Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Distimia: qué es, síntomas, causas y tratamiento

La distimia, también conocida como trastorno distímico o trastorno depresivo persistente, es un tipo de depresión crónica e incapacitante que presenta síntomas leves/moderados como tristeza, sensación de vacío o infelicidad.

Sin embargo, la mayor característica es la irritabilidad diaria durante al menos 2 años seguidos, o 1 año en niños y adolescentes, con algunas crisis depresivas severas a largo del tiempo. En este trastorno, la persona difícilmente sabe decir lo que la llevó a este estado depresivo más pronunciado.

Esta enfermedad puede ser diagnosticada por un psiquiatra en conjunto con un psicólogo por medio del relato de la persona y la observación de los síntomas presentados, y, a partir de ahí, se indicará el tratamiento adecuado, que se puede realizar con el uso de medicamentos antidepresivos y psicoterapia.

Distimia: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Principales signos y síntomas 

Los signos y síntomas de la distimia pueden confundirse con los de otros trastornos psicológicos, y lo que la diferencia es la presencia de mal humor e irritabilidad que no mejora, incluso si la persona tiene momentos en los que sería posible sentir placer o logro personal. Otros signos y síntomas que se pueden observar incluyen los siguientes:

  • Pensamientos negativos recurrentes;
  • Sentimiento de desesperanza;
  • Falta o exceso de apetito;
  • Falta de energía o fatiga;
  • Aislamiento social;
  • Insatisfacción;
  • Insomnio;
  • Llanto fácil;
  • Dificultad para concentrarse.

En ciertas ocasiones puede existir mala digestión, dolor muscular y dolor de cabeza.

Posibles causas 

Las causas de la distimia no se conocen del todo, pero se sospecha que puede estar relacionada con situaciones ambientales, emocionales, traumas, alteraciones hormonales en el cerebro e incluso factores genéticos, como tener más de una persona de la familia afectada por el trastorno.

Asimismo, el temperamento de la persona y las situaciones estresantes del día a día pueden influir y agravar el cuadro de distimia, llevando al desarrollo de una depresión mayor.

Conozca los signos de la depresión mayor y cómo se realiza el tratamiento.

Cómo se realiza el diagnóstico

El diagnóstico debe ser realizado por el psiquiatra o el psicólogo por medio de la observación de los síntomas y los relatos sobre el comportamiento de la persona. Es necesario que el humor depresivo constante esté presente al menos por 2 años.

Debido a que es difícil identificar los síntomas en la distimia, ya que la intensidad de los mismos no es tan grave como en la depresión, y que, además, esta puede confundirse con un trastorno de ansiedad, por ejemplo, el diagnóstico puede ser aún más complicado, haciendo que la persona no reciba temprano el tratamiento.

Distimia: qué es, síntomas, causas y tratamiento

Cómo se realiza el tratamiento 

El tratamiento para la distimia se realiza a través de sesiones de psicoterapia y, en algunos casos, con el uso de medicamentos antidepresivos, como fluoxetina, sertralina, venlafaxina o imipramina, bajo prescripción y orientación del médico psiquiatra, que ayudarán con el trastorno hormonal del cuerpo, en caso de ser necesarios para el tratamiento.

La sesiones de psicoterapia son de gran ayuda en las situaciones de distimia, especialmente la terapia cognitivo-conductual, ya que la persona trabaja para encontrar las circunstancias que desencadenan los síntomas de este trastorno y así estructurar una respuesta emocional adecuada a cada situación, reflexionando sobre las ventajas de afrontar los problemas con pensamientos realistas.

Estilo de vida y remedios caseros 

El cambio en el estilo de vida no sustituye el tratamiento psiquiátrico ni psicológico, pero puede ser un complemento, ya que las acciones de autocuidado y el compromiso de la persona, como seguir el plan de tratamiento propuesto por el profesional, conocer profundamente sobre el trastorno, evitar el consumo de alcohol y de drogas recreativas y realizar prácticas meditativas, presentan excelentes resultados para casos psicológicos, como lo es la distimia.

Además, usar medicamentos caseros como los tés de valeriana, manzanilla, melisa y lavanda, que son calmantes naturales, puede ayudar a reducir los síntomas causados por este trastorno, siendo también una de las alternativas para complementar el tratamiento. No obstante, es importante comunicar al psiquiatra que se tiene la intensión de utilizar tés, y se debe consultar a un fitoterapeuta para que pueda ser indicada la dosis correcta necesaria para obtener el efecto esperado. Vea cómo preparar los tés con propiedades calmantes

Los remedios caseros no sustituyen al tratamiento médico ni psicoterapéutico, por lo que deben ser utilizados solo como complementos.

¿El trastorno distímico tiene cura?

La distimia tiene cura y se puede lograr con el uso de medicamentos antidepresivos prescritos por el psiquiatra y con el seguimiento de un psicólogo. El tratamiento se realiza de forma individual, razón por la cual no es posible estipular un tiempo mínimo o máximo de duración.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...