Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo dormir un bebé para que no se despierte durante la noche

Es normal que en los primeros meses de vida, el bebé tarde en dormirse o no duerma toda la noche, lo que suele desgastar mucho a los padres que están acostumbrados a descansar durante la noche.

El número de horas que el bebé debe dormir depende de su edad y de su grado de desarrollo, y se recomienda que el recién nacido duerma entre 16 y 20 horas al día, sin embargo, estas horas tienden a distribuirse en períodos cortos a lo largo del día, ya que el bebé se despierta varias veces para comer.

Para hacer que el bebé duerma toda la noche es importante crear una rutina de sueño, haciendo bromas y abriendo las cortinas cuando sea de día y hablando bajo y tranquilo cuando sea noche, además de darle un baño tibio y hacerle un masaje relajante para calmarlo antes de dormirse. Según los pediatras, el bebé puede comenzar a dormir solo alrededor de los 8 meses, pero esto debe ocurrir gradualmente. Vea algunos pasos para enseñar al bebé a dormirse solo.

Cómo dormir un bebé para que no se despierte durante la noche

Consejos para hacer que el bebé duerma toda la noche

Para hacer que el bebé se duerma toda la noche es necesario tener algunos cuidados como:

1. Crear una rutina para dormir

Para que el bebé se duerma rápido y lo haga por más tiempo es fundamental que aprenda a distinguir entre el día y la noche, para esto los padres deben mantener la casa bien iluminada durante el día y realizar el ruido que harían normalmente, además de jugar con el niño.

Por el contrario, a la hora de dormir es importante preparar la casa, reducir las luces, cerrar las ventanas y disminuir el ruido, así como definir una hora para dormir. Además de esto, también es posible crear una rutina antes de ir a la cama, como por ejemplo: bañarlo, realizarle un masaje de relajación, vestirlo, darle de comer, sacarle los gases y acostarlo a dormir.

2. Acostar al bebé en su cuna

El bebé debe dormir en su cuna o en la cuna de colecho al lado de sus padres, debido a que es más cómodo, seguro y así se acostumbra a su cama logrando dormirse más fácilmente.

Algunos estudios sugieren que cuando el bebé duerme en su cuna pero en la misma habitación que los padres, durante los primeros 6 meses de vida, podría permitir que haya un intercambio de señales sensoriales entre los padres y el bebé haciendo con que sea más fácil identificar cuáles son las necesidades del bebé, mejorando así la calidad del sueño.

3. Crear un ambiente cómodo en el cuarto

A la hora de acostarse, la habitación del bebé no debe estar ni demasiado caliente ni demasiado fría, el ruido y la luz en la habitación deben reducirse apagando la televisión, el celular, la radio o la computadora.

Otro consejo importante es apagar las luces brillantes, cerrando la ventana del dormitorio, sin embargo, puede dejar una luz nocturna de las que enchufan en la toma de corriente para que el niño, si se despierta, no se alarme por la oscuridad.

4. Darle de comer antes de dormir

Otra forma de ayudar al bebé a dormirse rápido y por más tiempo es darle de comer antes de dormir, debido a que hace con que el bebé se sienta lleno y pase más tiempo antes de que sienta hambre nuevamente. Sin embargo, es importante sacarle los gases luego de comer, para evitar cólicos o malestares que puedan interrumpir su sueño.

5. Colocarle una pijama confortable

Cuando el bebé se vaya a dormir, así sea una siesta, lo ideal es colocarle una pijama cómoda, esto permite que el bebé identifique cuál es la ropa que se usa a la hora de ir a dormir.

Para garantizar que la pijama sea cómoda, esta debe ser de algodón, sin botones y sin cintas elásticas, para no lastimar o apretar al niño. También es importante considerar que algunos bebés son más calurosos o friolentos que otros, por este motivo, dependiendo de la estación y del bebé es importante tomar esto en cuenta para que pueda dormir lo más cómodo posible.

6. Ofrecerle un osito para para dormir

A algunos bebés les gusta dormir con un juguete para sentirse más seguros, y generalmente no hay ningún problema con que el niño duerma con un peluche pequeño. Sin embargo, se debe evitar el uso de peluches o muñecos demasiado pequeños porque existe la posibilidad de que el bebé se los meta en la boca, o por el contrario peluches muy grandes que puedan asfixiarlo.

Los niños con problemas respiratorios, como alergias o bronquitis, no deben dormir con muñecos de peluche.

7. Bañarlo antes de dormir

Normalmente el baño es un momento relajante para el bebé, por lo que puede ser una buena estrategia para incluir en la rutina antes de acostarlo, ya que ayuda al bebé a dormirse más rápido y mejor.

8. Darle un masaje relajante

Al igual que el baño, algunos bebés están somnolientos después de un masaje en la espalda, brazos y las piernas, por lo que puede ser una forma de ayudarlo a conciliar el sueño y dormir más por la noche. Se debe utilizar un aceite adecuado para hacerlo o la propia crema hidratante. El masaje puede darse luego del baño o antes de colocarle la pijama.

9. Cambiarle el pañal antes de dormir

Cuando los padres van a acostar al bebé deben cambiarle el pañal antes que se duerma, limpiando y lavando la región genital para que el bebé se sienta limpio y cómodo. Por lo general, cuando el pañal esta sucio suele causar incomodidad y puede afectar el sueño del bebé, además de que puede provocar irritaciones en la piel.

10. Usar ruidos blancos

Algunos estudios indican que el uso de ruidos blancos podría ayudar a que el bebé se duerma, la teoría detrás de esto es que estos sonidos se asemejan a lo que ellos escuchaban dentro de la barriga de la madre.

Los ruidos blancos son sonidos de baja frecuencia como el que emite la aspiradora, el secador de cabello, la lavadora, el sonido de la televisión cuando se va la señal y el sonido de la radio sin emisora. En internet existen algunos vídeos, pistas o existen algunas aplicaciones con este tipo de sonidos que pueden ser útiles para que algunos bebés se duerman.

Bibliografía >

  • WHITTINGHAM Koa. OPTIMIZING PARENT–INFANT SLEEP FROM BIRTH TO 6 MONTHS: A NEW PARADIGM. Infant Mental Health Journal. 00. 0; 1-9, 2014
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje