Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es la progesterona y para qué sirve

La progesterona es una hormona, producida por los ovários que tienen un papel muy importante en el proceso del embarazo, siendo responsable por regular el ciclo menstrual de la mujer y preparar el útero para recibir el óvulo fertilizado, evitando que sea expulsado por el cuerpo.

Normalmente, los niveles de progesterona aumentan después de la ovulación y se mantienen altos en caso que exista un embarazo, para que el cuerpo mantenga las paredes uterinas desarrollándose y no se produzca un aborto. Sin embargo, en caso que no exista embarazo, los ovarios dejan de producir progesterona y, por esto, el revestimiento del útero es destruído y eliminado naturalmente a través de la menstruación.

Así que la disminución de los niveles normales de esta hormona pueden resultar en problemas de fertilidad, en la mujer que está intentando quedar embarazada, o consecuencias graves como embarazo ectópico o aborto en la mujer embarazada. 

Qué es la progesterona y para qué sirve

Cuándo es necesario el examen de progesterona

El examen de progesterona generalmente está indicado para mujeres con: 

  • Embarazo de riesgo;
  • Menstruación irregular;
  • Dificultad para quedar embarazada.

Este examen normalmente es hecho en las consultas de control prenatal, pero puede ser necesario repetir más veces, en caso que la embarazada presente disminución de los valores entre cada consulta. 

Aunque se puede utilizar en el embarazo, este tipo de examen no sirve para confirmar si existe una gestación. El examen que puede confirmarlo es el de la GCH. Vea cómo y cuándo debe ser hecho.

Qué significan los niveles de progesterona 

Os níveis de progesterona podem ser avaliados através de um exame de sangue que identifica a quantidade do hormônio por cada mL de sangue. Este exame deve ser feito cerca de 7 dias depois da ovulação, e pode indicar os seguintes resultados:

1. Progesterona alta

El nivel de progesterona se considera elevado cuando su valor es superior a 10 ng / ml, lo que normalmente ocurre durante la ovulación, es decir, cuando el óvulo maduro es liberado por el ovario. Este aumento en la producción de la hormona sirve para preparar el útero para el caso de un embarazo, y se mantiene durante todo el embarazo, para evitar un aborto, por ejemplo.

Así que, los niveles elevados de progesterona, generalmente, son una buena señal para quien está tratando de quedar embarazada, ya que permiten que el óvulo fecundado se implante en las paredes del útero y empiece a desarrollarse, sin que ocurra la menstruación ni la liberación de un nuevo óvulo. Además de esto, los niveles elevados en una mujer embarazada también indican menos riesgo de aborto.

Sin embargo, si los niveles se mantienen elevados, incluso cuando la mujer aún no fecundó, puede ser señal de algunos problemas como:

  • Quistes en los ovarios;
  • Funcionamiento excesivo de las glándulas suprarenales;
  • Cáncer de ovário o de las glándulas suprarenales.

En estos casos, el médico puede pedir otros exámenes de sangre o una ecografía para evaluar si existen alteraciones que puedan confirmar la presencia de alguno de estos problemas. 

Para asegurarse de que los niveles de progesterona son correctos, la mujer no debe tomar ninguna pastilla con progesterona durante las 4 semanas antes del examen.

Qué es la progesterona y para qué sirve

2. Progesterona baja

Cuando el valor de la progesterona es inferior a 10 ng/ml, la producción de esta hormona se considera baja. En estos casos, la mujer puede presentar dificultad para quedar embarazada, pues la cantidad de progesterona no es suficiente para preparar el útero para la gestación, acabando por ocurrir la menstruación con eliminación del óvulo fecundado. Estas mujeres normalmente necesitan utilizar medicamentos con progesterona para aumentar las posibilidades de quedar embarazadas.

Ya en el embarazo, si los niveles e progesterona fueron disminuyendo con el pasar de las semanas, significa que existe un riesgo elevado de estar desarrollando un embarazo ectópico o un aborto y, por esto, es necesario iniciar el tratamiento adecuado para evitar consecuencias graves. 

Las mujeres con progesterona baja también pueden presentar síntomas como por ejemplo aumento del peso, dolores de cabeza frecuentes, cambios repentinos de humor, bajo apetito sexual, menstruación irregular u olas de calor.

Cómo prepararse para el examen

A preparação para o exame de progesterona é muito importante para garantir que os resultados estão corretos e que não estão sendo influenciados por outros fatores. Assim, para fazer o exame é recomendado:

  • Hacer 3 horas de ayuno antes del examen;
  • Informar al médico sobre todos los medicamentos que se está tomando;
  • Interrumpir el uso de pastillas con progesterona como Cerazette, Mercilon o Marvelon;
  • Evitar la realización de rayos X hasta 7 días antes;

Además de esto, también es importante hacer el examen alrededor de 7 días después de la ovulación, ya que es el período en el que los niveles están naturalmente más elevados. Sin embargo, si el médico está intentando evaluar los niveles de progesterona fuera de la ovulación, para verificar si se mantienen elevados durante todo el ciclo, puede que sea necesario hacer el examen antes de la ovulación. 

Qué es la progesterona y para qué sirve

Cómo corregir los niveles de progesterona

El tratamiento para corregir los niveles de progesterona normalmente sólo se hace cuando la cantidad de la hormona es más baja de lo normal y se hace con el uso de las pastillas de progesterona como Utrogestan, principalmente en el caso de las mujeres con dificultades para quedar embarazadas. En las embarazadas con alto riesgo de aborto, la progesterona normalmente es inyectada directamente en la vagina por obstetra o el ginecólogo.

Sin embargo, antes de iniciar el tratamiento, el médico debe volver a repetir el examen para confirmar el resultado y excluir otros factores que puedan estar disminuyendo los niveles de progesterona como haber comido antes o estar en otra fase del ciclo menstrual, por ejemplo.

En la mayoría de los casos, la ingestión de este tipo de medicamento ocurre durante 10 días seguidos y después del 17º día del ciclo menstrual, siendo reanudado a cada ciclo. La duración del tratamiento y las dosis de los medicamentos deben ser siempre bien calculadas para cada caso, siendo indispensable la orientación del médico.

Posibles efectos secundarios del tratamiento

El uso de hormonas como la progesterona, puede tener algunos efectos secundarios para el cuerpo como aumento del peso, hinchazón generalizado, retención de líquidos, cansancio excesivo, malestar en la región de las mamas o menstruación irregular. 

Además de esto, algunas mujeres pueden sentir aumento del apetito, dolor de cabeza frecuente, fiebre y dificultad para dormir. Este tipo de medicamento debe ser evitado en personas como enfermedades arteriales, depresión, cáncer de mama, sangrado vaginal fuera del período menstrual o con enfermedades del hígado. 

Qué es la progesterona y para qué sirve

Cómo aumentar los niveles de progesterona naturalmente

Una vez que la progesterona es una hormona producida naturalmente por el cuerpo, hay algunos cuidados que pueden aumentar su concentración en el organismo, como:

  • Tomar té de cúrcuma, de tomillo u orégano;
  • Aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina B6 como filete de hígado, plátano o salmón;
  • Tomar un suplemento de magnesio, con orientación de un nutricionista;
  • Preferir alimentos con una elevada cantidad de proteína;
  • Hacer una alimentación rica en vegetales, frutas y hortalizas de hojas oscuras como espinacas;

Además de esto, dar preferencia a los alimentos orgánicos también puede ayudar en la producción de progesterona, ya que los químicos utilizados en los alimentos envasados pueden perjudicar la capacidad del cuerpo para producir hormonas.

Valores de referencia de la progesterona

Los valores de progesterona en la sangre varían de acuerdo con el período menstrual y la fase de la vida de la mujer, siendo:

  • Início del período menstrual: 1 ng/mL o inferior;
  • Antes de la ovulación: inferior a 10 ng/mL;
  • 7 a 10 días después de la ovulación: superior a 10 ng/mL;
  • En el medio del ciclo menstrual: 5 a 20 ng/mL;
  • Primer trimestre de embarazo: 11 a 90 ng/mL
  • Segundo trimestre de embarazo: 25 a 90 ng/mL;
  • Tercer trimestre de embarazo: 42 a 48 ng/mL.

Por lo tanto, siempre que exista un cambio en el valor, el resultado debe ser evaluado por un médico para entender la causa e iniciar el tratamiento, si es necesario.

Más sobre este tema:
Carregando
...