Qué puede causar una bola o bulto en la espalda (y qué hacer)

Revisión médica: Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
noviembre 2021

Las bolas o bultos que aparecen en la espalda son una especie de estructura con relieve que puede ser causado por la presencia de un lipoma, quiste sebáceo o forúnculo, y muy raramente, cáncer. 

En la mayoría de los casos, este problema no es un motivo de preocupación, sin embargo, es importante mantenerse atento a las características del bulto, debido a que este puede crecer o causar dolor, por ejemplo.

No obstante, lo más recomendable es acudir a un médico general para que realice una evaluación que permita identificar cuál es la causa del problema y para que indique el tratamiento más adecuado, en caso sea necesario, para evitar así cualquier complicación.

Las principales causas de una bola o bulto en la espalda son: 

1. Lipoma

Foto de un lipoma
Foto de un lipoma

El lipoma es una especie de bola de forma redondeada compuesta por células de grasa, la cual surge en la piel y crece de forma lenta. Este tipo de lesión, generalmente no duele ni se transforma en cáncer. 

Qué hacer: el tratamiento del lipoma consiste en la realización de una cirugía para remoción con anestesia local. En los días siguientes a la cirugía puede aplicarse un aceite o crema cicatrizante en la zona. 

Conozca cómo identificar un lipoma.

2. Quiste sebáceo

El quiste sebáceo es una especia de bola que se forma debajo de la piel, la cual posee sebo en su composición. Este tipo de lesión normalmente es suave, puede moverse al tocarla y por lo general no duele; a menos que se inflame y en estos casos adquiere una coloración roja, aumenta su temperatura, duele y presenta sensibilidad al tocarla, requiriendo tratamiento médico. 

Qué hacer: Normalmente, no es necesario tratamiento para el quiste sebáceo. No obstante, en caso de que sienta incomodidad, crezca más de 1 centímetro de diámetro o provoque dolor debido a una inflamación o infección, se debe remover a través de cirugía, la cual puede ser realizada en el consultorio médico, bajo anestesia local. Asimismo, puede ser necesario tomar antibiótico alrededor de una semana antes para evitar infecciones. 

Vea cómo identificar un quiste sebáceo

3. Forúnculos

Foto de un forúnculo
Foto de un forúnculo

El forúnculo o furúnculo consiste en una infección en la raíz del pelo, la cual origina una especia de bola rojiza, caliente y dolorosa, con presencia de pus, semejante a una espinilla, la cual generalmente desaparece al fin de algunos días.

Sin embargo, si el forúnculo no mejora en dos semanas, se recomienda acudir al dermatólogo o médico de familia para tratar el problema. 

Qué hacer: para el forúnculo se debe lavar la zona todos los días con agua y jabón antiséptico y aplicar compresas de agua tibia en la región para ayudar a retirar el pus. Si el problema persiste, se debe consultar al dermatólogo o médico de familia para iniciar el uso de pomadas antibióticas o antibióticos en comprimidos, dependiendo del tamaño y de la existencia de más forúnculos. 

Además, se debe evitar exprimir o estallar el furúnculo, puesto que puede agravar la infección y diseminarla para otras zonas de la piel. 

Vea qué es y cómo tratar un forúnculo

4. Cáncer 

Foto de cáncer basocelular
Foto de cáncer basocelular

En casos muy raros, la aparición de una bola en la espalda puede ser signo de cáncer de células basales, también llamado basocelular, el cual es un tipo de cáncer que aparece como pequeñas manchas que crecen lentamente a lo largo del tiempo, pero que no afectan otros órganos aparte de la piel. Vea cómo identificar este tipo de cáncer.

Este tipo de cáncer se desarrolla por lo general en zonas más expuestas a la luz solar y se caracteriza por una pequeña elevación en la piel, con apariencia de herida que no cicatriza o que sangra reiteradamente, de color rosado o marrón, en la cual puede ser posible observar vasos sanguíneos.

Qué hacer: los signos deben observarse por un dermatólogo y si es necesario se realizará una biopsia para evaluar la existencia de células malignas. El tratamiento consiste en una cirugía con láser o con aplicación de frío en la zona de la lesión, para eliminar y remover las células malignas. Luego de la cirugía, deben realizarse exámenes con regularidad para evaluar si el cáncer continúa creciendo o si está curado. 

Cuando la cirugía no resulta o son muchas lesiones, puede ser necesario realizar algunas sesiones de radioterapia o quimioterapia. 

Cuándo acudir al médico

Generalmente, el surgimiento de una bola en la espalda no es motivo para preocupación, sin embargo, se aconseja ir al médico si la lesión:

  • Crece;
  • Drena pus;
  • Duele, se encuentra enrojecida y caliente al tacto;
  • Se encuentra endurecida y no se mueve con el tacto;
  • Vuelva a crecer luego de ser removido.

Asimismo, si se sienten ganglios inflamados a los lados del cuello, axilas o ingles, los cuales no desaparecen con el tiempo, se debe también informar al médico. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em noviembre de 2021. Revisión médica por Dr.ª Clarisse Bezerra - Medicina Familiar, em noviembre de 2019.
Revisión médica:
Dr.ª Clarisse Bezerra
Medicina Familiar
Médica formada por el Centro Universitario Christus y especialista en Salud Familiar por la Universidad Estácio de Sá. Registro CRM-CE nº 16976.