Tratamiento para la diverticulitis

El tratamiento para la diverticulitis aguda se realiza con dieta líquida o ayuno, además del uso de antibióticos, como Metronidazol y Ciprofloxacino para disminuir la inflamación y la infección en el intestino grueso.

Este tratamiento puede incluso realizarse en casa, mientras que cuando hay una crisis complicada de diverticulitis, con la formación de absceso, fístula u obstrucción del intestino, por ejemplo, puede ser necesario realizar una cirugía de drenaje de la secreción o la remoción de la parte inflamada del intestino.

La diverticulitis se caracteriza por la inflamación de los divertículos, que son pequeñas bolsas que se forman en el intestino, que es la diverticulosis, generalmente debido a una alimentación pobre en fibras y estreñimiento. Esta inflamación puede causar síntomas como dolor en el abdomen, náuseas, vómitos, fiebre, estreñimiento o diarrea. Conozca más sobre las causas y cómo identificar la diverticulitis.

Tratamiento para la diverticulitis

1. Medicina

La indicación de medicamentos para diverticulitis por el gastroenterólogo puede variar de acuerdo con con la gravedad de la diverticulitis:

Diverticulitis no complicada

Para tratar la diverticulitis aguda no complicada, es necesario desinflamar el intestino, con la realización de ayuno o de una dieta líquida y sin residuos. Los antibióticos también son necesarios, generalmente se prescriben Metronidazol y Ciprofloxacino durante 7 a 10 días, ya que son eficaces para controlar la infección bacteriana en el intestino. Además, el médico puede indicar el uso de medicamentos para las náuseas, como Metoclopramida, y para el dolor abdominal, como la Hioscina y Dipirona, por ejemplo. 

Asimismo, puede agendarse una reevaluación después de 5 días, sin embargo, en caso de que los síntomas como fiebre y dolor abdominal empeoren o sean muy intensos durante el tratamiento, es necesario acudir al servicio de urgencias. 

Diverticulitis complicada

La diverticulitis aguda complicada debe ser tratada en el hospital con el uso de antibióticos intravenosos, pudiendo ser necesaria la realización de un procedimiento quirúrgico. En caso de absceso, el cirujano podrá realizar el drenaje de la secreción acumulada a través de una punción.

2. Cirugía

La cirugía para extirpar parte del colón debido a la diverticulitis está indicada en casos de:

  • Diverticulitis aguda complicada;
  • Diverticulitis recurrente, es decir, que ocurre más de una vez en la persona;
  • Diverticulitis en personas con el sistema inmunitario debilitado, como trasplantados, portadores de VIH o insuficiencia renal, por ejemplo, ya que nuevas infecciones pueden poner en riesgo su vida. 

La cirugía puede ser realizada por laparoscopia o por cirugía abierta convencional, realizada en un centro quirúrgico y con anestesia general. El tiempo de la cirugía es muy variable y depende del grado de inflamación de la diverticulitis y de la cantidad de intestino retirado. En general, la persona es dada de alta aproximadamente a los 3 días, debiendo recuperarse en casa, con medicamentos para aliviar el dolor y las molestias, como Dipirona, prescritos por el médico y siguiendo una dieta orientada por el nutricionista clínico.

3. Alimentación

En una crisis de diverticulitis la alimentación es orientada por un médico o nutricionista, ya que durante los primeros días es necesario realizar una dieta de líquidos claros durante 1 o 2 días para probar la tolerancia a la vía oral. A medida que la persona va tolerando la dieta esta va cambiando de consistencia para una dieta líquida baja en residuos para evitar estimular el intestino y ayudarlo a disminuir la inflamación, para luego progresar a una dieta blanda y una dieta completa. 

Después del tratamiento y que la crisis haya pasado, la persona debe seguir una dieta que estimule el buen funcionamiento del intestino, rica en alimentos integrales, frutas y vegetales. De esta manera, además de impedir la formación de nuevos divertículos en el intestino, también ayuda a prevenir una nueva inflamación.

Además, un óptimo tratamiento natural para quien presenta divertículos, pero sin estar en una crisis de diverticulitis, es aumentar el consumo de alimentos probióticos como yogures, Activia, Yakult o Kéfir, por ejemplo, ya que protegen la mucosa intestinal, regulan el intestino y fortalecen el sistema inmunitario.

Vea más detalles de cómo debe ser la dieta durante una crisis de diverticulitis.

4. Remedios caseros

Los remedios caseros par ala diverticulitis tienen como objetivo prevenir las crisis, ya que ayudan a recuperar la pared intestinal, disminuyendo el riesgo de inflamación. Algunas opciones de tratamiento natural son el té de manzanilla y valeriana, y el té de uña de gato, por ejemplo, ya que son ricos en antioxidantes y antiinflamatorios. Vea otras opciones de remedios caseros para la diverticulitis.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema: