Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Espondiloartrosis- Causas, síntomas y tratamiento

La espondiloartrosis, conocida como osteoartritis de la columna o artrosis en la columna, es el desgaste del cartílago de las articulaciones de la columna, que provoca síntomas como dolor y dificultad para mover la espalda, y puede ser producida tanto por cambios de la edad, como por alteraciones genéticas o por realizar movimientos incorrectos con la espalda. 

Los síntomas de la artrosis son diferente en cada persona, con intensidades que varían de leve a fuerte, pudiendo incluso, causar limitaciones para lasa actividades diarias y en el trabajo. Por eso, en algunos casos la artrosis puede ser indicación de baja en el trabajo o de jubilación, pero esto sucede raramente, ya que cuando la persona realiza el tratamiento de forma adecuada, los síntomas acostumbran a ser bien controlados. 

El desgaste puede suceder en cualquier región de la columna, siendo más común en las regiones lumbar y cervical y, a pesar de no tener cura, el tratamiento puede mejorar mucho los síntomas y la calidad de vida de la persona, incluyendo el uso de medicamentos analgésicos, antiinflamatorios, además de opciones de cirugía para casos en que el tratamiento no médico no responde.

Espondiloartrosis- Causas, síntomas y tratamiento

Causas de la espondiloartrosis

La artrosis de la columna tiene influencias genéticas y hereditarias, sin embargo, hay mayor riesgo de desarrollar las alteraciones por:

  • Desgaste natural de las articulaciones de la columna debido a la edad;
  • Movimientos repetitivos e incorrectos como cargar objetos pesados en la posición equivocada;
  • Exceso de ejercicio físico;
  • Golpes en la columna causados por traumatismos y accidentes.

De esta forma, es muy importante que la práctica de la actividad física sea orientada por un profesional y que los movimientos repetitivos o de esfuerzo hechos en el trabajo sean realizados con el mantenimiento de una postura correcta, evitando el desarrollo de una artrosis. 

Síntomas principales 

Los cartílagos son importantes para amortiguar el impacto y disminuir la fricción entre la extremidades de los huesos, y cuando hay artrosis, puede existir síntomas como:

  • Dolor en la columna que empeora con el movimiento;
  • Dificultad para mover la región debido al dolor;
  • Puede haber sensación de hormigueo o de adormecimiento en el cuello o en los brazos, cuando hay artrosis cervical;
  • Puede haber sensación de hormigueo o de adormecimiento en las piernas cuando hay artrosis lumbar.

Con la intención de recuperación del desgaste óseo por el organismo, pueden también ser formadas pequeñas puntas en sus extremidades, conocidos como pico de loro, que pinzan o aprietan los nervios que pasan en la región como el ciático y causan mucho dolor. 

Además, la compresión de los discos del cartílago de la columna, llamados discos intervertebrales, puede causar el abultamiento hacia fuera de la columna, dando origen a la hernia de disco. 

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de artrosis de la columna se hace a partir de los síntomas presentados y por medio del examen físico realizado por el médico, en conjunto con exámenes de imagen como rayos X de la columna.

En algunos casos, puede ser necesario la realización de una resonancia magnética de la columna para identificar alteraciones como hernia de disco o pequeñas deformidades no vistas en los rayos X.

Espondiloartrosis- Causas, síntomas y tratamiento

Cuál es el tratamiento 

La espondiloartrosis no tiene cura, pero su tratamiento correcto es muy importante para eliminar los síntomas y mejorar la calidad de vida de la persona con medicamentos como:

  • Analgésicos, como Paracetamol o Dipirona, 2 a 4 veces por día, o cuando presente dolor;
  • Opioides, que son analgésicos más potentes como Codeína, Tramadol o incluso Morfina, para casos de dolor moderado a intenso;
  • Sulfato de Glucosamina o Condroitina, que son suplementos alimenticios que pueden ayudar a la regeneración del cartílago;
  • Antiinflamatorios, como Ketoprofeno o Ibuprofeno, en comprimido o pomadas, deben ser utilizados por tiempo limitado, conforme a las indicaciones del médico, ya que su uso continuo puede ser perjudicial a los órganos como estómago y riñones;
  • Anestésicos y corticoides inyectables, llamados infiltraciones o bloqueos, son inyectados dentro de la articulación para un mejor control local del dolor, en casos difíciles.

Estos tratamientos pueden ser llevados a cabo en períodos en que surgen síntomas o pueden tomarse durante toda la vida en aquellas personas con síntomas persistentes, y deben ser orientados por el médico general, ortopedista o reumatólogo.

Opciones de cirugía 

Las cirugías de la columna están indicadas por el ortopedista o neurocirujano en algunos casos en que no hay mejoría de los síntomas con los tratamientos anteriores, debido a su riesgo, aunque sea pequeño, de causar complicaciones, como sangrados, infecciones o lesiones en la columna. 

Estos procedimientos quirúrgicos consisten en radiofrecuencia, cirugía convencional o mínimamente invasiva, desarrollados para corregir deformidades, disminuir los síntomas y hacer con que la persona con esta enfermedad pueda llevar un vida con el mínimo de limitaciones. Conozca los principales cuidados después de una cirugía de columna. 

Tratamiento con fisioterapia

La fisioterapia es un tratamiento muy importante para quien padece artrosis en la columna, puesto que los ejercicios y las manipulaciones hechos por el fisioterapeuta ayudan a disminuir la  inflamación, alinear las articulaciones y fortalecer la musculatura, de forma que hay menos sobrecarga y dolor en la columna.

Practicar actividades físicas también es importante para tonificar los músculos y mantener la estabilidad de las articulaciones. Los mejores tipos de ejercicio son la natación e hidrogimnasia, ya que las actividades en el agua hacen trabajar los músculos con el menor impacto para las articulaciones. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje