11 consejos para curar la candidiasis vaginal

Revisión médica: Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
enero 2021

La candidiasis vaginal es una infección causada por el hongo Candida albicans, la cual puede prevenirse con medidas simples como, por ejemplo, mantener una adecuada higiene íntima, usar ropa más holgada o dormir sin ropa interior. 

Esta enfermedad se manifiesta cuando el sistema inmunitario se encuentra debilitado o cuando ocurren alteraciones en el pH de la flora bacteriana de la región vaginal, pudiendo afectar a los órganos genitales y causar comezón, ardor, dolor y flujo grumoso de color blanquecino y con textura de leche cortada. 

En caso de no haber mejoría de los síntomas, la candidiasis puede tratarse con pomadas o medicamentos antimicóticos, de acuerdo con la orientación del médico. 

A continuación, se muestran algunos consejos que ayudan a curar y a prevenir la candidiasis vaginal:

1. No permanecer con ropa mojada

El hongo de la candidiasis crece en ambientes húmedos y calientes, y la región íntima es propicia para el crecimiento de este hongo. Al ir a la playa, la piscina o el sauna o al usar una bañera, es importante cambiarse la ropa interior o el traje de baño lo antes posible para evitar la humedad y el calor en la región íntima y, de esta forma, prevenir la multiplicación de la Candida albicans y el surgimiento de candidiasis

Asimismo, secar la región íntima con una toalla suave al quitarse la ropa mojada, también es fundamental para evitar el crecimiento del hongo de la candidiasis. 

2. Usar ropa interior adecuada

El tipo de material de la ropa interior, como licra, encaje o microfibra, puede causar irritación o alergia y aumento de la transpiración y del calor en la región íntima, lo que puede generar una alteración del pH vaginal y una desregulación de la flora bacteriana, aumentando el riesgo de desarrollar candidiasis. 

Por esta razón, se recomienda el uso de ropa interior de algodón y ropa leve u holgada, pues permiten una mayor ventilación de la piel y disminuyen la transpiración de la zona íntima, lo que torna menos húmeda y caliente la región y, por ende, ayuda a evitar el desarrollo de la candidiasis. 

3. Mantener una higiene íntima adecuada 

Mantener una higiene adecuada de la región íntima ayuda a conservar el equilibrio de la flora vaginal y a evitar la proliferación del hongo de la candidiasis. Lo ideal es usar agua y un jabón de pH neutro y lavar solo la parte externa de la vagina con los dedos y con movimientos suaves. Asimismo, se debe evitar el uso de jabón íntimo, pues puede alterar la flora vaginal y aumentar el riesgo de candidiasis. 

4. Dormir sin ropa interior

Dormir sin ropa interior es una excelente opción para ayudar a prevenir la candidiasis, pues, de esta forma, la región íntima retiene menos calor y está más ventilada y menos húmeda, lo que dificulta la proliferación del hongo responsable por la candidiasis, el cual necesita un ambiente húmedo y caliente para multiplicarse. 

Asimismo, dormir sin ropa interior ayuda a controlar el pH vaginal, reduce el flujo y el exceso de sudor y mejora la circulación sanguínea vaginal.

5. Evitar el uso de desodorante íntimo

El desodorante íntimo es empleado para aumentar la sensación de frescor, pero puede causar irritación y alergia y alterar la flora y el pH vaginal, lo que aumenta el riesgo de desarrollar candidiasis. Además, el uso de desodorante íntimo puede enmascarar el cambio de olor que puede ocurrir en casos de enfermedades como infecciones vaginales, dificultando la identificación de las mismas. 

Lo ideal es evitar el uso del desodorante íntimo o utilizarlo solo en el momento adecuado, en la región de la ingle y en la parte externa de la región íntima.

6. Evitar duchas íntimas

El uso de duchas íntimas, en las cuales se lava dentro del canal vaginal, es relativamente común entre las mujeres, pero puede aumentar el riesgo de desarrollar candidiasis. Esto ocurre debido a que la ducha íntima destruye la flora vaginal, causando un desequilibrio en los hongos y las bacterias presentes de forma natural en la vagina, por lo que aumenta las probabilidades de surgimiento de candidiasis. 

Asimismo, la ducha íntima destruye la mucosa y altera el pH de la vagina, lo que favorece el crecimiento del hongo de la candidiasis. 

7. Evitar toallas sanitarias diarias

Las toallas sanitarias diarias generalmente son usadas para mantener la ropa interior seca y limpia a lo largo del día; sin embargo, el uso diario puede aumentar el calor y la humedad en la región íntima, lo que, a la vez, favorece al crecimiento del hongo que causa la candidiasis. 

Por esta razón, evitar el uso de toallas sanitarias diarias es importante para prevenir el surgimiento de la candidiasis. 

