Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Conoce cuáles son los síntomas y el tratamiento de la gastritis nerviosa

La gastritis nerviosa también conocida como dispepsia funcional, es una enfermedad que a pesar de no causar inflamación en el estómago como la gastritis clásica, también provoca síntomas como acidez, ardor, sensación de estómago lleno y surgen debido a problemas emocionales como estrés, ansiedad y nerviosismo.

Este tipo de gastritis tiene cura, y puede ser tratado con cambios en la alimentación y con el uso de medicamentos con efecto antiácido y calmante de la mucosa, que evitan la acidez y el aumento del nerviosismo, sin embargo, hay que recordar que el control emocional es parte esencial del tratamiento.

Principales síntomas

Los síntomas de la gastritis nerviosa son:

  • Dolor de estómago;
  • Saciedad precoz, que muchas veces impide que se termine el plato de comida;
  • Mala digestión, descrita por la sensación de que la comida se mantiene en el estómago por mucho tiempo;
  • Náuseas;
  • Acidez;
  • Eructos frecuentes.

Estos síntomas pueden aparecer en cualquier momento, pero se intensifican en períodos de estrés o ansiedad. Algunos de estos síntomas también pueden estar presentes en otros tipos de gastritis y confundir el diagnóstico de la enfermedad. 

Acidez y dolor de estómagoAcidez y dolor de estómago
Eructos frecuentesEructos frecuentes
Náuseas y vómitosNáuseas y vómitos

Tratamiento de la gastritis nerviosa

En el tratamiento de la gastritis nerviosa se aconseja el uso de medicamentos antiácidos como el Melox y medicamentos que disminuyen la producción de acidez del estómago como el Omeprazol o el Pantoprazol, que deben ser indicados por el médico.

Sin embargo no se recomienda el uso continuo de estos medicamentos, siendo ideal el tratamiento de los problemas emocionales que provocan los síntomas con psicoterapia, técnicas de relajamiento como meditación, además de llevar una alimentación balanceada y realizar actividad física regularmente.

Un buen remedio casero para la gastritis es el té de manzanilla, que debe tomarse de 2 a 3 veces al día para activar su efecto calmante. Otros calmantes naturales son los tés de valeriana, lavanda y flor de maracuyá o parchita.

Dieta para la gastritis nerviosa

Los alimentos indicados para tratar la gastritis nerviosa son aquellos de fácil digestión y que tienen efecto calmante como carnes magras cocidas o a la plancha, pescados, vegetales cocidos y frutas sin la cáscara. Después de una crisis de dolor y malestar, se debe beber bastante agua y retomar la alimentación progresivamente, utilizando aliños naturales y evitando la ingestión de leche. 

Los alimentos que deben ser evitados son aquellos ricos en grasa y los que irritan el estómago, como por ejemplo, carnes rojas, embutidos, tocineta, salchichas, frituras, chocolate, picantes, café y pimienta. Además de esto para prevenir nuevas crisis de gastritis se debe dejar de fumar y se debe evitar el consumo de bebidas alcohólicas, tés industrializados, refrescos y agua con gas. 

Alimentos que deben ser evitados en la gastritisAlimentos que deben ser evitados en la gastritis
Bebidas que deben ser evitadas en la gastritisBebidas que deben ser evitadas en la gastritis

Otros cuidados importantes son no acostarse después de las comidas o recostarse con un almohada en 45º, evitar beber líquidos durante las comidas, comer lentamente, masticar bien los alimentos y comer en sitios tranquilos. 

¿La gastritis nerviosa puede convertirse en cáncer?

La gastritis nerviosa no puede convertirse en cáncer porque en este tipo de gastritis no hay inflamación del estómago. La gastritis nerviosa también se llama dispepsia funcional, ya que cuando se realiza una endoscopia digestiva, que es el examen que se utiliza para diagnosticar la gastritis, no se observa la presencia de úlceras en el estómago, por lo que hace con que esta enfermedad no esté vinculada a una alta probabilidad de desarrollar cáncer.

Más sobre este tema:
Carregando
...