Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Entienda qué es el Herpes en los Ojos

El herpes que se manifiesta en los ojos, también conocido como herpes ocular, es provocado por el virus del herpes simple tipo I y causa generalmente picazón, enrojecimiento e irritación en el ojo, siendo a menudo los síntomas similares a los de una conjuntivitis. Además de esto, en la mayoría de los casos el herpes ocular sólo aparece en un ojo, siendo posible que aparezca en ambos ojos.

Cuando este tipo de herpes surge es importante mantenerse atento a la aparición de los síntomas, ya que cuando no es tratado este virus puede causar problemas de visión como visión borrosa o incluso ceguera en los casos más graves.

Cómo se transmite el herpes ocular

El herpes ocular se transmite a través del contacto directo con ampollas o úlceras con líquido causadas por el herpes como por ejemplo ampollas del herpes labial. Este virus puede ser transmitido a través de las manos que han estado en contacto directo con las heridas causadas por el virus, que luego entraron en contacto directo con los ojos.

Entienda qué es el Herpes en los Ojos

Principales síntomas del herpes ocular

Los principales síntomas del herpes ocular generalmente son similares a los de una conjuntivitis, y estos son:

  • Sensibilidad a la luz;
  • Sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo;
  • Picazón en el ojo;
  • Enrojecimiento e irritación en el ojo;
  • Presencia de ampollas o úlceras con borde rojizo y líquido en la piel cercana al ojo;
  • Lagrimeo excesivo;
  • Visión borrosa.

Además de los síntomas principales de enrojecimiento e irritación en los ojos, el herpes ocular puede también provocar la aparición de una herida en la córnea, que puede ser rápidamente observada, fiebre y malestar general en las primeras 48 a 72 horas.

Tratamiento del herpes ocular

El tratamiento del herpes ocular se realiza generalmente con medicamentos antivirales como Aciclovir o Valaciclovir en comprimidos o en pomadas, y con analgésicos como Dipirona o Acetaminofén para aliviar el dolor. Además de esto, para complementar el tratamiento, si el médico considera que es necesario puede recetar el uso de compresas húmedas tibias o frías, de pomadas con bacitracina-polimixina para proteger el ojo y de los colirios antibióticos, que ayudarán a prevenir la aparición de infecciones secundarias causadas por bacterias.

Además de esto, el herpes también puede surgir en otros lugares del cuerpo como en la boca o en los órganos genitales, por lo que es importante mantenerse atento al surgimiento de los síntomas. Aprenda a reconocer los síntomas del herpes genital y labial en cómo reconocer los síntomas del herpes.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...