Ketorolaco con tramadol: para qué sirve y cómo tomar

Actualizado en diciembre 2023

La combinación de ketorolaco con tramadol sirve como analgésico indicado para el tratamiento a corto plazo del dolor moderado a grave de origen agudo, como fracturas, luxaciones, esguinces o cáncer. Además de eso, este medicamento sirve para aliviar el dolor postoperatorio o molestias dentales, entre otras situaciones.

El ketorolaco con tramadol debe ser utilizado bajo la orientación del médico, ya que puede tener efectos secundarios si es consumido a largo plazo, generando dependencia física y psicológica o adicción en algunas personas, especialmente el tramadol. Conozca más sobre el tramadol y cómo utilizar.

Este medicamento puede conseguirse en las farmacias bajo receta médica, con los nombres comerciales de Mavidol, Sinergix, Ordegan o Supradol o de manera genérica, en la forma de comprimidos de 10 mg/25 mg o ampollas inyectables para ser administradas vía intramuscular o por vena.

Imagem ilustrativa número 1

Para qué sirve

El medicamento keterolaco/tramadol es indicado para el tratamiento a corto plazo de dolor moderado a severo de origen agudo en las siguientes situaciones:

  • Dorsalgias (dolor en la zona dorsal de la espalda);
  • Fracturas;
  • Luxaciones;
  • Esguinces;
  • Cáncer.

Además de eso, este medicamento sirve para el tratamiento del dolor postoperatorio, dolor dental y aliviar migrañas, cefaleas y en los casos de dolor neuropático, que puede surgir por el daño del sistema nervioso periférico o central. Conozca los principales síntomas del dolor neuropático y cómo se realiza el tratamiento.

Cómo funciona

La combinación de keterolaco con tramadol tiene acción analgésica, por un lado, el keterolaco es del tipo de medicamento no esteroide que funciona inhibiendo las prostaglandinas, que son neurotransmisores encargados de transmitir impulsos dolorosos, y el tramadol es del tipo opióde que actúa sobre el sistema nervioso central. De esta manera, estos dos fármacos en conjunto actúan de manera más eficiente frente a dolores de intensidad alta.

El uso de una terapia analgésica combinada con estos dos fármacos genera un efecto sinérgico, o sea un efecto más potente contra el dolor que si estuvieran separados, lo cual ayuda a reducir las dosis necesarias y así disminuir la incidencia de efectos secundarios.

Cómo tomar 

El ketorolaco con tramadol puede encontrarse en la forma de comprimidos o ampollas inyectables, siendo indicado para adultos y adolescentes mayores de 16 años, cuyas dosis y forma de administración son las siguientes:

1. Comprimidos 

Cada comprimido contiene 10 mg/25 mg de keterolaco con tramadol y puede tomarse uno cada 12 hs, con un máximo de 7 días, junto con un vaso de agua.

2. Ampollas inyectables

Una ampolla de 1 ml contiene 10 mg/25 mg de keterolaco con tramadol, pudiendo ser administrado vía intramuscular o intravenosa por bolo o infusión. La dosis indicada es una ampolla cada 12 horas sin exceder los 5 días de tratamiento.

Posibles efectos secundarios

Los efectos secundarios de consumir este medicamento, especialmente a largo plazo y grandes dosis, son: hipersensibilidad como anafilaxia, erupciones, broncoespasmo, edema laríngeo e hipotensión, mareos, cefalea, sed, convulsiones, mialgias, meningitis aséptica, hipertensión, disnea, edema pulmonar, bradicardia, retención urinaria, insuficiencia renal, sodio bajo en sangre, potasio alto en sangre, trombocitopenia y pancreatitis, síndrome de Stevens-Johnson y el síndrome de Lyell.

El tramadol puede ocasionar dependencia física y psicológica o adicción en algunas personas, especialmente en tratamientos prolongados. Además de eso, también puede ocasionar trastornos relacionados con el sueño como apnea del sueño y bajos niveles de oxígeno en la sangre durante el sueño, esto puede ocasionar pausa en la respiración mientras se duerme, despertar nocturno debido a la dificultad para respirar, dificultad para mantener el sueño o somnolencia excesiva durante el día.

Contraindicaciones 

Las contraindicaciones de este medicamento son hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, úlcera gastroduodenal activa, hemorragia digestiva reciente, perforación gastroduodenal reciente o antecedentes de úlcera gastroduodenal o hemorragia digestiva, intoxicación con alcohol, somníferos y psicotrópicos, personas con estados convulsivos, con insuficiencia renal moderada o grave. Personas con hipersensibilidad conocida al Ketorolaco u otros AINEs, con alergia al ácido acetilsalicílico u otros inhibidores de la síntesis de prostaglandinas.

Además de eso, este medicamento está contraindicado en personas con riesgo de hemorragia cerebrovascular o cualquier tipo de hemorragia. 

No se recomienda el uso de ketorolaco con tramadol durante el embarazo y la lactancia.