Espironolactona: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios

La espironolactona es un medicamento diurético que actúa aumentando la eliminación de agua a través de la orina, se utiliza para reducir la tensión arterial elevada (hipertensión), la hinchazón por acumulación de líquidos (edemas) relacionada con problemas en el funcionamiento del corazón, enfermedades hepáticas o renales, hipopotasemia o en el tratamiento del hiperaldosteronismo.

En algunos casos este medicamento puede ser recetado para el tratamiento del acné y para prevenir la caída del cabello, sin embargo, estas aplicaciones no forman parte de las principales indicaciones de la espironolactona, ni vienen mencionadas en el prospecto del medicamento.

La espironolactona puede conseguirse bajo los nombres comerciales de Aldactone, Vivitar, Nolasque, Urohan, Doxiclat, Espirolan, Drimux A 25, entre otros, pudiendo ser adquiridos en farmacias con receta médica.

Espironolactona: qué es, para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Para qué sirve

La espironolactona está indicada para:

  • Hipertensión esencial;
  • Edema causado por problemas cardíacos, renales o hepáticos;
  • Edema idiopático;
  • Terapia auxiliar en la hipertensión maligna;
  • Hipopotasemia cuando otras medidas son consideradas inadecuadas;
  • Prevención de la hipopotasemia y hipomagnesemia en personas que toman diuréticos.

Además de esto, también es utilizada para el diagnóstico y tratamiento de hiperaldosteronismo.

¿En qué dosis se debe tomar la espironolactona?

 La posología depende del problema tratar:

1. Hipertensión Esencial

La dosis usual es de 50 mg/día a 100 mg/día, que en los casos resistentes o graves puede ser gradualmente aumentada, en intervalos de dos semana, hasta 200 mg/día. El tratamiento debe continuar mínimo dos semanas para garantizar una respuesta adecuada al tratamiento. La dosis debe ser ajustada conforme a lo necesario.

2. Insuficiencia Cardíaca Congestiva

La dosis inicial diaria recomendada es de 100 mg en dosis única o dividida pudiendo variar entre 25 mg y 200 mg diariamente. La dosis habitual de mantenimiento debe determinarse para cada persona.

3. Cirrosis Hepática

Si la relación sodio urinario/potasio urinario es mayor que 1, la dosis usual es de 100 mg/día. Si esta relación es inferior a 1, la dosis recomendada es de 200 mg/día a 400 mg/día. La dosis habitual de mantenimiento debe determinarse para cada persona.

4. Síndrome Nefrótico

La dosis usual en adultos es de 100 mg/día a 200 mg/día.

5. Edema

 La dosis habitual es de 100 mg/día en adultos y de aproximadamente 3,3 mg por Kg de peso administrada en dosis fraccionada. La dosis debe ajustarse en función de la respuesta y la tolerancia de cada persona.

6. Hipopotasemia o hipocalemia/ hipomagnesemia 

Es recomendada una dosis de 25 mg/día a 100 mg/día en el tratamiento de la hipopotasemia y/o hipomagnesemia inducida por diuréticos, cuando los suplementos orales de potasio y/o magnesio no son los adecuados.

7. Tratamiento pre-operatorio del hiperaldosteronismo primario

Cuando el diagnóstico de hiperaldosteronismo esta bien establecido por pruebas definitivas, la espironolactona puede ser administrada en dosis diarias de 100 mg a 400 mg en preparación para la cirugía.

8. Hipertensión Maligna

Solo debe ser usada como terapia auxiliar cuando haya exceso de secreción de aldosterona, hipopotasemia y alcalosis metabólica. La dosis inicial es de 100 mg/día, que puede ser aumentada cuando es necesario en intervalos de dos semanas hasta 400 mg/día.

Mecanismo de acción

La espironolactona es un antagonista específico farmacológico de la aldosterona, la cual actúa mediante un mecanismo competitivo de unión a los receptores en la zona de intercambio de iones sodio y potasio dependientes de la aldosterona, localizados en el túbulo contorneado distal del riñón, esto causa un aumento de la eliminación de sodio y agua y aumento de la retención de potasio.

Posible efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios de la espironolactona incluyen: neoplasma benigno de mama, leucopenia, trombocitopenia, trastornos electrolíticos, alteraciones en la libido, confusión, mareos, trastornos gastrointestinales y náuseas, función hepática anormal, síndrome de Steve-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, erupción al medicamento, caída del cabello, hipertricosis, comezón, urticaria, calambres en las piernas, insuficiencia renal aguda, dolor en las mamas, trastornos menstruales, ginecomastia y malestar.

Contraindicaciones

 La espironolactona no debe ser utilizada por personas con hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, personas con insuficiencia renal aguda, disminución significativa de la función renal, anuria, enfermedad de Addison, hipercalemia o pacientes que poseen un tratamiento con el medicamento llamado eplerenona.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: