Ardor en el pecho: 10 causas (y qué hacer)

El ardor en el pecho puede ser causado por factores como angina, reflujo gastroesofágico, ansiedad, estrés, úlcera gástrica o incluso por situaciones como exceso de peso o embarazo. 

Asimismo, según la causa del ardor en el pecho, esta condición también puede estar acompañada de otros síntomas como indigestión, sensación de pesadez estomacal y bola en la garganta, sabor amargo en la boca, náuseas y vómitos.

En caso de que la sensación de ardor en el pecho esté acompañada de síntomas más graves, como mareos, falta de aire, sensación de opresión en el pecho, sudoración fría u hormigueo en los brazos, es importante consultar a un cardiólogo o buscar atención médica de emergencia.

Imagem ilustrativa número 1

10 principales causas de ardor en el pecho

Las principales causas de ardor en el pecho incluyen:

1. Angina

La angina ocurre cuando existe una reducción del flujo de sangre en las arterias que llevan oxígeno al corazón, lo que puede causar síntomas como sensación de ardor, dolor u opresión en el pecho, que puede durar hasta 20 minutos e irradiarse al hombro, al brazo o al cuello, y sudoración fría, por ejemplo. Vea más sobre la angina

Qué hacer: el tratamiento de la angina debe ser llevado a cabo por el cardiólogo y puede incluir el uso de medicamentos para mejorar el flujo de sangre o de bloqueadores de los canales de calcio, como el metoprolol o el verapamilo. Asimismo, el médico también puede prescribir el uso de medicamentos para reducir la formación de coágulos, como AAS, heparina o clopidogrel.

2. Reflujo gastroesofágico

El reflujo gastroesofágico es una condición causada por el retorno del contenido del estómago hacia el esófago, lo que provoca síntomas como sensación de ardor en el pecho y/o en la garganta, indigestión y sensación de peso en el estómago y de bola en la garganta. Conozca todos los síntomas del reflujo gastroesofágico.

Qué hacer: el tratamiento puede ser realizado mediante el uso de medicamentos que deben ser prescritos por el médico, como la domperidona, que acelera el vaciamiento gástrico; el omeprazol o el esomeprazol, que reducen la cantidad de ácido en el estómago, o los antiácidos, que neutralizan la acidez ya presente en el estómago.

Además, se recomienda evitar el cigarrillo y eliminar o reducir el consumo de bebidas alcohólicas, refrescos, alimentos ricos en grasa y productos ultraprocesados. Vea cómo es la dieta para el reflujo.

3. Infarto

El ardor en el pecho es un síntoma que puede surgir durante el infarto. Asimismo, otros síntomas que también pueden indicar el infarto son dolor en el pecho que puede afectar el hombro, el cuello y el brazo, generalmente del lado izquierdo, ardor o molestia en el estómago, palidez y sudoración fría. Conozca los principales síntomas del infarto.

Qué hacer: ante la presencia de signos que puedan indicar infarto, es importante buscar ayuda médica de emergencia. El tratamiento es llevado a cabo en el hospital y puede incluir el uso de mascarilla de oxígeno, la realización de cateterismo y el uso de medicamentos indicados por el médico, como anticoagulantes, inhibidores de la ECA, estatinas, analgésicos fuertes y nitratos.

4. Ansiedad y estrés

La ansiedad y el estrés pueden causar sensación de ardor, dolor u opresión en el pecho. Asimismo, la persona con ansiedad y estrés también puede presentar palpitaciones en el pecho, náuseas, irritabilidad y dificultad para dormir y para concentrarse. Conozca mejor los síntomas de ansiedad y los síntomas de estrés.

Qué hacer: el tratamiento tiene como objetivo promover la relajación y puede ser realizado mediante prácticas de actividades físicas, psicoterapia, meditación o incluso puede incluir el uso de medicamentos, como benzodiacepinas, como el lorazepam, el bromazepam o el diazepam, que deben ser indicadas por un médico. 

5. Esofagitis

La esofagitis es la inflamación del esófago, que causa síntomas como dolor y ardor en el pecho, sabor amargo en la boca, dificultad para tragar y dolor de garganta, por ejemplo. Conozca más sobre la esofagitis.

Qué hacer: el tratamiento debe ser indicado por el gastroenterólogo e incluye el uso de medicamentos que inhiben la producción de ácido gástrico, como el omeprazol o el esomeprazol.

