Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cicatriz de cesarea: Opciones de tratamiento

Para disminuir el espesor de la cicatriz postquirúrgica y dejarla lo más uniforme posible se puede recurrir a masajes, uso de hielo como la crioterapia o a base de fricción, láser o vacío dependiendo de la indicación del dermatólogo, lo cual dependerá del tamaño de la cicatriz. También se puede recomendar la aplicación de inyecciones de corticoides directamente en la cicatriz de la cesárea. 

En general, el tratamiento se puede iniciar 3 días después de la cirugía si la cicatriz no está abierta o infectada. En una fase inicial el masaje directamente sobre la cicatriz debidamente cerrada ayuda a remover las adherencias y retirar posibles nódulos que dejan la zona de la cicatriz endurecida.

Cuando la cicatriz tiene una coloración muy diferente al tono de piel de la persona, se encuentra muy dura, alta o es muy ancha, puede indicar la formación de un queloide y, en estos casos, el dermatólogo suele aplicar unos ácidos específicos en la cicatriz.

Cicatriz de cesarea: Opciones de tratamiento

Opciones de tratamiento 

Para que la cicatriz de la cesárea cierre más rápido y quede más oculta siendo sólo una pequeña línea fina y discreta en la parte inferior de la barriga se recomienda tener los siguientes cuidados:

1. En los primeros 7 días

En los primeros 7 días posteriores a la cirugía no es recomendable hacer nada más que reposar y evitar estar tocando la cicatriz para que no haya riesgo de infección o de apertura de los puntos. Sin embargo, si después de este período la cicatriz no se encuentra muy roja, hinchada, ni produciendo líquido, es posible comenzar a pasar una crema hidratante alrededor de la cicatriz, con movimientos suaves para que el producto sea absorbido por la piel. Conozca más ejemplos de pomadas para aplicar en la cicatriz.

También es posible usar aceite o gel, dormir boca arriba apoyando bien las piernas con una almohada debajo de las rodillas y, si el médico obstetra lo autoriza, podría realizar drenaje linfático manual en las piernas, ingle y la región abdominal, así como utilizar una faja para comprimir esta región y ayudar a proteger la cicatriz de la cesárea.

2. Entre la 2º a 3ª semana

Después de 7 días de la cirugía, el tratamiento puede incluir el drenaje linfático para disminuir el dolor y la hinchazón. Para ayudar a drenar el líquido en exceso es posible usar un vaso de silicón para hacer una suave succión de la piel, respetando la zona de los vasos y los ganglios linfáticos. Conozca cómo se realiza el drenaje linfático

Si la cicatriz se encuentra bien cerrada y seca, será posible comenzar a masajear exactamente sobre la cicatriz con movimientos circulares, hacia arriba y hacia abajo, de un lado a otro para que la cicatriz no quede pegada, pareciendo que está totalmente cosida . Si esto ocurre, además de dificultar el drenaje fisiológico, puede incluso dificultar el alargamiento de toda la región del abdomen.

3. Al cabo de 20 días

Después de este período cualquier cambio ya puede ser tratado con equipos como láser, endermología o radiofrecuencia. Si la cicatriz de la cesárea todavía presenta fibrosis, que es cuando la zona se endurece, es posible quitarla con equipos de radiofrecuencia en las clínicas estéticas certificadas. Generalmente 20 sesiones son suficientes para remover gran parte de ese tejido, liberando la cicatriz.

4. Al cabo de 90 días

Después de 90 días, además de los recursos indicados, también se puede utilizar el tratamiento con ácidos que deben ser aplicados directamente sobre la cicatriz. Estos permanecen por pocos segundos en la piel y deben ser removidos completamente y son muy eficaces en la eliminación de la capa más superficial de la piel, renovando todo este tejido. Los ácidos pueden ser aplicados por el dermatólogo.

Generalmente es necesaria 1 sesión por semana o cada 15 días durante 2 o 3 meses.

¿Cuándo es necesario recurrir a una cirugía plástica?

Cuando la cicatriz tiene más de 6 meses y es más voluminosa que el resto de la piel a su alrededor, cuando está muy adherida, si hay queloides o si la apariencia no es muy uniforme y si la persona quisiera un tratamiento inmediato, lo más indicado es hacer una nueva cirugía plástica para la corrección de la cicatriz.

Sin embargo, la fisioterapia estética está indicada y puede mejorar la apariencia de la cicatriz, su espesor y mejorar la movilidad de los tejidos a su alrededor, mejorando la calidad de vida y autoestima de la mujer pero en ese caso en lugar de 20 o 30 sesiones puede ser necesario un mayor tiempo de tratamiento.

Bibliografía >

  • METSAVAHT, Leandra D’Orsi. Abordagem cirúrgica de cicatrizes. Surg Cosmet Dermatol. Vol.8, n.1. 11-20, 2016
  • SANTOS, Hugo C.O. Efeitos do LASER na Cicatrização de Cesárea em Pacientes com Diabetes Gestacional. Tese de Doutorado, 2013. UNIVERSIDADE FEDERAL DE GOIÁS.
  • SOCIEDADE BRASILEIRA DE CIRURGIA PLÁSTICA. Hypertrophic scars and keloids. Disponible en: <http://www.rbcp.org.br/details/123/cicatrizes-hipertroficas-e-queloides>. Acceso en 21 Ene 2020
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje