Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo se realiza la Apendicentomía y cuáles son los riesgos de la cirugía

La apendicentomía también conocida como operación de apéndice, es el tratamiento utilizado en caso de que ocurra una inflamación del apéndice. Esta cirugía, generalmente, se realiza siempre que se confirma la apendicitis por el médico, a través de un examen clínico y una ecografía o tomografía del abdomen.

La operación de apéndice suele ser hecha con anestesia general y dura entre 30 a 60 minutos, pudiendo ser hecha de 2 formas:

  • Apendicectomía por laparoscópica: el apéndice se extrae a través de 3 pequeños cortes de 1 cm, a través de los cuales se introduce una pequeña cámara y los instrumentos quirúrgicos. En este tipo de cirugía la recuperación es más rápida y la cicatriz es más pequeña, pudiendo ser casi imperceptible;
  • Apendicectomía tradicional: se hace un corte de aproximadamente 5 cm en el abdomen del lado derecho, necesitando manipular más la región, lo que hace que la recuperación sea más lenta y deje una cicatriz más visible. Normalmente se utiliza siempre que el apéndice se encuentre muy dilatado o roto.
Apendicectomía tradicional
Apendicectomía tradicional
Apendicectomía por laparoscópica
Apendicectomía por laparoscópica

La cirugía para extraer el apéndice suele ser hecha en las primeras 24 horas después del diagnóstico de la enfermedad, de manera de evitar complicaciones de esta e inflamación como una apéndice supurada o una infección generalizada en el abdomen llamada apendicitis. Los síntomas que indican la presencia de una apendicitis aguda son dolor abdominal, mareos, vómitos y fiebre, aunque es posible que la apendicitis se presente con síntomas menos fuertes o intermitentes, dando origen a una apendicitis crónica.

El tiempo de hospitalización después de la cirugía varía de 1 a 3 días aproximadamente, por lo que la persona vuelve a casa cuando consiga alimentarse normalmente con alimentos sólidos.

Cómo es la recuperación

La recuperación después de la apendicectomía puede demorar de 1 semana hasta 1 mes en el caso de la apendicectomía tradicional, siendo más rápido en la apendicectomía por laparoscópica.

Durante este período, se debe tener algunos cuidados importantes como: 

  • Mantenerse de reposo durante los primeros 7 días del postoperatorio, recomendándose pequeñas caminatas, pero evitando esfuerzos y cargar peso;
  • Curar la herida en el hospital cada 2 días o según el tiempo que indique el médico, removiendo los puntos 8 a 10 días después de la cirugía;
  • Beber al menos 8 vasos de agua al día, especialmente bebidas calientes como té;
  • Comer alimentos a la plancha o cocidos, dando preferencia a la carne blanca, pescado, vegetales y frutas;
  • Presionar la herida cuando sea necesario toser, durante los primeros 7 días;
  • Evitar realizar ejercicio durante los primeros 15 días, teniendo cuidado al recoger objetos pesados ​​o al subir y bajar escaleras, por ejemplo;
  • Dormir boca arriba durante las 2 primeras semanas;
  • Evitar conducir durante las 3 primeras semanas después de la cirugía y tener cuidado al colocarse el cinturón de seguridad sobre la cicatriz.

El postoperatorio puede variar de acuerdo con la técnica quirúrgica utilizada o con las posibles complicaciones que puedan existir, por esto el cirujano es el más indicado para indicar cuándo es posible volver al trabajo, manejar o realizar actividad física nuevamente. 

Cicatriz de apendicectomía tradicional
Cicatriz de apendicectomía tradicional
Cicatriz de apendicetomía laparoscópica
Cicatriz de apendicetomía laparoscópica

Posibles riesgos

Las principales complicaciones de la apendicectomía son el estreñimiento, infección de la herida, la formación de una fístula, por esto, cuando el individuo pasa más de 3 días sin evacuar o presenta señales de infección como enrojecimiento de la herida, dolor constante o fiebre pro encima de 38ºC, debe informarle al cirujano para iniciar el tratamiento más adecuado según sea el caso. 

Estos riesgos son raros, y normalmente pueden surgir en caso que haya una ruptura de la apéndice.

Más sobre este tema:


Carregando
...