Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué hacer en caso de alergia a una picadura de insecto

Cualquier picadura de insectos provoca una pequeña reacción alérgica con enrojecimiento, hinchazón y picazón en el lugar de la picadura, sin embargo, algunas personas pueden presentar una reacción de alergia más grave que puede causar hinchazón de todo el miembro afectado o de otros lugares del cuerpo.

En la mayoría de los casos, los síntomas pueden ser aliviados pasando una piedrita de hielo en el local, pero en algunas personas puede ser necesario hacer el tratamiento con pomadas a base de corticoides o hasta hacer la inyección de epinefrina si los síntomas ponen la vida en peligro.

Síntomas para identificar la alergia

Qué hacer en caso de alergia a una picadura de insecto
Qué hacer en caso de alergia a una picadura de insecto

Las personas más sensibles a la picadura de insectos pueden presentar algunos síntomas de alergia como:

  • Enrojecimiento e hinchazón del miembro afectado;
  • Dolor o picazón intensa en el lugar afectado;
  • Salida de un líquido fluido y transparente por el lugar de la picadura.

Se considera alergia a la picadura cuando estos síntomas surgen después de la picadura de un insecto no venenoso como mosquito, hormiga, abeja o pulga, por ejemplo. En el caso de picadura por un insecto venenoso como serpiente o araña, por ejemplo, es necesario llamar la línea médica de emergencia o acudiendo rápidamente al hospital.

Algunas personas pueden tener una reacción alérgica exagerada, llamada shock anafiláctico, caracterizada por la caída de la presión arterial y extrema dificultad para respirar, debido al edema de glotis. En estos casos, la reacción es muy rápida y el individuo debe ser llevado al hospital lo más pronto posible, ya que existe el riesgo de muerte por asfixia.

Tratamiento en caso de alergia

Para el tratamiento de una pequeña alergia a la picadura de insectos, se recomienda colocar hielo en el sitio durante máximo diez minutos, una pomada a base de corticoide 2 a 3 veces al día, durante 5 días. Además de esto, se recomienda evitar rascar el área, ya que esta acción puede conducir a un aumento de la irritación de la piel. 

Sin embargo, si el área se vuelve cada vez más hinchada, se recomienda ir al médico y, si es posible, con el insecto que lo picó, para que éste sea identificado. Esto es importante, ya que, si es el caso de una picadura de abeja, por ejemplo, es necesario retirar el aguijón dejado por ella para que la herida sea curada.

En los casos en que existe una reacción grave con dificultad para respirar, se debe acudir inmediatamente al hospital para hacer corticoides directamente en la vena. En estos casos, el médico puede recetar una inyección de epinefrina, que debe ser llevada siempre en el bolso o cartera para que en caso de una nueva picada con los mismos síntomas pueda colocarse la inyección.

Más sobre este tema:
Carregando
...