Kernicterus: qué es, síntomas y tratamiento

Revisión médica: Drª. Beatriz Beltrame
Pediatra
enero 2020

El kernicterus es una complicación de la ictericia neonatal que provoca lesiones en el cerebro del recién nacido, cuando el exceso de bilirrubina no se trata adecuadamente.

La bilirrubina es una sustancia producida por la destrucción natural de los glóbulos rojos y su exceso es eliminado por el hígado en la producción de bilis. No obstante, como muchos bebés nacen con el hígado aún sin desarrollar, la bilirrubina se acumula en la sangre dando origen a una ictericia neonatal, que causa síntomas como coloración amarillenta de la piel.

Para evitar que está sustancia continúe acumulándose e impedir el desarrollo de kernicterus, el pediatra recomendará hacer el tratamiento con un tipo de luces especiales, una vez que el diagnóstico de ictericia es confirmado, permitiendo eliminar el exceso de bilirrubina del organismo del bebé.

Síntomas principales

Los síntomas que pueden indicar que existe un mayor riesgo de desarrollar kernicterus en los bebés son:

  • Piel y ojos amarillos;
  • Dificultad para mamar;
  • Orina muy oscura;
  • Heces claras.

Estos síntomas, no indican que el bebé presenta kernicterus, solo indican que el bebé puede tener ictericia neonatal, que se origina cuando hay un exceso de bilirrubina en el organismo. El Kernicterus solo se desarrollará si el tratamiento no es realizado y la bilirrubina continúa acumulándose, hasta llegar al cerebro y provocar lesiones que pueden causar parálisis o sordera, por ejemplo.

Cómo se realiza el tratamiento

La mejor forma de reducir los niveles de bilirrubina en sangre y evitar que surja o continúe desarrollándose el Kernicterus, es colocar al bebé en cunas con luces especiales. Esta técnica es conocida como fototerapia y permite con más facilidad la destrucción y eliminación de la bilirrubina del cuerpo. 

Sin embargo, cuando los niveles de bilirrubina están muy altos o el Kernicterus esta provocando lesiones cerebrales, el médico puede aconsejar una transfusión de sangre para reemplazar la sangre del bebé.

Posibles secuelas

Cuando los niveles de bilirrubina permanecen elevados por mucho tiempo, la bilirrubina puede llegar hasta el cerebro, causando lesiones que pueden generar secuelas como:

  • Parálisis cerebral;

  • Sordera;

  • Problemas de visión;

  • Dificultad del desarrollo intelectual.

Estas secuelas pueden variar de acuerdo con la gravedad de las lesiones y las áreas del cerebro afectadas.

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em enero de 2020. Revisión médica por Drª. Beatriz Beltrame - Pediatra, em diciembre de 2019.
Revisión médica:
Drª. Beatriz Beltrame
Pediatra
Formada por la Facultad Evangélica de Medicina de Paraná en 1993 con registro profissional no CRM PR - 14218.