Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Lactante sibilante: qué es, causas, síntomas y tratamiento

El síndrome del lactante sibilante, se caracteriza por episodios de sibilancias en el pecho y tos que se producen con frecuencia, generalmente, provocados por una hiperreactividad de los pulmones del recién nacido, que se estrechan ante la presencia de ciertos estímulos, como un resfriado, alergia o reflujo, por ejemplo.

No en todos los casos, la presencia de sibilancias en el pecho se produce debido a este síndrome, ya que sólo se considera a un lactante sibilante cuando manifiesta:

  • 3 o más episodios de sibilancias en el pecho, o sibilancias durante 2 meses; o
  • Sibilancias continuas en el pecho que duran al menos 1 mes.

La cura de este síndrome suele ocurrir de forma natural alrededor de los 2 a 3 años de edad, pero si los síntomas no desaparecen, el médico debe considerar otras enfermedades, como asma. El tratamiento de las crisis debe estar orientado por el pediatra, y se basa en medicamentos inhalados, como corticoides o broncodilatadores.

Lactante sibilante: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Principales síntomas

Los síntomas del lactante sibilante incluyen:

  • Sibilancias en el pecho, que son un sonido agudo que surge al exhalar o soltar aire;
  • Estridor, que es un sonido producto de la turbulencia del aire en las vías respiratorias al inhalar;
  • Tos, que puede ser seca o productiva;
  • Falta de aire o cansancio;

En caso de que la falta de oxígeno en la sangre persista o sea intensa, puede haber una coloración azulada de las extremidades, como dedos y labios, situación conocida como cianosis.

¿Cuál es el tratamiento?

Para tratar el síndrome del lactante sibilante, es importante identificar si hay una causa de base y tratarla, como cuidar del resfriado o alergia, de acuerdo a las orientaciones del pediatra.

En los períodos de crisis, el tratamiento se realiza con medicamentos para disminuir la inflamación y la hiperreactividad de la vías respiratorias del bebé, generalmente compuestos por corticoides inhalados, como Budesonida, Beclometasona o Fluticasona, por ejemplo, corticoides en jarabe, como Prednisolona, y bombas de broncodilatadores, como Salbutamol, Fenoterol o Salmeterol, por ejemplo.

Además, es importante que se realice el tratamiento preventivo de las crisis, evitando una infección por resfriado al optar mantener al niño en ambientes ventilados, sin aglomeraciones, además de proporcionarle una alimentación equilibrada, rica en vegetales, frutas, pescado y granos, y pobre en azúcar y alimentos procesados.

Tratamiento con fisioterapia

La fisioterapia respiratoria se realiza a través de técnicas para remover la secreción pulmonar o mejorar la capacidad de expandir o contraer los pulmones, y es muy útil en el tratamiento de bebés que poseen este padecimiento, ya que disminuye los síntomas, el número de crisis y puede ayudar a mejorar la capacidad respiratoria.

Puede realizarse semanalmente o cada vez que se presente una crisis, siempre bajo la indicación médica, y debe realizarse por un profesional especializado en el área.

Lactante sibilante: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Causas de sibilancias en el pecho

El síndrome del lactante sibilante suele ser causado por Hiperreactividad y estrechamiento de la vías respiratorias, generalmente producidas por resfriados, causados por virus como el sincitial respiratorio, adenovirus, influenza o parainfluenza, por ejemplo, alergias o reacciones a alimentos, a pesar de que puede presentarse sin una causa clara.

Otras causas de sibilancias en el pecho deben considerarse, como:

  • Reacciones a contaminación ambiental, principalmente humo de cigarro;
  • Reflujo gastroesofágico;
  • Estrechamiento o malformaciones de la tráquea, vías respiratorias o pulmones;
  • Defectos en las cuerdas vocales;
  • Quistes, tumores u otros tipos de compresiones en la vías respiratorias.

Así, al detectar los síntomas de sibilancias, el pediatra podrá investigar su causa, a través de la evaluación clínica y de la realización de exámenes de imagen como radiografías de tórax, por ejemplo.

Además de las sibilancias, otro tipo de sonido que indica problemas respiratorios en el bebé es el ronquido, por lo que es importante identificar las principales causas y complicaciones de esta situación.

¿Fue útil esta información?

¡Su opinión es importante! Escriba aquí en qué podemos mejorar nuestro texto:

Consulta el email de confirmación que te enviamos.
Más sobre este tema:

Carregando
...
Enviar mensaje