Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Medias de compresión: para qué sirven y contraindicaciones

Las medias de compresión tienen como objetivo realizar una compresión en la pierna y mejorar la circulación sanguínea, pudiendo indicarse en la prevención o tratamiento de varices y otras enfermedades venosas.

Actualmente existen diferentes tipos de medias de compresión con diferente gradientes de presión y altura, algunas sólo cubren los pies, otras que llegan hasta el muslo y otras cubren toda la pierna y el abdomen. Además, es importante que las medias de compresión sean siempre indicadas por el médico o enfermero de acuerdo al objetivo de uso. 

Medias de compresión: para qué sirven y contraindicaciones

Para qué sirven

Las medias de compresión ejercen presión en las piernas, por lo que favorecen al retorno de la sangre de los pies al corazón, funcionando como una especie de bomba que actúa contra la fuerza de gravedad y ayudando al retorno de la sangre.

Este tipo de medias son indicadas en casos donde existan válvulas deficientes o venas obstruidas que dificultan el retorno de la sangre hasta el corazón. Así, otras situaciones en que las medias de compresión puedan estar indicadas son:

  • Insuficiencia venosa;
  • Antecedentes de trombosis;
  • Presencia de varices;
  • Antecedentes de Síndrome postrombótico;
  • Embarazo;
  • Después de ciertas cirugías, principalmente cuando el posoperatorio exige que la persona esté todo el día sentada o acostada;
  • Ancianos, ya que la circulación sanguínea está más comprometida;
  • Sensación de pesadez, dolor o hinchazón en las piernas.

Además, el uso de las medias de compresión puede indicarse en personas que pasan la mayor parte del día sentadas o de pie, ya que también puede comprometer la circulación sanguínea. Otras situaciones en que el uso de medias compresivas puede sugerirse es en viajes largos, porque la persona permanece muchas horas sentada.

Vea en el vídeo a continuación cómo tener un viaje cómodo, incluso si sufre de hinchazón en las piernas y pies:

Cuándo no se deben utilizar  

Pese a todos sus beneficios, las medias de compresión únicamente deben ser utilizadas bajo indicación médica, estando contraindicadas en las siguientes situaciones:

  • Isquemia;
  • Insuficiencia cardíaca no controlada;
  • Infecciones o heridas en las piernas o en las regiones cubiertas con las medias;
  • Infecciones en la piel;
  • Alergia a los materiales de fabricación de las medias. 

Por otra parte, aunque estas medias estén indicadas para situaciones donde sea necesario pasar gran parte del día sentado o acostado, estas no lo son para personas en cama que se encuentren incapaces de levantarse, puesto que pueden acabar por aumentar el riesgo de aparición de coágulos. Vea cómo identificar y tratar una isquemia cardíaca.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje