Bazo: qué es, función y dónde está localizado

El bazo es un pequeño órgano que está localizado en la parte superior izquierda del abdomen y es muy importante para filtrar la sangre y remover los glóbulos rojos lesionados, además de producir y almacenar glóbulos blancos para el sistema inmune.

A lo largo del tiempo, son varias las enfermedades que pueden afectar al bazo, provocando una inflamación, pudiendo causar dolor y alteración de los valores del examen de sangre. Algunas de estas enfermedades incluyen mononucleosis, rotura del bazo o anemia falciforme, por ejemplo.

Lea también: Esplenomegalia: qué es, síntomas, causas y tratamiento tuasaude.com/es/esplenomegalia

Aunque es importante, este órgano no es esencial para la vida, por lo tanto, si es necesario puede ser retirado a través de una cirugía conocida como esplenectomía.

Imagem ilustrativa número 1

Funciones del bazo y para qué sirve

Existen varias funciones importantes desempeñadas por el bazo, las cuales incluyen:

1. Remoción de glóbulos rojos

El bazo es responsable por la remoción de glóbulos rojos "viejos" o que se lesionaron a lo largo del tiempo, funcionando como una especie de filtro, para que otros más nuevos puedan sustituirlos.

2. Producción de glóbulos rojos

El bazo también produce glóbulos rojos cuando existe algún problema con la médula ósea de los huesos largos.

3. Almacenamiento de sangre

El bazo logra almacenar hasta 250 ml de sangre, colocándola de regreso en el cuerpo en situaciones como una hemorragia, por ejemplo.

4. Remoción de virus y bacterias

Al filtrar la sangre, el bazo es capaz de identificar microorganismos invasores, como virus y bacterias, removiéndolos antes de que provoquen alguna infección.

5. Producción de glóbulos blancos

El bazo también produce glóbulos blancos, los linfocitos, que son células del sistema inmunitario que ayudan a combatir infecciones.

Estas funciones son realizadas en las pulpas del bazo, la pulpa roja es responsable por el almacenamiento de la sangre y los glóbulos rojos, mientras que la pulpa blanca es responsable por las funciones del sistema inmune, como la producción de los linfocitos.

Dónde está localizado y anatomía

El bazo está localizado en la parte superior izquierda de la región abdominal, justo detrás del estómago y debajo del diafragma, protegido también por las costillas.

Este órgano mide alrededor de 10 a 15 cm, siendo semejante a un puño cerrado, y está dividido en dos partes principales: la pulpa roja y la pulpa blanca, que poseen diferentes funciones, formadas de un tejido esponjoso.

Imagem ilustrativa número 2

Qué puede causar dolor e inflamación del bazo

Las alteraciones que provocan aumento del bazo o dolor, generalmente son causadas por una infección viral en el organismo, como mononucleosis, por ejemplo, que hace que el bazo produzca un mayor número de linfocitos para combatir la infección, generando inflamación del órgano y aumentando su tamaño.

Sin embargo, las enfermedades hepáticas como cirrosis, las enfermedades de la sangre, las alteraciones en los órganos linfáticos o el cáncer, como leucemia o linfoma, también pueden provocar alteraciones en el bazo.

Además de esto, el dolor intenso en el lado izquierdo del abdomen después de un accidente o de un golpe fuerte podría indicar rotura del bazo. En estos casos se debe acudir de inmediato al hospital, pues puede surgir una hemorragia interna que coloque en riesgo la vida de la persona. Conozca más sobre los síntomas de rotura de bazo. 

¿Se puede vivir sin bazo?

Sí, se puede vivir sin bazo. De esta forma, aunque el bazo es un órgano muy importante para el organismo, puede ser extirpado a través de una cirugía, siempre que exista cáncer o cuando ocurra una rotura grave, por ejemplo.

Después de la remoción, otros órganos del cuerpo se adaptan para realizar las mismas funciones. Un ejemplo es el hígado, que se adapta para combatir infecciones y filtrar los glóbulos rojos de la sangre, siendo por esto posible vivir sin este órgano.

Lea también: Esplenectomía: qué es, cómo se realiza y cómo es la recuperación tuasaude.com/es/esplenectomia

Cómo fortalecer el bazo

Una buena forma de fortalecer el bazo o mejorar su función es practicar ejercicio físico, como la caminata, por ejemplo.

Asimismo, es importante beber bastante agua y tener una alimentación balanceada, nutritiva y saludable, con el objetivo de mejorar el sistema inmunitario y la función del bazo.