Cauterización capilar: qué es, para qué sirve y cómo se realiza

La cauterización capilar es un procedimiento que tiene como objetivo reparar el cabello, con el fin de acabar con el frizz, reducir el volumen y promover la suavidad, la hidratación y el brillo del mismo. Esto se debe a que se realiza usando calor y queratina, que es una proteína que preserva la estructura del cabello.

La cauterización capilar, aunque se puede hacer en la casa, se recomienda que sea realizada en el salón de belleza para garantizar los efectos; además, cuando la queratina se utiliza en exceso, puede haber endurecimiento del cabello. El efecto de la cauterización depende del tipo, estructura y respuesta del pelo al tratamiento, pudiendo ser necesario repetirlo cada mes o cada 3 meses.

Cauterización capilar: qué es, para qué sirve y cómo se realiza

Para qué sirve

La cauterización capilar es un tratamiento que promueve la regeneración del cabello, indicado para aquellos que estén dañados, frágiles, quebradizos o con las cutículas abiertas.

La regeneración del cabello se produce debido a la queratina líquida utilizada en el procedimiento, la cual, gracias a sus efectos, permite que las vitaminas y los minerales actúen con mayor facilidad, favoreciendo la hidratación, el brillo y la suavidad del cabello .

Pese a que confiere un aspecto más liso al cabello debido a la regeneración del mismo, la cauterización no promueve el alisado; esto se debe a que los productos involucrados en este procedimiento no contienen químicos, por lo que no alteran su estructura.

Cómo se realiza

El proceso para llevar a cabo la técnica puede variar ligeramente dependiendo del kit utilizado por el profesional; sin embargo, generalmente incluye las siguientes etapas:

  • Lavado del cabello: con champú antirresiduos apropiado, con el fin de abrir la cutícula del cabello. Esta etapa sirve para garantizar que el mismo se encuentra listo para recibir y absorber el producto de la cauterización;
  • Aplicación de queratina: después del lavado, se indica el uso de una crema selladora o de un acondicionador combinado con ampollas de queratina; 
  • Uso de calor: finalmente se realiza la etapa térmica, que incluye el cepillado y planchado del cabello. La plancha debe pasarse en mechas bien finas y cada mecha debe ser alisada de 5 a 6 veces.

Dependiendo de la marca utilizada, después del planchado puede recomendarse el lavado para retirar el exceso de producto utilizado, o puede indicarse que el producto permanezca en el cabello durante algunos días.

Además de la cauterización capilar profesional, también existe la cauterización capilar en casa, que consiste en una versión casera y más económica de la técnica, la cual se puede realizar utilizando el secador o la plancha hasta que el cabello esté bien alineado. Sin embargo, incluso en este caso, se recomienda consultar a un profesional con experiencia que pueda evaluar el tipo de cabello y cuáles sus necesidades, antes de realizar el procedimiento.  

Cuidados después de la cauterización capilar

Después de realizar una cauterización en el salón de belleza, existen algunos cuidados que ayudan a mantener el efecto de la técnica, entre los cuales se incluyen los siguientes:

  1. No utilizar champú de limpieza profunda o con acción antirresiduos; 
  2. Disminuir la cantidad de veces de lavado del cabello; 
  3. Utilizar productos específicos para cabellos químicamente tratados.

Aparte de eso, durante algunos meses también se recomienda no hacer otros tratamientos o procedimientos en el cabello, como tintes o alisados, para que el cabello pueda recuperar la salud.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: