Medicamentos para urticaria (de farmacia y remedios caseros)

Revisión clínica: Flávia Costa
Farmacéutica
marzo 2022

Algunos medicamentos para la urticaria, principalmente los antialérgicos o corticosteroides, por ejemplo, ayudan a aliviar los síntomas de esta afección, como sensación de quemazón, comezón o hinchazón de la piel, y pueden ser utilizados en forma de pomadas, gotas, comprimidos o tabletas. Asimismo, el tratamiento incluso puede ser complementado con remedios caseros, como un baño de inmersión de avena o una compresa de té de manzanilla, por ejemplo. 

Estos medicamentos deben ser empleados bajo las indicaciones del dermatólogo o del médico general, los cuales pueden recetar el mejor tratamiento de forma individualizada, de acuerdo con la edad, el tipo de urticaria y su gravedad. Vea cómo identificar los principales tipos de urticaria

En casos graves de urticaria, con síntomas como hinchazón de la boca, lengua o garganta o dificultad para respirar, se debe buscar el puesto de salud más cercano de forma inmediata, pues esta situación puede colocar la vida en riesgo. En estos casos, normalmente son administrados medicamentos aplicados directamente en la vena o en el músculo, por ejemplo. 

Principales medicamentos de farmacia

Por lo general, los medicamentos que son utilizados inicialmente son los antihistamínicos; no obstante, en ciertas ocasiones, puede ser necesario complementar el tratamiento o sustituir los antihistamínicos por otros medicamentos, como los inmunosupresores, por ejemplo. 

1. Antihistamínicos

Los antihistamínicos son medicamentos antialérgicos que ayudan a aliviar los síntomas de comezón, enrojecimiento e hinchazón de la piel causados por urticaria aguda o crónica, pues actúan bloqueando la acción de la histamina, que es una sustancia producida por el cuerpo responsable por la respuesta alérgica. 

Los antihistamínicos que normalmente son indicados por el médico incluyen:

  • Maleato de dexclorfeniramina;
  • Loratadina;
  • Desloratadina;
  • Fexofenadina;
  • Cetirizina;
  • Levocetirizina.

Los antihistamínicos son los medicamentos más indicados debido a que poseen menos efectos colaterales, y no deben ser empleados en niños ni en mujeres embarazadas o en período de lactancia, a menos que sea recomendado por el médico. 

Asimismo, el médico puede indicar otros antihistamínicos como la clorfeniramina, la difenhidramina o la hidroxicina, que tienen una acción más rápida y que son más eficaces; sin embargo, poseen más efectos secundarios como sedación, somnolencia, mareos, confusión o menor capacidad de concentración. 

Cuando los antihistamínicos por sí solos no son eficaces para aliviar los síntomas de la urticaria, el médico puede recomendar otros medicamentos en el tratamiento, como los antihistamínicos cimetidina o famotidina, en especial para la urticaria aguda, o antidepresivos con efecto antihistamínico, como la doxepina, para la urticaria crónica. 

2. Corticosteroides

Los corticosteroides son medicamentos muy utilizados para el tratamiento de la urticaria por presión, urticaria vasculítica o urticaria crónica, en situaciones donde haya mucha molestia y/o donde los otros tratamientos no hayan sido eficaces. 

Los principales corticosteroides indicados por el médico generalmente incluyen:

  • Prednisona;
  • Prednisolona.

Estos corticosteroides solo deben ser utilizados bajo las indicaciones del médico, con dosis bien determinadas y por el tiempo indicado por el médico, de forma individualizada. 

En los casos de urticaria aguda grave, con síntomas como hinchazón de la boca, garganta o lengua o dificultad para respirar, los corticosteroides también pueden ser empleados en forma de inyección en la sala de emergencias de los hospitales. 

3. Inmunosupresores

Los inmunosupresores son medicamentos que poseen acción antialérgica, pues actúan reduciendo la acción del sistema inmunitario, lo que ayuda a aliviar los síntomas de la urticaria idiopática o autoinmune crónica grave, como formación de ampollas, enrojecimiento o comezón en la piel. 

Este tipo de medicamento incluye:

  • Ciclosporina;
  • Tacrolimus.

Estos medicamentos generalmente son indicados cuando los tratamientos con antihistamínicos no fueron eficaces y/o cuando la dosis necesaria de corticosteroides es muy alta, y deben ser utilizados solo bajo indicación médica. 

4. Otros medicamentos

En ciertos casos, el médico puede incluso adicionar al tratamiento otros medicamentos:

  • Montelukast: es una sustancia que, aunque actúe de forma diferente a los antihistamínicos, también reduce los síntomas típicos de alergia;
  • Hidroxicloroquina o Colchicina: pueden ser utilizados después de la hidroxicina y antes de (o junto con) los corticosteroides sistémicos, en el tratamiento de la urticaria vasculítica persistente;
  • Omalizumab: es un tipo de anticuerpo monoclonal anti-IgE, indicado en el tratamiento de la urticaria crónica inducida por la activación de los mastocitos y de los basófilos por un autoanticuerpo. 

Antes de iniciar el uso de cualquier medicamento, es importante consultar al médico para decidir cuál es la mejor forma de tratamiento. 

Remedios caseros para la urticaria

Una buena forma de complementar el tratamiento médico de la urticaria, especialmente en casos leves, es tomar un baño de inmersión con 200 g de avena y 10 gotas de aceite esencial de lavanda, dejando que la piel se seque por sí sola, sin utilizar toalla; o utilizar compresas de té de manzanilla en la región afectada de la piel. 

El uso de estos, o de cualquier otro remedio natural, no debe sustituir los medicamentos indicados por el médico, siendo solo una forma de ayudar a aliviar de forma más rápida los síntomas.

Además, otras medidas naturales que pueden contribuir al alivio de los síntomas de urticaria incluyen vestir ropa leve, cómoda y no apretada, preferiblemente de algodón; evitar jabones abrasivos, optando por aquellos que son suaves y que poseen pH neutro; aplicar protector solar mineral antes de salir de casa, y evitar rascarse la piel. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em marzo de 2022. Revisión clínica por Flávia Costa - Farmacéutica, em marzo de 2022.

Bibliografía

  • SCHAEFER, P.; et al. Urticaria: Evaluation and Treatment. Am Fam Physician. 83. 9; 1078-1084, 2011
  • MAYO CLINIC. Chronic hives. Disponível em: <https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/chronic-hives/diagnosis-treatment/drc-20352723>. Acceso en 07 may 2019
Abrir la bibliografía completa
  • LONGO, Dan L. et al.. Medicina interna de Harrison. 18.ed. São Paulo: AMGH Editora, 2013. 2713.
  • GODSE, K. V. Chronic urticaria and treatment options. Indian J Dermatol. 54. 4; 310-2, 2009
  • ANTIA, C.; et al. Urticaria: A comprehensive review: Epidemiology, diagnosis, and work-up. J Am Acad Dermatol. 79. 4; 599-614, 2018
Revisión clínica:
Flávia Costa
Farmacéutica
Farmacéutica graduada por el Centro Universitario Newton Paiva en 2003. Máster en Ciencias Biomédicas por la UBI, Portugal.