Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Hidrocele: qué es, causas y tratamiento

El hidrocele es la acumulación de líquido dentro del escroto que envuelve al testículo, lo que puede ocasionar aumento de volumen o un testículo más grande que el otro. Aunque sea un problema más frecuente en bebés, también puede ocurrir en hombres adultos, especialmente después de los 40 años de edad.

Normalmente, el hidrocele no provoca dolor o ningún otro síntoma además del aumento de volumen del testículo y, por esta razón, tampoco provoca lesiones en el mismo ni afecta la fertilidad, desapareciendo espontáneamente, principalmente en los bebés casi siempre sin necesidad de tratamiento. Si siente dolor en los testículos, conozca qué podría estar causándolo

Como la hinchazón también puede ser signo de enfermedades más graves, como el cáncer, se recomienda siempre consultar con un pediatra en el caso del bebé, o un urólogo en el caso del hombre, para de esta forma confirmar el diagnóstico de hidrocele. 

Hidrocele: qué es, causas y tratamiento

Causas principales

En los hombres adultos el hidrocele, normalmente, ocurre porque el canal por donde los testículos bajaron durante la gestación no se cerró totalmente y el líquido del abdomen pasa para el escroto, provocando un aumento de volumen en la región genital. Sin embargo, también puede ocurrir debido a una orquitis, epididimitis, hernias inguinales, traumatismos o filariasis. 

Por otra parte, el hidrocele en el bebé ocurre porque durante la gestación, los testículos poseen una bolsa con líquido alrededor, sin embargo, esa bolsa se cierra durante el primer año de vida y el líquido es absorbido por el cuerpo. No obstante, cuando esto no ocurre, la bolsa puede continuar acumulando líquido, generando el hidrocele.

Características del hidrocele 

Para tener la seguridad de que realmente se trata de un hidrocele, el único signo que debe estar presente es el aumento del volumen, el cual puede afectar a uno o dos testículos.

El médico observará y palpará la región íntima para verificar que no existan signos de dolor o cualquier otra alteración que indique que podría tratarse de otra enfermedad. Sin embargo, el ultrasonido de la bolsa escrotal es la forma más fidedigna de descubrir si realmente se trata de hidrocele. La ecografía de los testículos es la forma más certera de descubrir si realmente se trata de un hidrocele. 

Cómo se realiza el tratamiento

En la mayoría de los casos el hidrocele en el bebé no necesita de tratamiento específico, desapareciendo por su cuenta hasta cumplir 1 año de edad. En el caso de hombres adultos puede ser indicado esperar 6 meses para verificar si el líquido es reabsorbido espontáneamente, desapareciendo. 

Sin embargo, cuando esto causa mucha incomodidad o aumenta el tamaño progresivamente a lo largo del tiempo, el médico podrá recomendar realizar una pequeña cirugía con raquianestesia para remover el hidrocele del escroto. 

Este tipo de cirugía es bastante simple y puede realizarse en pocos minutos, por esta razón, la recuperación es rápida, siendo posible regresar a casa unas horas después de llevada a cabo la cirugía, al momento en el que el efecto de la anestesia desaparezca por completo.

Otra forma de tratamiento menos utilizada y con mayor riesgo de complicaciones y recurrencia, es a través de la aspiración con anestesia local. 

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto::

Atenção! Só poderemos responder diretamente se deixar o seu email.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje