Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es, para qué sirve y cómo aumentar la serotonina

La serotonina es un neurotransmisor que actúa en el cerebro, estableciendo comunicación entre las células nerviosas, pudiendo también encontrarse en el sistema digestivo y en las plaquetas de la sangre. Esta hormona se produce a través de un aminoácido llamado triptófano, que se obtiene a través de los alimentos.

La serotonina es una hormona que actúa regulando el humor, el sueño, el apetito, el ritmo cardíaco, la temperatura corporal, la sensibilidad y las funciones intelectuales y por esto, cuando esta hormona se encuentra en baja concentración, puede causar mal humor, dificultad para dormir, ansiedad o incluso la depresión.

Una de las formas de aumentar la concentración de serotonina en el torrente sanguíneo es consumir alimentos ricos en triptófano, practicar actividad física con regularidad y en casos más severos, a través de la ingesta de medicamentos.

Qué es, para qué sirve y cómo aumentar la serotonina

Función de la serotonina

La serotonina es importante para diversas funciones del organismo, por lo que las cantidades de esta hormona en el organismo deben mantenerse en equilibrio.

1. Actúa en los movimientos del intestino

La serotonina se encuentra en gran cantidad en el estómago y en el intestino, ayudando en el control de la función y de los movimientos del intestino.

2. Regula el estado de ánimo

La serotonina actúa en el cerebro regulando la ansiedad, aumentando la felicidad y mejorando el humor, por lo que los niveles bajos de esta hormona pueden causar la ansiedad y llevar a la depresión.

3. Regula las náuseas

La producción de serotonina aumenta para ayudar a eliminar las sustancias tóxicas del intestino, por ejemplo en casos de diarrea, y este aumento estimula también una región del cerebro que controla las náuseas.

4. Regula el sueño

La serotonina también estimula las regiones en el cerebro que controlan el sueño y el despertar.

5. Coagulación de la sangre

Las plaquetas de la sangre liberan serotonina para ayudar a cicatrizar heridas. La serotonina causa vasoconstricción, facilitando así la coagulación de la sangre.

6. Salud ósea

La serotonina desempeña un papel en la salud de los huesos. Niveles significativamente elevados de serotonina en los huesos puede causar osteoporosis, debilitando los huesos.

7. Función sexual

Los niveles bajos de serotonina se asocian con un aumento del apetito sexual, mientras que altos niveles de esta hormona se asocian con una reducción del apetito sexual.

Qué es, para qué sirve y cómo aumentar la serotonina

Cómo saber que la serotonina está baja

La serotonina baja en el organismo puede causar la aparición de:

  • Mal humor por la mañana;
  • Somnolencia durante el día;
  • Inhibición del deseo sexual;
  • Ganas de comer dulces;
  • Comer a cara rato;
  • Dificultad en el aprendizaje;
  • Trastornos de memoria y de concentración;
  • Irritabilidad.

Además de esto, la persona puede sentirse cansada y quedarse sin paciencia fácilmente, lo que puede indicar que el cuerpo necesita más serotonina en el torrente sanguíneo.

Alimentos para aumentar la serotonina

Algunos alimentos ricos en triptófano, que sirven para aumentar la producción de serotonina en el organismo son:

  • Chocolate negro;
  • Vino tinto;
  • Banana;
  • Piña;
  • Tomates;
  • Carnes baja en grasa;
  • Leche y sus derivados;
  • Cereales integrales;
  • Nuez de Brasil.

Estos alimentos deben ser consumidos a diario, en pequeñas porciones y varias veces al día. Un buen ejemplo es tomar un batido de banana en el desayuno, comerse en el almuerzo una pechuga de pollo a la plancha con ensalada de tomate, y tomar 1 taza de vino tinto después de la cena.

Además de esto, también es posible utilizar suplementos que contenga con triptófano en la composición.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

En los casos más graves donde existe depresión o exceso de ansiedad, puede ser necesario tomar medicamentos que son recetados por el médico. Los medicamentos más utilizados son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina como el escitalopram, sertralina o fluoxetina, que actúan inhibiendo la reabsorción de esta hormona en el cerebro.

Más sobre este tema:


Carregando
...