Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Tratamiento para la diverticulitis: medicamentos, alimentación y cirugía

El tratamiento para la diverticulitis dependerá de la severidad de los signos y síntomas, ya que esta puede clasificarse como diverticulitis aguda no complicada o complicada.

En el caso de la diverticulitis aguda no complicada, dependiendo de la situación, el tratamiento podría realizarse en casa, donde el médico indica no solo medicamentos para tratar la infección, sino también algunos cambios en la alimentación para facilitar que el intestino se desinflame. Conozca más detalles sobre la diverticulitis.

Sin embargo, cuando hay una crisis complicada de diverticulitis, con formación de abscesos, fístula u obstrucción del intestino, por ejemplo, el cirujano general o coloproctólogo podrá indicar la realización de una cirugía para drenar la secreción o eliminar la parte inflamada del intestino. 

Tratamiento para la diverticulitis: medicamentos, alimentación y cirugía

1. Diverticulitis aguda no complicada

El tratamiento para la diverticulitis aguda no complicada suele consistir en la indicación de antibióticos para combatir y controlar la infección, por lo general se indican medicamentos como el Metronidazol o el Ciprofloxacino por un período de 7 a 10 días. 

Además del antibiótico, el médico puede orientar el uso de medicamentos para las náuseas, como la Metoclopramida, y para el dolor abdominal medicamentos como Hioscina o Dipirona.

Además de esto, es importante realizar cambios en la consistencia de la dieta, debiendo realizar durante los primeros dos días una dieta de líquidos claros, es decir consomé de pollo desgrasado, jugos licuados y colados bien diluidos de frutas como pera, manzana o durazno, té de manzanilla y gelatina líquida. Una vez que la persona vaya tolerando la vía oral y la inflamación vaya disminuyendo, la consistencia de la dieta va progresando hasta una alimentación normal. 

Cuando los síntomas no son muy intensos y no hay sospecha de que la diverticulitis puede complicarse, el médico podrá indicar el tratamiento para que sea realizado en casa. En caso de que los síntomas, como fiebre y dolor de abdominal empeoren o se vuelvan muy intensos durante el tratamiento, será necesario acudir al hospital nuevamente.

2. Diverticulitis complicada

La diverticulitis aguda complicada es tratada en el hospital, con el uso de antibióticos por vía intravenosa y, en los casos más graves, donde hay la presencia de abscesos grandes, fístulas, sangrado intenso, perforación u obstrucción intestinal, por ejemplo, puede ser necesario realizar una cirugía para extirpar la parte inflamada del intestino.

En los casos donde se forma un absceso, el cirujano podrá indicar el drenaje de la secreción acumulada a través de una punción. 

Las complicaciones de la diverticulitis , por lo general suceden cuando hay demora para iniciar el tratamiento o cuando es realizado de manera incorrecta. Algunas personas pueden no presentar síntomas intensos, como puede ocurrir en las personas mayores, esto dificulta el diagnóstico de la enfermedad y retrasan el inicio del tratamiento.

Tratamiento para la diverticulitis: medicamentos, alimentación y cirugía

Cuándo está indicada la cirugía

La cirugía para extirpar parte del colón debido a la diverticulitis está indicada en casos de:

  • Diverticulitis aguda complicada;

  • Diverticulitis recurrente, es decir, que ocurre más de una vez en la persona;

  • Diverticulitis en personas con el sistema inmunitario debilitado, como trasplantados, portadores de HIV o insuficiencia renal, por ejemplo, ya que nuevas infecciones pueden poner en riesgo su vida. 

La cirugía puede ser realizada por laparoscopia o por cirugía abierta convencional, realizada en un centro quirúrgico y con anestesia general. Vea más sobre la laparoscopia: Qué es, para qué sirve y cómo se realiza.

El tiempo de la cirugía es muy variable y depende del grado de inflamación de la diverticulitis y de la cantidad de intestino retirado. En general, la persona es dada de alta aproximadamente a los 3 días, debiendo recuperarse en casa, con medicamentos para aliviar el dolor y las molestias, como Dipirona, prescritos por el médico y siguiendo una dieta orientada por el nutricionista clínico.

Cómo debe ser la alimentación

En una crisis de diverticulitis la alimentación es orientada por un médico o nutricionista, ya que durante los primeros días es necesario realizar una dieta de líquidos claros durante 1 o 2 días para probar la tolerancia a la vía oral. A medida que la persona va tolerando la dieta esta va cambiando de consistencia para una dieta líquida baja en residuos para evitar estimular el intestino y ayudarlo a disminuir la inflamación, para luego progresar a una dieta blanda y una dieta completa. 

Después del tratamiento y que la crisis haya pasado, la persona debe seguir una dieta que estimule el buen funcionamiento del intestino, rica en alimentos integrales, frutas y vegetales. De esta manera, además de impedir la formación de nuevos divertículos en el intestino, también ayuda a prevenir una nueva inflamación.

Además, un óptimo tratamiento natural para quien presenta divertículos, pero sin estar en una crisis de diverticulitis, es aumentar el consumo de alimentos probióticos como yogures, Activia, Yakult o Kéfir, por ejemplo, ya que protegen la mucosa intestinal, regulan el intestino y fortalecen el sistema inmunitario.

Vea más detalles de cómo debe ser la dieta durante una crisis de diverticulitis.

¿Fue útil esta información?
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...