Asimismo, el nutricionista también puede recomendar una dieta parecida a la dieta para reflujo gastroesofágico, dando prioridad a alimentos con poca grasa, como pollo sin piel, pescado blanco, huevo, leche descremada y quesos blancos. 

6. Úlcera gástrica

La úlcera gástrica es una herida que se forma en el tejido que reviste el estómago, la cual puede causar síntomas como ardor en el centro del pecho o en la garganta, náuseas y vómitos, sensación de abdomen hinchado o dolor abdominal, que empeora principalmente luego de comer o beber.

Qué hacer: el tratamiento de la úlcera gástrica varía según la causa de esta condición, pudiendo ser realizado mediante el uso de antibióticos, como la amoxicilina o el metronidazol; inhibidores de la bomba de protones, como el omeprazol o el esomeprazol; antiácidos, como el hidróxido de aluminio o el de magnesio, y analgésicos, por ejemplo. Vea más sobre el tratamiento de la úlcera gástrica

7. Hernia hiatal

La hernia hiatal, o hernia de hiato, surge debido al debilitamiento del músculo del diafragma, que acaba permitiendo el paso del estómago a la cavidad torácica, lo que provoca síntomas como ardor en el pecho, en la garganta y en el estómago.

Otros síntomas que también pueden surgir en la hernia hiatal son dolor en el pecho, eructos frecuentes y tos seca persistente. Conozca todos los síntomas de la hernia hiatal.

Qué hacer: el gastroenterólogo puede indicar el uso de medicamentos como omeprazol o hidróxido de aluminio, cirugías y cambios en la alimentación, como evitar el consumo de alimentos muy condimentados o con mucha grasa y la ingesta de bebidas alcohólicas, y dar prioridad a comidas ligeras y en poca cantidad. 

8. Embarazo

Los cambios hormonales y del funcionamiento del tracto gastrointestinal durante el embarazo pueden provocar el surgimiento de hiperemesis gravídica, una condición que se caracteriza por síntomas como ardor en el pecho o en el cuello, náuseas y vómitos intensos, dificultad para alimentarse, pérdida de peso y deshidratación. 

Qué hacer: el tratamiento puede ser realizado con medidas simples, como evitar alimentos y actividades que empeoren los vómitos, guardar reposo y mantener una ingesta de líquidos adecuada, en especial en los casos más leves. Sin embargo, cuando los vómitos no mejoran, el obstetra puede indicar medicamentos como piridoxina, doxilamina y metoclopramida, para aliviar los síntomas. 

9. Isquemia cardíaca

La isquemia cardíaca, o isquemia del miocardio, se caracteriza por la reducción del paso de sangre por las arterias que llevan la sangre al corazón, lo que provoca síntomas como dolor y sensación de ardor en el pecho, palpitaciones, falta de aire y malestar general.

Qué hacer: el tratamiento para la isquemia cardíaca puede ser llevado a cabo con el uso de medicamentos para reducir los latidos cardíacos, como el propanolol o el atenolol; controlar la presión arterial, como el enalapril o el losartán, o reducir las placas de grasa, como la sinvastatina o la atorvastatina, por ejemplo. 

Asimismo, en los casos más graves, el cardiólogo también puede recomendar la realización de una angioplastia o de una cirugía de revascularización del miocardio, que es la sustitución de una coronaria por la vena safena, por ejemplo. 

10. Exceso de peso

El exceso de peso puede ocasionar ardor en el pecho y en la garganta, principalmente en personas con antecedentes de indigestión o gastritis. Esto ocurre debido a que la acumulación de grasa en el abdomen aumenta la presión contra el estómago, ocasionando el retorno del contenido gástrico hacia el esófago y causando, de esta forma, la sensación de ardor.

Qué hacer: el tratamiento del exceso de peso consiste en hacer una reeducación alimentaria, la cual incluye dar prioridad a cereales integrales, beber de 1,5 a 3 litros de agua al día y evitar alimentos ultraprocesados, aparte de practicar actividades físicas regularmente. 

Cuándo acudir al médico

Se recomienda acudir a un centro de emergencias cuando el ardor en el pecho está acompañado de síntomas como sudoración fría, falta de aire, vómitos con sangre o sensación de opresión o pesadez en el pecho.

Además, también es importante acudir al médico ante la presencia de síntomas como ardor frecuente, pérdida de peso sin motivo aparente o dificultad para tragar, y cuando los tratamientos indicados por el médico no mejoran el ardor en el pecho.