Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Frecuencia cardíaca en niños: Valores normales y qué puede alterarla

Los latidos del corazón en el bebé y en el niño son normalmente más rápidos que en los adultos, y esto no representa ningún motivo de preocupación. Algunas situaciones que pueden hacer que el corazón del bebé lata más rápido de lo normal es cuando presenta fiebre, llanto o durante los juegos que requieren algún tipo de esfuerzo.

En todo caso es bueno observar si están presentes otros síntomas como alteración en el color de la piel, mareo, desmayo o respiración fuerte, porque pueden ayudar a identificar lo que está ocurriendo. Es importante que si los padres observan alguno de estos cambios, acudan al pediatra para que realice una evaluación minuciosa de la salud del corazón.

Frecuencia cardíaca en niños: Valores normales y qué puede alterarla

Tabla de frecuencia cardiaca en niños

La tabla a continuación indica las variaciones normales de la frecuencia cardíaca desde recién nacido hasta los 18 años de edad:

EdadVariaciónPromedio normal
Recién nacido  prematuro100 a 180 lat/min130 lat/min
Bebé recién nacido 70 a 170 lat/min120 lat/min
1 mes a los 11 meses:80 a 160 lat/min120 lat/min
1 a los 2 años:80 a 130 lat/min110 lat/min
2 a los 4 años:80 a 120 lat/min100 lat/min
4 a los 6 años:75 a 115 lat/min100 lat/min
6 a los 8 años:70 a 110 lat/min90 lat/min
8 a los 10 años:70 a 110 lat/min90 lat/min
12 a los 17 años:60 a 110 lat/min + 65 lat/min
* lat/min: latidos por minuto.

Los latidos cardíacos pueden alterarse estando por encima o por debajo del valor normal, por lo que se clasifica de la siguiente manera:

  • Taquicardia: cuando la frecuencia cardíaca es más alta que la normal para la edad: por encima de 120 lat/min en los niños, y por encima de 160 lat/min en bebés hasta 1 año de edad;
  • Bradicardia: cuando la frecuencia cardiaca es más baja de lo deseado para la edad: por debajo de 80 lat/min, en los niños y por debajo de 100 lat/min en bebés  hasta 1 año de edad.

Para certificarse de que los latidos cardíacos están alterados en el bebé o en el niño, se debe mantener en reposo durante 5 minutos y después de debe verificar con un medidor de frecuencia cardíaca en la muñeca o en el dedo.  Conozca más detalles sobre cómo medir los latidos cardíacos.

Qué puede alterar la frecuencia cardíaca en los niños

Normalmente los bebés poseen los latidos cardíacos más acelerados que un adulto, siendo esto completamente normal. Sin embargo, existen ciertas situaciones que pueden hacer que la frecuencia cardíaca aumente o disminuya.

Aumento de los latidos del corazón:

Las situaciones más comunes son fiebre y llanto, pero existen otras más graves como falta de oxígeno al cerebro, en caso de fuerte dolor, anemia, algunas enfermedades cardíacas o después de una cirugía cardíaca.

Disminución de los latidos del corazón:

Esta es una situación más rara, pero que puede ocurrir cuando existe alguna alteración congénita en el corazón que afecta el marcapasos cardíaco, hay bloqueos en el sistema de conducción de los impulsos nerviosos, infecciones, apena del sueño, hipoglicemia, hipotiroidismo materno, lupus eritematoso sistémico, sufrimiento fetal, enfermedades del sistema nervioso central del feto o elevación de la presión intracraneal por una hidrocefalia, por ejemplo. 

Frecuencia cardíaca en niños: Valores normales y qué puede alterarla

Qué hacer cuando se altera la frecuencia cardíaca

En muchos casos, el aumento o disminución de los latidos cardíacos en la infancia no son graves y no indican una enfermedad cardíaca que tenga mucho significado, pero al observar que los latidos cardíacos del bebé o del niño están alterados, los padres deben llevarlo al hospital para que sea evaluado. 

En los casos más graves, generalmente están presentes oros síntomas como desmayo, cansancio, palidez, fiebre, tos con flema y alteración del color de la piel que puede parecer más azulada. 

En base a esto los médicos deberán realizar exámenes para identificar lo que el bebé presenta e indicar el tratamiento, el cual podrá ser hecho con la ingesta de medicamentos para combatir la causa de la alteración en la frecuencia cardíaca, o inclusive el médico puede indicar la realización de una cirugía. 

Señales de alerta para acudir al pediatra

El pediatra generalmente evalúa el funcionamiento del corazón después del nacimiento y también en las primeras consultas del bebé, que son realizadas mensuales. Por esto si hay alguna alteración a nivel cardíaco importante, el médico podrá descubrirlo en una consulta de rutina, aunque no estén presentes otros síntomas. 

Pero cuando el bebé o el niño presente los síntomas que se mencionan a continuación, debe acudirse al pediatra lo más pronto posible:

  • El corazón está latiendo mucho más rápido de lo normal;
  • El bebé o el niño está pálido, se desmaya o se está muy débil;
  • El niño dice que el corazón está latiendo muy rápido sin haber hecho ningún esfuerzo, ni actividad física;
  • El bebé o el niño se desmaya, o dice que se siente débil o con mareos.

Estos casos deben ser evaluados siempre por un pediatra, que podrá solicitar exámenes para evaluar el corazón del bebé o del niño como por ejemplo un electrocardiograma. 

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar