Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la lepra, síntomas y tratamiento

La lepra, también llamada enfermedad de Hansen o Hanseniasis, es una enfermedad dela piel causada por la bacteria Mycobacterium leprae caracterizada por la aparición de manchas blanquecinas en la piel y la afectación de los nervios periféricos, lo que disminuye la sensibilidad de la persona al dolor, el tacto y el calor, por ejemplo.

Las partes del cuerpo más afectadas son los ojos, las manos y los pies, pero las heridas también pueden afectar la cara, orejas, nalgas, brazos, piernas y espalda y la transmisión ocurre por contacto con las secreciones de la persona contagiada.

La lepra tiene cura cuando el tratamiento se realiza bajo la orientación del médico, respetando la dosis y el tiempo de tratamiento, y se realiza con el uso de antibióticos. 

Qué es la lepra, síntomas y tratamiento

Signos y síntomas de la lepra

El primero y principal síntoma de la lepra es la aparición de manchas redondas, pero son más claras que la piel y se puede esparcir por el cuerpo. Estas manchas pueden afectar las cejas y las pestañas y algunas veces pueden enrojecerse.

Donde se encuentra la mancha se produce una pérdida de sensibilidad, por lo que no causan dolor, siendo esta la principal diferencia con otras enfermedades de la piel, debido a que la persona deja de sentir las diferencias de temperatura y de presión en esta región, pudiendo lastimarse gravemente sin notarlo. 

Las manchas en la piel y la pérdida de la sensibilidad ocurren debido a la inflamación de los nervios de aquella región, pudiendo surgir otros síntomas como:

  • Hinchazón de la región;
  • Pérdida de la fuerza en los músculos inervados por estos nervios afectados, principalmente en los ojos, brazos y piernas;
  • Pérdida de la capacidad de sudar;
  • Piel reseca;
  • Pérdida de sensibilidad y entumecimiento;
  • Lesiones y heridas en la planta de los pies;
  • Lesiones en la nariz;
  • Las lesiones en los ojos pueden causar ceguera;
  • Parálisis de los brazos o piernas;
  • Impotencia y esterilidad, pues la infección puede reducir tanto la cantidad de testosterona como la cantidad de espermatozoides producidos por los testículos.

Los síntomas de la lepra pueden tardar años en aparecer, ya que dependerá de la respuesta inmune de la persona, y el período de incubación varía de 6 meses a 5 años.

Cómo saber si es lepra

El diagnóstico de la lepra se realiza a través de la observación de las manchas en la piel y de los síntomas presentados por la persona. Normalmente el médico realiza algunas pruebas de sensibilidad en la región, además de verificar si hay algún tipo de deformidad en los ojos, manos, pies y cara, por ejemplo, ya que puede ocurrir debido a que la piel se pone más gruesa en algunos tipos de lepra, especialmente si el tratamiento no se ha realizado correctamente.

Además, el médico podrá realizar un pequeño raspado en las heridas y tomar esta muestra para enviarla al laboratorio, para que se realice un análisis para identificar la bacteria que está causando la lepra.

Qué es la lepra, síntomas y tratamiento

¿La Lepra es contagiosa?

La lepra es una enfermedad altamente contagiosa, pudiendo ser transmitida de una persona a otra a través de las vías respiratorias, siendo la saliva el principal medio de transmisión. Por esto, se recomienda que la persona con lepra evita hablar, besar, toser o estornudar muy cerca de otras personas, mientras inicia el tratamiento. 

El individuo puede contagiarse con el bacilo de la lepra y sólo se manifiestan los síntomas mucho años después. El contacto a través del tacto con el individuo no representa un alto riesgo de contagio, y alrededor del 90% de la población posee una defensa natural contra esa enfermedad, por lo que la forma en que la enfermedad se manifiesta también depende de la genética de cada persona.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento de la lepra se realiza con el uso de antibióticos, los cuales deben iniciarse apenas surjan los primeros síntomas, manteniéndolos durante algunos meses, debiendo realizarse en el centro de salud o en el centro de tratamiento de referencia, generalmente 1 vez por mes, según la orientación del médico en cuanto al medicamento a ser utilizado y la dosis.

Los antibióticos pueden interrumpir la evolución de la lepra y curar la enfermedad, pero para que se logre la cura total, es posible que el tratamiento deba mantenerse por largos períodos, que varían entre 6 meses y 2 años, porque la eliminación completa del bacilo es difícil de lograr. 

Em algunos casos, pueden ocurrir complicaciones y deformidades que pueden causar la dificultad para trabajar, perjudicando la vida social y afectando psicológicamente al individuo. 

Algunas personas pueden curarse por si solas, sin ningún tipo de tratamiento y después de iniciar el uso de los antibióticos, en 4 días aproximadamente, la enfermedad deja de ser contagiosa y es posible que la persona pueda tener un contacto normal con otras personas.

El tratamiento acaba cuando se logra curar la enfermedad, lo que por lo general ocurre cuando el individuo ingiere por lo menos 12 veces el medicamento indicado por el médico. Sin embargo, en los casos más graves, cuando hay complicaciones debido al surgimiento de deformidades, es posible que sea necesario realizar fisioterapia o realizar una cirugía.

Personas que poseen lepra multibacilar, como poseen muchas heridas en la piel, la recuperación puede ser mucho más lenta, por lo que es necesario mantener el tratamiento por lo menos durante 2 años. 

Los efectos secundarios de los medicamentos para la lepra pueden incluir enrojecimiento en la cara y cuello, comezón y pequeñas manchas rojas elevadas en la piel, disminución del apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, color amarillento en la piel y los ojos, sangrados en las fosas nasales, sangrado en las encías o uterino, anemia, temblores, fiebre, escalofríos, dolor en los huesos, coloración rojiza en la orina y catarro rosado.

Cómo tratar la lepra en el embarazo

Como el embarazo disminuye el sistema inmune de las mujeres, en algunos casos, es durante el embarazo que surgen las primeras signos de la lepra. El tratamiento de la lepra en el embarazo se realiza con los mismos antibióticos, debiendo ser prescritos por el médico. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje