Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Todo sobre Gardnerella vaginalis y cómo tratar

La Gardnerella vaginalis es una bacteria que habita la región íntima femenina, pero que normalmente se encuentra en concentraciones muy bajas, no produciendo ningún tipo de problema o síntoma.

Sin embargo, cuando las concentraciones de Gardnerella aumentan, debido a factores de riesgo como el uso de cigarrillo, lavado vaginal frecuente o múltiples parejas sexuales, puede surgir una infección vaginal, conocida como vaginosis bacteriana o vaginitis de gardnerella.

Esta infección causa síntomas como olor fétido y flujo amarillento, pero puede ser tratado fácilmente con antibióticos recetados por el médico, por lo que se recomienda consultar al ginecólogo siempre que surjan cambios en la región íntima.

Todo sobre Gardnerella vaginalis y cómo tratar

Principales síntomas

Los síntomas más comunes de la infección por Gardnerella vaginalis son:

  • Flujo amarillento o grisáceo;
  • Olor fétido, similar al pez podrido;
  • Picazón o sensación de quemazón en la vagina;
  • Dolor durante el contacto íntimo.

Además, existen casos en que la mujer puede presentar pequeños sangrados, especialmente después del contacto íntimo. En estos casos, el olor fétido puede ser aún más intenso, especialmente si no se ha utilizado el condón.

Cuando surge este tipo de síntomas se aconseja que la mujer vaya al ginecólogo para hacer exámenes como el papanicolau, que ayudan a detectar otras infecciones, como la tricomoniasis o la gonorrea, que tienen síntomas similares, pero que se tratan de forma diferente.

En el hombre, la bacteria también puede causar el surgimiento de síntomas como hinchazón y enrojecimiento en el glande, dolor al orinar o picazón en el pene. Estos casos surgen cuando la mujer está con la infección y tiene una relación desprotegida.

Cómo se contrae la infección

Aún no existe una causa específica para el surgimiento de la infección por Gardnerella vaginalis, sin embargo, factores como tener varios compañeros sexuales, hacer lavados vaginales frecuentes o el uso del cigarrillo, parecen estar relacionados con un aumento del riesgo de tener la infección.

Esta infección no puede ser considerada una enfermedad de transmisión sexual, una vez que también ocurre en las mujeres que aún no han tenido relaciones sexuales.

Para evitar esta infección algunas recomendaciones incluyen mantener una higiene íntima adecuada, utilizar preservativo en todas las reacciones sexuales y evitar usar ropa íntima muy apretada.

Cómo se hace el tratamiento

El tratamiento debe ser siempre orientado por un ginecólogo e incluye el uso de antibióticos como:

  • Metronidazol:
  • Clindamicina;
  • Ampicilina.

Estos medicamentos se deben utilizar entre 5 y 7 días, y se pueden encontrar en forma de comprimidos o como crema vaginal, sin embargo, en el caso de las mujeres embarazadas, el tratamiento se debe hacer preferiblemente con los comprimidos.

Si después de haber cumplido el período de tratamiento, los síntomas no han desaparecido, se debe informar al médico, ya que si continúa sin tratamiento, la infección por Gardnerella vaginalis puede conllevar al surgimiento de complicaciones más graves como infección del útero, de las vías urinarias y, de las trompas de falopio.

¿Te gustó lo que leíste?   
 /  No

Si tienes alguna duda o encontraste algún error escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto.

Enviar Carregando elementos na página
Más sobre este tema:


Carregando
...