8. Disminuir el consumo de azúcar y carbohidratos 

Los alimentos como pan, queso, chocolate, pasteles y dulces, por ejemplo, deben evitarse o disminuir su consumo cuando se tiene candidiasis, pues aumentan la cantidad de azúcar en la sangre, tornan el cuerpo más ácido y generan un descontrol del pH vaginal, lo que favorece la proliferación de la Candida albicans y dificulta el tratamiento de la candidiasis. 

Por esta razón, se debe evitar el consumo de azúcar y de carbohidratos simples y dar preferencia a alimentos que fortalezcan el sistema inmunitario, como frutas, verduras, pescados y nueces. 

Vea otros consejos en el siguiente video sobre qué comer para combatir la candidiasis:

9. Evitar las toallitas húmedas

Las toallitas húmedas, a pesar de que son muy prácticas, pueden causar irritación o alergia en la región íntima, ocasionando el descontrol del pH vaginal y de la flora bacteriana, lo que puede favorecer la multiplicación del hongo de la candidiasis, razón por la cual debe evitarse su uso. 

10. Lavar la ropa interior correctamente 

Los jabones con colorantes o con perfumes para lavar la ropa interior poseen muchas sustancias químicas que pueden irritar o causar alergias en la región íntima, provocando el desequilibrio del pH y de la flora vaginal, lo que aumenta el riesgo de candidiasis. 

Lavar la ropa interior correctamente, empleando jabón para ropa íntima, no mezclándola con otra ropa en la lavadora y secándola en un ambiente aireado o tendida al sol, también son cuidados importantes para evitar el crecimiento de microorganismos en la ropa interior que pueden causar infecciones vaginales y aumentar el riesgo de candidiasis. 

11. Beber tés que fortalezcan el sistema inmunitario

Una forma de prevenir la candidiasis es fortalecer el sistema inmunitario mediante el uso de plantas medicinales, como la equinácea o el regaliz, por ejemplo, en forma de tés que deben ser tomados regularmente. 

El té de equinácea ayuda a fortalecer el sistema inmunitario por poseer compuestos fenólicos con acción antioxidante y antiinflamatoria, ayudando a mejorar el sistema inmunitario; además, también controla los niveles de azúcar en la sangre, lo que contribuye a la reducción del riesgo de candidiasis y al combate de la misma. Conozca cómo preparar el té de equinácea

Por otra parte, el té de regaliz posee una sustancia denominada licochalcona A que tiene propiedades antimicóticas y actúa combatiendo la multiplicación del hongo de la candidiasis. Asimismo, el té de regaliz tiene acción antioxidante que ayuda a fortalecer el sistema inmunitario y a prevenir la candidiasis. 

Observe en el siguiente video algunos consejos sobre qué comer para fortalecer el sistema inmunitario: 

 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Jean-Erick De Almeida - Odontólogo, em enero de 2021. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em mayo de 2020.

Bibliografía

  • BROWN, Paula N.; et al. Determination of Major Phenolic Compounds in Echinacea spp. Raw Materials and Finished Products by High-Performance Liquid Chromatography with Ultraviolet Detection: Single-Laboratory Validation Matrix Extension. Journal of Association of Official Analytical Chemists International. 94. 5; 1400–1410, 2011
  • LIM, T. K. Glycyrrhiza glabra. Edible Medicinal and Non-Medicinal Plants. 10. 354–457, 2015
Abrir la bibliografía completa
  • MARTINS, Natália; et al. Candidiasis: Predisposing Factors, Prevention, Diagnosis and Alternative Treatment. Mycopathologia. 177. 5-6; 223-240, 2014
  • KESSEL, Katherine Van; et al. Common Complementary and Alternative Therapies for Yeast Vaginitis and Bacterial Vaginosis: A Systematic Review. Obstetrical and Gynecological Survey. 58. 5; 351-358, 2003
  • WATSON, C.J.; et al. Use of complementary and alternative medicine in recurrent vulvovaginal candidiasis—–Results of a practitioner survey. Complementary Therapies in Medicine. 20. 4; 218-221, 2012
  • CENTERS FOR DISEASE CONTROL AND PREVENTION. Vaginal Candidiasis. Disponível em: <https://www.cdc.gov/fungal/diseases/candidiasis/genital/index.html>. Acceso en 13 nov 2020
  • MAYO CLINIC. Yeast infection (vaginal). Disponível em: <https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/yeast-infection/symptoms-causes/syc-20378999#:~:text=To%20reduce%20your%20risk%20of,that%20protect%20you%20from%20infection>. Acceso en 13 nov 2020
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.

Tuasaude no Youtube

  • ¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico?

    04:24 | 7247 visualizações
  • Flujo vaginal: ¿qué significa cada color?

    06:49 | 2880401 visualizações
  • 3 Recetas para Aumentar la Inmunidad

    04:15 | 27501 visualizações
  • Cómo CURAR NATURALMENTE la candidiasis

    06:24 | 959850 visualizações