Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

IgG e IgM: qué son, para qué sirven y resultados del examen

Las inmunoglobulinas G y M, también conocidas como IgG e IgM, son anticuerpos que el organismo produce cuando entra en contacto con algún tipo de microorganismo invasor. Estos anticuerpos se producen con el objetivo de promover la eliminación de bacterias, virus, parásitos y hongos, además de toxinas producidas por estos microorganismos cuando invaden el cuerpo.

Debido a que son importantes para evaluar la respuesta inmunológica del organismo hacia la infección, la medición de IgG e IgM pueden ayudar al diagnóstico de diversas enfermedades. De esta forma, de acuerdo al test que el médico indica, es posible saber si estas inmunoglobulinas se encuentran o no presentes circulantes en la sangre y, de esta forma saber si la persona está infectada o ha tenido contacto con el agente infeccioso.

IgG e IgM: qué son, para qué sirven y resultados del examen

Para qué sirve el examen

IgG e IgM son proteínas producidas por el organismo con el objetivo de defender al organismo contra agentes infecciosos y sus toxinas. La IgM es el primer anticuerpo producido cuando hay una infección, siendo considerado un marcador de fase aguda de la infección. Esta inmunoglobulina es responsable de activar al sistema complementario, que es un sistema formado por proteínas, señalando que hay una infección y favoreciendo la eliminación del agente infeccioso invasor.

La IgG es producida un poco más tarde, pero aun durante la fase aguda de la infección, sin embargo es producido de acuerdo al microorganismo invasor, siendo considerado más específica, además de permanecer circulante en la sangre, protegiendo a la persona contra posibles infecciones futuras por el mismo microorganismo. Conozca más sobre qué es y cómo funciona el sistema inmune.

La producción de IgG también es inducida por la vacunación, que tiene como objetivo proteger al cuerpo contra un agente infeccioso específico. De esta forma, la IgG es una especie de memoria que el organismo crea para el resto de la vida.

Por qué se realiza el examen

El examen serológico de IgG e IgM sirve para detectar el estadio de diversas enfermedades, como toxoplasmosis, rubéola y la infección por citomegalovirus, por ejemplo. Cuando ocurre una nueva infección, los primeros anticuerpos producidos son las IgM, las cuales van disminuyendo a medida que la infección es controlada, dando lugar a las IgG, que permanecen para toda la vida.

 IgG negativoIgG positivo
IgM negativo

La persona nunca estuvo en contacto con el microorganismo

La persona estuvo en contacto con el microorganismo en una infección antigua o tuvo éxito con la vacuna

IgM positivo

La persona tiene o tuvo hace pocos días una infección aguda

La persona sufrió una infección reciente, hace una semanas o meses

Así, la existencia de grandes cantidades de IgM para la rubéola por ejemplo, es señal de que la infección es reciente, y cuando sus niveles bajan, permanecen los de IgG, lo que significa que la infección está controlada y que el organismo está produciendo anticuerpos específicos contra este virus, obteniendo así memoria inmunitaria para esa enfermedad.

De esta forma, en un próximo contacto con el virus, el riesgo de desarrollar la enfermedad sería mínimo, pues la persona tendría anticuerpos IgG específicos contra la rubéola que actuarían inmediatamente. Lo mismo ocurre con la vacunación, en la que en la mayoría de los casos se administran virus inactivos que inducen la formación de IgG específicos.

Examen de IgG e IgM en el embarazo.

Durante el embarazo, el médico puede realizar algunos exámenes de sangre para identificar las infecciones que la mujer ha tenido, así como para evaluar su estado inmune mediante la medición de anticuerpos específicos para cada uno de los agentes infecciosos.

Existen 5 infecciones que se permanecen en el embarazo, y estas pueden tener un alto riesgo de transmisión para el feto, siendo aún más grave cuando la madre no tiene anticuerpos para uno de estos virus y adquiere la enfermedad durante la gestación, como es el caso de la toxoplasmosis, sífilis , rubéola, herpes simple y citomegalovirus. Conozca cómo el citomegalovirus afecta al bebé y el embarazo.

Por eso, es muy importante aplicarse la vacuna contra la rubéola alrededor de un mes antes del embarazo, y hacer la prueba serológica para tratar otras infecciones de manera oportuna.

IgG e IgM: qué son, para qué sirven y resultados del examen

Diferencia entre IgG e IgM

Las inmunoglobulinas g y M pueden diferenciarse de acuerdo a las características bioquímicas y moleculares, como tamaño, carga eléctrica y cantidad de carbohidratos en su constitución, lo cual tiene influencia directamente en su función.

Las inmunoglobulinas son estructuras con forma parecida a la letra "Y", formadas por cadenas pesadas y cadenas leves. La terminación de una de las cadenas leves siempre es la misma entre las inmunoglobulinas, siendo conocida como la región constante de cadena leve, mientras que la terminación de las otras cadenas leves puede variar entre las inmunoglobulinas, siendo conocida como región variable.

Además, tanto en las cadenas pesadas como en las leves, existen regiones de complementariedad que corresponde a la región en que el antígeno logra acoplarse.

Así, a partir de la evaluación de las características bioquímicas y moleculares es posible diferenciar los tipos de inmunoglobulinas, incluyendo IgG e IgM, siendo IgG la de mayor circulación en el plasma y la IgM la de mayor presencia en el espacio intravascular, además de poseer en sus regiones variables y extremidades diferentes patrones de complementariedad, lo que tiene impacto en la función que desempeñan.

Bibliografía >

  • FILHO, Geraldo B. Bogliolo: Patologia Geral. 6 ed. Rio de Janeiro: Guanabara Koogan, 2018. 214-222.
  • AROSA, Fernando A.; CARDOSO, Elsa M.; PACHECO, Francisco C. Fundamentos de Imunologia. 2 ed. Lisboa: LIDEL, 2012. 31-37.
  • BARER, Michael R.. Medical Microbiology: A guide to microbial infections - pathogenesis, immunity, laboratory investigation and control. 19 ed. Elsevier, 2018. 92-93.
¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

Atenção! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje