Colchicina: para qué sirve, dosis y efectos secundarios

Actualizado en junio 2023

La colchicina es un medicamento con propiedades antiinflamatorias que sirve para prevenir las crisis agudas de gota y está indicado en el tratamiento de la gota crónica, amiloidosis, pericarditis y pseudogota. Además, también puede ser utilizado junto con medicamentos que disminuyen el ácido úrico.

La dosis de colchicina depende de la enfermedad a tratar, por lo que es importante acudir con un médico general o reumatólogo para que indique la dosis adecuada y el tiempo de tratamiento, de acuerdo a la evaluación de los síntomas y resultados de laboratorio.

Este medicamento puede ser adquirido en farmacias en presentación genérica o bajo sus nombres comerciales como Colchiquim o Ticolcin, mediante la presentación de receta médica.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

La colchicina es un medicamento usado en el tratamiento de:

  • Ataques agudos de gota;
  • Prevención de ataques agudos en personas con artritis gotosa crónica;
  • Gota crónica;
  • Amiloidosis;
  • Enfermedad de Peyronie.

Además, el tratamiento con este medicamento puede estar indicado en la poliarteritis asociada con sarcoidosis o psoriasis.

Dosis y cómo tomar colchicina

El comprimido de colchicina debe ser tomado por vía oral, con un vaso de agua antes o después de las comidas. Es importante evitar la ingesta de colchicina junto con jugo de pomelo, pues esta fruta puede impedir su eliminación de este medicamento, aumentando el riesgo de complicaciones y efectos secundarios.

La dosis de colchicina varía de acuerdo con la condición a ser tratada e incluye:

1. Antigotoso

La colchicina como antigotoso puede ser usada para la prevención o alivio de las crisis de la gota, cuyas dosis recomendadas son:

  • Prevención ataque de gota: 1 comprimido de 0,5 mg, de una a tres veces al día, por vía oral. Los pacientes con gota sometidos a cirugía, deben tomar 1 comprimido tres veces al día, cada 8 horas, por vía oral, 3 días antes y 3 días después de la intervención quirúrgica;
  • Alivio del ataque agudo: la dosis inicial debe ser de 0,5 mg a 1,5 mg, seguidos de 1 comprimido en intervalos de 1 a 2 horas, hasta que ocurra el alivio del dolor o aparezcan náuseas, vómitos o diarrea. La dosis nunca debe aumentarse sin la orientación del médico, incluso si los síntomas no mejoran.

Los pacientes crónicos pueden continuar el tratamiento con una dosis de mantenimiento de 2 comprimidos al día, cada 12 horas, hasta 3 meses, según criterio médico.

La dosis máxima alcanzada no debe exceder los 7 mg diarios.

2. Enfermedad de Peyronie

El tratamiento debe iniciarse con 0,5 mg a 1,0 mg al día, administrados en una o dos dosis, que pueden aumentarse hasta 2 mg por día, tomados en dos o tres dosis.

Colchicina para el tratamiento de COVID-19

Según un informe preliminar publicado por el Montreal Heart Institute[1], la colchicina ha mostrado resultados favorables en el tratamiento de pacientes con COVID-19. Según los investigadores, este fármaco parece reducir la tasa de hospitalización y mortalidad cuando el tratamiento se inicia poco después del diagnóstico.

Sin embargo, aún es necesario que todos los resultados de este estudio sean conocidos y analizados por la comunidad científica, así como se recomienda realizar más investigaciones con el fármaco, sobre todo por tratarse de un medicamento que puede ocasionar efectos secundarios graves cuando no es utilizado en la dosis correcta y bajo la supervisión de un médico.

Posibles efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes que pueden ocurrir con el uso de este medicamento son: vómitos, náuseas, fatiga, dolor de cabeza, gota, cólicos, dolor abdominal y dolor en la faringe y laringe. Otro efecto que puede aparecer es diarrea, que en caso surja, debe informarse de inmediato al médico, pues indica que el tratamiento debe ser interrumpido.

Además, aunque sea más raro, también puede ocurrir caída del cabello, depresión medular, dermatitis, cambios en la coagulación y en el hígado, reacciones alérgicas, aumento de la creatinina fosfoquinasa, intolerancia a la lactosa, dolor muscular, reducción del número de espermatozoides, púrpura, destrucción de las células musculares y enfermedad neuromuscular tóxica.

Contraindicaciones

Este medicamento no debe usarse en personas con alergia a cualquiera de los componentes presentes en la fórmula, personas con enfermedades gastrointestinales, hepáticas, renales o cardíacas graves o que se encuentre en diálisis.

Además, no debe administrarse en niños, mujeres embarazadas o durante la lactancia.