Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

¿Qué puede causar ganas de orinar frecuentemente?

Tener que ir muchas veces al baño para orinar puede ocurrir debido a una elevada ingesta de líquidos durante el día. Sin embargo, cuando además del aumento en la frecuencia urinaria se observan otros signos o síntomas como dolor y ardor al orinar y dificultad para aguantar las ganas de orinar, lo cual puede indicar algún tipo de problema de salud, siendo importante consultar a un urólogo para que realice el diagnóstico correcto e indique el mejor tratamiento.

Poliuria es el nombre científico que se le da a la excreción abundante de orina que ocurre cuando se eliminan más de 3 L de orina en 24 horas. Para salir de dudas y saber si la frecuencia urinaria es normal o indica una posible enfermedad, el médico podría solicitar un examen general de orina  o un examen de orina de 24 horas para evaluar el funcionamiento de los riñones, además de evaluar si hay otros síntomas asociados para poder diagnosticar la causa. Conozca cómo se realiza el examen de orina de 24 horas.

¿Qué puede causar ganas de orinar frecuentemente?

A continuación se mencionan las causas más comunes que pueden aumentar las ganas de orinar:

1. Beber mucha agua, café o bebidas alcohólicas

Cuando la persona bebe mucha agua se espera que todo este líquido ingerido sea eliminado por la orina, en este caso la orina tiene un color claro y casi sin olor. En estas situaciones es normal que el organismo elimine el exceso. Esto generalmente ocurre en ciertos períodos del día después de beber muchos líquidos, alimentos ricos en agua o con el consumo exagerado de sal o alimentos ricos en sodio como embutidos o papas fritas.

Tomar mucho café u otros alimentos que contienen cafeína como té negro, chocolate y mate también aumentan la frecuencia urinaria, porque además de tener agua contienen cafeína, la cual es un diurético natural. Otra fuente diurética son las bebidas alcohólicas, sin embargo, no son una buena opción para beber cuando se tiene sed, ya que no hidratan el organismo, por el contrario, deshidrata.

Qué hacer: una forma de disminuir la frecuencia urinaria es practicar actividades físicas, ya que los ejercicios ayudan a eliminar el exceso de líquidos acumulados en el organismo. Además, se recomienda disminuir el consumo de bebidas con cafeína y refrescos, principalmente.

2. Tomar diuréticos

La ingesta de algunos medicamentos para tratar alteraciones cardíacas como los diuréticos Furosemida o Hidroclorotiazida. por ejemplo, pueden ayudar a incrementan la producción de orina por los riñones.

Qué hacer: es importante que el aumento de la frecuencia urinaria debido al uso de medicamentos esté acompañado por el médico, ya que de esta forma se tiene un control y la posibilidad de sustituir el medicamento o cambiar la dosis.

3. Infección urinaria

Una de las causas más comunes del aumento de la frecuencia urinaria es la presencia de una infección urinaria. Para saber si presenta infección hay que observar si están presentes otros síntomas al orinar como dolor o ardor al orinar. Otro signo característico es cuando la persona corre al baño porque necesita hacer pipí y cuando llega allí, no tiene tanta orina como esperaba. 

Qué hacer: se recomienda consultar a un urólogo o médico general para que puedan realizarse análisis que confirmen la infección urinaria y, de esta forma, se pueda indicar el mejor tratamiento, que normalmente incluye el uso de antibióticos. 

Vea cómo prevenir esta infección en el video a continuación:

Conozca cómo tratar la infección urinaria.

4. Diabetes

La necesidad de orinar a cada hora también puede ocurrir debido al exceso de azúcar en la sangre, causado por una diabetes mal controlada. Esto, debido a que una gran cantidad de glucosa en la sangre hacer que el organismo intente eliminar el exceso por medio de la orina.

El diagnóstico de la diabetes se realiza por medio de un examen de orina en el que se puede observar una gran cantidad de orina producida a lo largo del día, en caso de diabetes insípida o presencia de glucosa en la orina, pero también por medio de un análisis de sangre en el que se evalúa la cantidad de glucosa circulante. 

Conozca cómo se realiza el diagnóstico de diabetes. 

Qué hacer: en caso de que se compruebe que el aumento de las ganas de orinar se debe a diabetes, es importante continuar con el tratamiento indicado por el médico, el cual puede indicar el uso de medicamentos que ayuden a regular los niveles de glucosa circulante, inyecciones de insulina y/o cambios en los hábitos alimentarios y estilo de vida. 

Vea cómo debe ser la dieta para una persona diabética.

5. Incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria ocurre cuando no se consigue aguantar la orina y, por esto, además de dar muchas ganas de orinar varias veces al día, la persona no consigue controlar las ganas hasta llegar al baño, mojándose la ropa. Aunque también puede ocurrir en hombres, la incontinencia es más frecuente en las mujeres, especialmente durante el embarazo o después e la menopausia.

Qué hacer: el tratamiento para la incontinencia urinaria puede realizarse por medio de ejercicios de Kegel, que tienen como objetivo el fortalecimiento del suelo pélvico, sin embargo en algunos casos puede ser necesario la realización de cirugía. 

Vea algunos ejercicios que pueden ayudar a tratar la incontinencia.

6. Hiperplasia prostática

El agrandamiento de la próstata también causa un aumento de las ganas de orinar y es común en hombres mayores de 45 años de edad. Una de las señales de sospecha es tener que despertarse para orinar durante la noche, por lo menos 2 veces, especialmente si esto no era un hábito.

Qué hacer: es importante que el hombre consulte al urólogo para que pueda diagnosticarse la alteración e iniciarse el tratamiento más adecuado, pudiendo indicarse el uso de medicamentos que ayuden a aliviar los síntomas y disminuir el tamaño de la próstata, antibióticos o cirugía en casos más graves. 

Conozca en qué consiste el tratamiento de la hiperplasia prostática.

Cuándo debe acudir al médico

Es importante acudir al médico cuando las ganas de orinar frecuentemente se acompañan de otros síntomas como:

  • Presencia de espuma en la orina;
  • Mal olor;
  • Coloración rojiza u oscura;
  • Dolor o ardor al orinar;
  • Fiebre;
  • Dolor en la parte baja de la espalda;
  • Dificultad para orinar.

Asimismo cuando surge sed excesiva, hambre y pérdida de peso sin razón aparente, podría indicar la presencia de diabetes no controlada, por lo que debe acudir de inmediato al médico para ser evaluado.

Por lo tanto si sospecha y cree que pueda tener algún problema de salud, debe marcar una consulta con un médico general para que indique la realización de un examen general de orina y de sangre, de forma de identificar qué está causando este síntoma e indicar el tratamiento más adecuado según la causa.

Preguntas frecuentes relacionadas con el artículo

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda, escríbala en el espacio a continuación para que podamos mejorar nuestro texto:

¡Atención! Solo podremos responderle si coloca su email a continuación.
Recibirá un email con un enlace al que debe acceder para confirmar que el email le pertenece.
Más sobre este tema:

Publicidad
Carregando
...
Fechar Simbolo de finalizado

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje