Requisitos del papanicolau y cómo se hace

El papanicolau es un examen ginecológico que debe ser realizado por las mujeres a partir del inicio de la actividad sexual o por mujeres vírgenes a partir de los 21 años. El objetivo de este examen es detectar las alteraciones y enfermedades asociadas al cuello uterino, como una inflamación, VPH o la presencia de cáncer.

Este examen se realiza en el consultorio médico de forma rápida y simple, y no duele, solamente puede ocasionar un pequeño malestar o presión en el interior de la vagina al momento en el que el médico realiza el raspado de la pared del cuello del útero.

La muestra recogida se coloca en un tubo de ensayo debidamente sellado y es enviado para ser analizado en el laboratorio, obteniendo su resultado al cabo de 10 días aproximadamente.

Requisitos del papanicolau y cómo se hace

Requisitos para realizar el examen

Para asegurarse que el resultado del papanicolau es correcto, es importante no realizarlo durante el período menstrual.

Asimismo, se debe evitar dos días antes del examen tener relaciones sexuales (con o sin preservativo), así como el uso de duchas, productos o medicamentos vaginales, ya que pueden alterar su resultado. 

Para qué sirve

El examen de papanicolau sirve para identificar alteraciones en el útero, las cuales pueden incluir:

  • Infecciones vaginales, como candidiasis;
  • Infecciones de transmisión sexual, como clamidia, tricomoniasis, gonorrea, sífilis o VPH;
  • Cáncer de cuello uterino;
  • Evaluar la salud salud del cuello uterino y la presencia de quistes de Naboth. Vea más sobre estos quistes.

Este examen debe ser realizado por lo menos una vez al año por todas la mujeres que ya iniciaron la vida sexual. En caso de que el examen presente resultados normales 2 años seguidos, la citología puede pasar a realizarse cada 3 años. 

El papanicolau también puede hacerse por mujeres que aún no han iniciado la vida sexual a partir de los 21 años, utilizando material especial y solo bajo la orientación del médico. 

Cómo se hace el examen

Durante el examen, el médico inicialmente observa si existe la presencia de alguna alteración en la parte externa de la vagina y en seguida inicia el papanicolau de la siguiente manera:

  1. Introduce un pequeño instrumento llamado espéculo en la vagina, esto sirve para mantener el canal vaginal abierto y permitir la observación del cuello uterino;
  2. El ginecólogo observa el interior de la vagina y del cuello uterino;
  3. A continuación utiliza una espátula de madera y un cepillo para raspar parte del cuello uterino;
  4. La muestra recolectada es enviada al laboratorio para ser analizada en un laboratorio de anatomía patológica.

Todo el procedimiento dura alrededor de 5 minutos y la mujer debe retirarse la ropa debajo de a cintura, colocarse una bata y acostarse en la camilla colocando los pies sobre unos soportes para que las piernas queden abiertas. En el caso de las mujeres vírgenes, el médico utiliza un material especial que mantiene la virginidad. 

Después de finalizada la consulta la mujer no debe seguir ningún cuidado especial, pudiendo realizar todas sus actividades diarias normalmente. En general, el resultado tarda unos 14 días para estar listo.

Cómo entender los resultados

Los resultados del papanicolau pueden ser:

  • Clase I: el cuello uterino se encuentra normal y saludable;
  • Clase II: presencia de alteraciones benignas en las células, que normalmente son causadas por inflamación vaginal;
  • Clase III: incluye NIC 1, 2, o 3, o LSIL, que significa que existen alteraciones en las células del cuello del útero y el médico podrá solicitar nuevos exámenes para buscar la causa del problema, que puede ser VPH;
  • Clase IV: NIC 3 o HSIL, que indica un probable inicio de cáncer del cuello uterino;
  • Clase V: presencia de cáncer de cuello del útero;
  • Muestra insuficiente: el material obtenido no fue adecuado y el examen no puede ser analizado.

De acuerdo con el resultado, el ginecólogo dirá si es necesario hacer más exámenes y cuál es el tratamiento adecuado. En casos de infección por VPH o alteraciones en las células, el examen debe realizarse otra vez después de 6 meses, y en caso de sospecha de cáncer, debe hacerse una colposcopia. 

Papanicolau en el embarazo

El papanicolau puede realizarse en el embarazo hasta el cuarto mes como máximo, siendo realizado de preferencia en la primera consulta prenatal, en caso de que la no se haya hecho recientemente. Además, el examen es seguro para el bebé, ya que no lesiona el interior del útero ni al feto.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • SMITH, Elizabeth R. et al. New Biological Research and Understanding of Papanicolaou’s Test. Diagn Cytopathol. Vol 46. 6 ed; 507-515, 2018
  • MINISTÉRIO DA SAÚDE. Técnico em Citopatologia. 2012. Disponível em: <http://bvsms.saude.gov.br/bvs/publicacoes/tecnico_citopatologia_caderno_referencia_1.pdf>. Acceso en 25 Feb 2020
Más sobre este tema: