de la sangre como deficiencias de potasio, sodio y cloro;
  • Enfermedades sistémicas como esclerodermia o amiloidosis;
  • Cicatrices intestinales, causadas por radioterapia o isquemia intestinal;
  • Uso crónico de medicamentos como antiespasmódicos, colinérgicos o laxantes.

El megacolon también puede ser del tipo funcional en que no se sabe la causa exacta pero que probablemente se origina debido a una constipación intestinal crónica, grave y que no es correctamente tratada y empeora a lo largo del tiempo.

Cómo confirmar: para diagnosticar el megacolon adquirido es necesario una evaluación del gastroenterólogo o coloproctólogo, que analizará los antecedentes médicos y realizará un examen físico, además de solicitar exámenes un rayos X abdominal. enema opaco y en casos de que existan dudas sobre la causa de la enfermedad, es posible que el médico pida una biopsia intestinal, permitiendo la confirmación. 

Cómo tratar: el tratamiento se realiza para permitir la eliminación de las heces y gases por el intestino, inicialmente puede realizarse con la ayuda de lactantes como Lactulosa, por ejemplo y lavados intestinales, sin embargo, cuando los síntomas son intensos y hay poca mejoría, el coloproctólogo programa una cirugía para retirar la parte afectada del intestino. 

3. Megacolon tóxico 

El megacolon tóxico es una complicación aguda y grave de algún tipo de inflamación intestinal, principalmente causada por personas que poseen enfermedad de Crohn o rectocolitis ulcerativa, aunque puede estar asociada a cualquier tipo de colitis, ya sea debido a una torsión intestinal, diverticulitis, isquemia intestinal o una obstrucción por cáncer de colon.

Durante un cuadro de magacolon tóxico, hay una intensa dilatación del intestino que tiene evolución rápida, grave y que causa riesgo de muerte, debido al proceso inflamatorio intenso que ocurre en el organismo. Además de esto, surgen señales y síntomas como fiebre superior a 38,5ºC, frecuencia cardíaca por encima de 120 latidos por minuto, exceso de glóbulos blancos en la circulación sanguínea, anemia, deshidratación, confusión mental, alteración de los electrolitos de la sangre y caída de la presión arterial.

Cómo confirmar: la confirmación del megacolon tóxico se realiza por la evaluación del médico a través de un análisis de rayos X abdominal, el cual evidencia una dilatación intestinal mayor a 6 cm de diámetro, examen físico y señales y síntomas clínicos.

Cómo tratar: el tratamiento se realiza para controlar los síntomas, reponer los electrolitos sanguíneos, el uso de antibióticos y otros medicamentos para disminuir la inflamación intestinal como corticoides y antiinflamatorios. Sin embargo, en caso que la enfermedad continúe empeorando, puede ser necesaria una cirugía para la extirpación total del intestino grueso, de manera de eliminar el foco de la inflamación y permitir la recuperación de la persona afectada.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar