Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

14 consejos para dormir a un bebé

Es normal que en los primeros meses de vida el bebe demore en dormirse o no duerma durante toda la noche, pues puede despertarse cada 2 o 3 horas porque tiene hambre o por sentirse incómodo o desprotegido, lo que puede ser agotador para los padres, que están acostumbrados a descansar durante la noche. 

De esta forma, es importante preparar un ambiente acogedor para el bebé, con iluminación y temperatura adecuados, colocarlo en una posición cómoda, vestirlo con ropa confortable que no apriete y crear una rutina para dormir. 

El número de horas que el bebé debe dormir depende de la edad y de su grado de desarrollo; sin embargo, se recomienda que el recién nacido duerma de 16 a 20 horas al día, distribuidas en períodos de pocas horas a lo largo del día. No obstante, con el crecimiento es posible que el bebé duerma toda la noche y lo haga solo.

Conozca cómo enseñar al bebé a dormir solo

14 consejos para dormir a un bebé

Qué hacer a la hora de dormir

Entre los consejos para llevar a cabo antes de la hora de dormir, que ayudan al bebé a sentirse más relajado y seguro y a que duerma la noche entera, se incluyen los siguientes: 

1. Simular el ambiente del útero

Para los bebés de 1 a 3 meses de edad, simular el ambiente que tenían cuando estaban en el útero puede ser de gran ayuda para que duerma mejor y por más tiempo. Esto porque, en esta etapa, el bebé aún no tiene noción de que no está dentro del útero, por lo que colocar al bebé junto al cuerpo de la madre, o del padre, o tomarlo en el regazo y mecerlo, haciendo movimientos suaves de balanceo, ayudan a que el bebé se sienta como si aún estuviese dentro del vientre, lo que lo hace calmarse y tranquilizarse para dormir. 

2. Envolver al bebé

Desde el nacimiento hasta la edad de 4 o 5 meses, los bebés poseen un reflejo de sobresalto que puede ocurrir durante el sueño, en el que se sienten como si se estuviesen cayendo, y dicha sensación puede hacer que el mismo se despierte varias veces durante la noche. 

Una buena forma de garantizar que el bebé se siente seguro es manteniéndolo en la posición en la que estaba en el vientre, es decir, encogido. Para lograr esto, se debe envolver al bebé con una manta o pañal de tela, pero sin apretarlo, y se debe evitar colocarle ropa que lo deje en una posición extendida o que entorpezca sus movimientos. De esta forma, se evita que el bebé tenga el reflejo de sobresalto y que se despierte asustado. 

3. Reproducir un ruido blanco

El ruido blanco es un sonido consistente y suave que disimula cualquier otro sonido que pueda perturbar el sueño del bebé, como ruidos de la casa o que vengan de afuera, como conversaciones, carros en la calle o ladrido de perros, por ejemplo. 

Este tipo de ruido es especialmente importante para calmar al bebé, pues recrea el mismo tipo de sonido que el bebé escuchaba cuando estaba en el vientre de la madre, lo que lo calma y le da mayor seguridad, permitiendo un sueño más tranquilo y duradero. Asimismo, un ambiente muy silencioso puede asustar al bebé, activando su corteza cerebral, lo que puede hacer que el mismo se despierte asustado durante la noche. 

Para crear un ruido blanco se puede emplear un ventilador, siempre que el aire no esté dirigido directamente hacia el bebé, comprar dispositivos electrónicos de ruido blanco o utilizar aplicaciones en el celular o móvil. 

14 consejos para dormir a un bebé

4. Crear un ambiente cómodo en el cuarto

Acondicionar el cuarto a una temperatura confortable, ni muy caliente ni muy fría, y con una iluminación adecuada, manteniéndolo más oscuro y apagando las luces fuertes de la casa, puede ayudar al bebé a dormir mejor durante toda la noche. 

Otro consejo importante es cerrar la ventana para evitar ruidos externos y las cortinas para reducir la iluminación que proviene de la calle. Además, se puede dejar una luz de presencia indirecta, como una lamparilla de enchufe, para que el niño no se asuste con la oscuridad en caso de que se despierte.

5. Acostar al bebé en la cuna

El bebé debe dormir en la cuna desde que nace para que se acostumbre a su cama y logre conciliar el sueño con facilidad, en un ambiente que él aprenda a reconocer como un lugar seguro. De esta forma, los padres deben colocar al bebé en la cuna aún despierto para que reconozca que es la hora de dormir, lo que facilita el sueño tranquilo durante toda la noche. 

Asimismo, la cuna es el sitio más cómodo y seguro para que el bebé duerma, pues hacerlo en el corral o en la silla es molesto y provoca dolor en el cuerpo, y en la cama de los padres puede ser peligroso, ya que los mismos pueden lastimar al bebé durante la noche. 

6. Amamantarlo antes de dormir

Otra forma de ayudar al bebé a conciliar el sueño más rápido y a dormir durante más tiempo es amamantarlo antes de dormir, pues esto le produce saciedad, que dura más tiempo hasta que sienta hambre nuevamente. 

Sin embargo, a medida que el bebé crece, se debe estimular el destete nocturno, con el objetivo de que el mismo duerma durante más tiempo por la noche.

Conozca cómo y cuándo hacer el destete

14 consejos para dormir a un bebé

7. Vestir una pijama cómoda

Siempre que el bebé vaya a dormir, incluso si es solo una siesta, debe vestirse con una pijama cómoda para que aprenda cuál es la ropa que se le coloca a la hora de ir a la cama. 

