Hiponatremia: qué es, principales causas y tratamiento

Revisión clínica: Marcela Lemos
Biomédica
mayo 2020

La hiponatremia es la disminución de la cantidad de sodio en relación con el agua, que en el examen de sangre se ve reflejado con valores por debajo de 135 mEq/L. Esta alteración es peligrosa, pues mientras menor sea el nivel de sodio en la sangre, mayor será la gravedad de los síntomas, pudiendo haber edema cerebral, crisis convulsivas y, en ciertos casos, coma. 

La disminución de sodio en la sangre es más común en pacientes hospitalizados, por esta razón, deben realizarse exámenes de sangre de forma regular. El tratamiento de la hiponatremia es realizado por medio de la reposición de la cantidad de sodio en la sangre a través de la administración de suero, que debe ser prescrito por el médico en la cantidad necesaria y de acuerdo con cada caso específico. 

Imagem ilustrativa número 1

Qué puede causar hiponatremia

La disminución de la concentración de sodio en la sangre aparece por cualquier enfermedad que ocasione la reducción de la cantidad de agua eliminada por el cuerpo, o cuando el agua se acumula en mayor cantidad en la sangre, de forma que el sodio se diluye. 

La vasopresina, también llamada antidiurética, es la hormona responsable por la regulación de la cantidad de agua en el cuerpo, siendo liberada por la hipófisis cuando hay un bajo volumen sanguíneo, baja presión arterial o cuando existe gran cantidad de sodio circulante. No obstante, en ciertas situaciones puede haber un trastorno en la cantidad de vasopresina producida, originando la hiponatremia. Por lo tanto, algunas de las causas principales de la hiponatremia son:

  • Exceso de azúcar en la sangre, que ocurre en la diabetes;
  • Vómitos o diarrea, que causan tanto hiponatremia como hipernatremia;
  • Enfermedades que generan acumulación de líquido en el cuerpo, como insuficiencia cardíaca, cirrosis hepática, hipotiroidismo grave e insuficiencia renal crónica;
  • Enfermedades y situaciones que producen exceso de vasopresina;
  • Uso de medicamentos que favorecen a la retención de agua, como ciertos antiinflamatorios;
  • Realización de ejercicio en exceso, como en maratones, lo que estimula al cuerpo a producir la hormona antidiurética, además del consumo de más agua;
  • Uso de drogas como el éxtasis;
  • Consumo excesivo de líquidos, como cerveza, tés e incluso agua. 

Beber muchos líquidos al punto de causar una hiponatremia puede ocurrir en situaciones psiquiátricas, como la potomanía, en la que se bebe cerveza de forma exagerada; o polidipsia psicógena, en la que la persona bebe más agua de lo necesario.

Para los atletas, lo ideal es no exagerar en la cantidad bebida durante el ejercicio, pues alrededor de 150 ml de agua para cada hora de ejercicio es suficiente. Si se siente más sed, se debe beber otra bebida isotónica, como por ejemplo el Gatorade, que contiene minerales importantes y mantiene el control sanguíneo. 

Principales síntomas

Los signos y los síntomas de la hiponatremia son más graves a medida que la cantidad de sodio disminuye en la sangre. De esta forma, puede haber dolor de cabeza, náuseas, vómitos y somnolencia, por ejemplo. Cuando los niveles son muy bajos, es posible que existan crisis convulsivas, espasmos musculares y coma. 

La hiponatremia que provoca síntomas es considerada una emergencia médica, debiendo ser detectada y tratada lo más rápido posible. 

Cómo diagnosticarla

El diagnóstico de la hiponatremia se realiza midiendo los valores de sodio en la sangre, en el que se determina la concentración menor de 135 mEq/L. Idealmente, los valores de sodio deben estar entre 135 y 145 mEq/L. 

El diagnóstico de la causa es realizado por el médico, que investiga alteraciones a partir de la historia clínica y otros exámenes de sangre, como la evaluación de la función de los riñones, del hígado, de los niveles de glucemia y de la concentración de la sangre y de la orina, que ayudan a determinar el origen de la alteración. 

Cómo es realizado el tratamiento

Para tratar la hiponatremia, el médico debe identificar cuál es la intensidad de los síntomas y si es una alteración aguda o crónica. En la hiponatremia aguda grave o cuando esta provoca síntomas, es realizada la reposición de suero con mayor cantidad de sodio, que es la solución salina hipertónica. 

Esta reposición debe ser calculada cuidadosamente de acuerdo con la necesidad de sodio de cada persona y debe ser realizada de forma lenta, pues la modificación brusca de los niveles de sodio o el exceso de sodio, que es la hipernatremia, también pueden ser prejudiciales para las células cerebrales. 

La hiponatremia crónica también puede ser tratada con solución salina hipertónica o con suero fisiológico y no es necesaria una rápida corrección, pues el cuerpo ya se encuentra adaptado a esta situación. En situaciones leves, otra opción es restringir la cantidad de agua que se bebe durante el día para que la sangre posea un mejor equilibrio de agua y sal. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em mayo de 2020. Revisión clínica por Marcela Lemos - Biomédica, em mayo de 2020.

Bibliografía

  • ROCHA, Paulo N. Hiponatremia: conceitos básicos e abordagem prática. Jornal Brasileiro de Nefrologia. Vol 33. 2 ed; 248-260, 2011
  • MANUAL MSD. Hiponatremia. Disponível em: <https://www.msdmanuals.com/pt-br/profissional/dist%C3%BArbios-end%C3%B3crinos-e-metab%C3%B3licos/dist%C3%BArbios-eletrol%C3%ADticos/hiponatremia>. Acceso en 13 sep 2019
Revisión clínica:
Marcela Lemos
Biomédica
Magister en Microbiología Aplicada, con habilitaciones en Análisis Clínicas y formada por la UFPE en 2017. Registro profesional en el CRBM/ PE 08598.