Para garantizar que la pijama es confortable, es importante dar preferencia a una ropa de algodón, sin botones, hilos ni elásticos, para no lastimar ni apretar al bebé. 

8. Darle un osito para dormir

A algunos bebés les gusta dormir con un juguete para sentirse más seguros, y generalmente no hay ningún problema con que el niño duerma con un peluche pequeño. Sin embargo, se debe evitar el uso de peluches o muñecos demasiado pequeños, puesto que existe la posibilidad de que el bebé se los meta en la boca, o, por el contrario, peluches muy grandes que puedan asfixiarlo.

No obstante, los niños con problemas respiratorios, como alergias, asma o bronquitis, no deben dormir con muñecos de peluche, pues estos acumulan polvo y pueden empeorar la enfermedad.

9. Darle un masaje

Ciertos bebés sienten sueño luego de un masaje en la espalda y en las piernas; por esta razón, esta puede ser una forma de ayudar al bebé a conciliar el sueño mas rápidamente y durante más tiempo, siendo también una excelente opción para crear la rutina de sueño para el bebé. 

10. Cambiarle el pañal antes de dormir

Cuando los padres van a colocar al bebé en su cuna para dormir, deben cambiarle el pañal, limpiando y lavando la región genital para que el niño se sienta limpio, seco y confortable, pues el pañal sucio puede molestarlo y hacer que se sienta incómodo y, a su vez, entorpecer el sueño, además de poder provocarle irritación en la piel.

14 consejos para dormir a un bebé

Qué hacer a lo largo del día

Entre los consejos que se pueden llevar a cabo a lo largo del día para ayudar a estimular el sueño del bebé y que así duerma toda la noche se incluyen los siguientes:

1. Limitar la duración de las siestas

Las siestas durante el día son muy importantes para el desarrollo del bebé, y el número de horas varía de un bebé a otro. Sin embargo, una de las formas para que el mismo duerma durante toda la noche es limitar la duración de estas siestas. 

Por ejemplo, se pueden estipular de 2 a 3 horas para las siestas y, luego de este tiempo, se debe despertar al bebé para amamantarlo o cambiarle el pañal, mantenerlo despierto por un tiempo y luego llevarlo a dormir nuevamente. 

Aun así, es importante que la madre o el padre observen si el bebé necesita siestas más largas y, de ser así, deben aumentar el tiempo de las mismas. 

2. Estimular al bebé durante el día

Estimular al bebé durante el día desde los primeros meses, aprovechando el tiempo en que está despierto, puede ayudarlo a dormir mejor, pues la interacción y los estímulos provocan cansancio y permiten un sueño más profundo. 

No obstante, se debe tener cuidado de no cansar al bebé en exceso, pues en este caso ocurre un aumento del cortisol, la hormona del estrés, lo que puede causar agitación en el niño, con señales como rascarse los ojos o halarse las orejas, lo que significa que el mismo podría demorar más tiempo en quedarse dormido. 

14 consejos para dormir a un bebé

3. Identificar los signos de sueño

Saber identificar los signos de sueño en el bebé es importante para entender cuál es el mejor momento para colocarlo en su cuna para dar una siesta o para dormir.

Por lo general, los signos de que el bebé tiene sueño son tener una mirada más distante o fija y estar más lento. Es en este momento que se debe tomar al niño en el regazo, mecerlo y llevarlo al cuarto, crear el ambiente cómodo y encender el ruido blanco, con el objetivo de que el mismo se duerma tranquilo y calmado durante toda la noche. 

4. Crear una rutina para dormir

Ciertos estudios muestran que crear una rutina es fundamental para indicarle al bebé que es hora de dormir, lo que lo deja más relajado. 

Esta rutina debe ser fácil y simple de realizar todas las noches y por todas las personas de la casa. 

Entre las formas de crear una rutina para que el bebé duerma se incluyen las siguientes:

  • Darle un masaje relajante;
  • Bañarlo antes de dormir;
  • Amamantarlo con una luz tenue;
  • Reducir la luz del cuarto;
  • Encender el ruido blanco;
  • Cantarle una canción de cuna;
  • Contarle una historia. 

La rutina de la hora de dormir puede ayudar a que el niño asocie de forma positiva el sueño, haciéndolo dormir en el momento adecuado de una forma tranquila, relajada y durante toda la noche. 

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • MOYSE, Karen. Baby massage and baby play: promoting touch and stimulation in early childhood. Paediatr Nurs. 17. 5; 30-32, 2005
  • CRICHTON, Georgina E.; SYMON, Brian. Behavioral Management of Sleep Problems in Infants Under 6 Months--What Works?. J Dev Behav Pediatr. 37. 2; 164-171, 2016
  • WHITTINGHAM, Koa; DOUGLAS, Pamela. Optimizing parent-infant sleep from birth to 6 months: a new paradigm. Infant Mental Health Journal. 35. 6; 614-623, 2014
  • HISCOCK, Harriet; FISHER, Jane. Sleeping like a baby? Infant sleep: impact on caregivers and current controversies. J Paediatr Child Health. 51. 4; 361-364, 2015
  • WHITTINGHAM Koa. OPTIMIZING PARENT–INFANT SLEEP FROM BIRTH TO 6 MONTHS: A NEW PARADIGM. Infant Mental Health Journal. 00. 0; 1-9, 2014
Más sobre este tema:

Carregando
...