Sangrado después de tener relaciones: 6 causas y qué hacer

Revisión médica: Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
junio 2022

El sangrado después de tener relaciones sexuales es una situación común, especialmente en mujeres que tuvieron este tipo de contacto por primera vez, debido a la rotura del himen. Sin embargo, este sangrado también se puede presentar durante la menopausia debido a la aparición de sequedad vaginal.

No obstante, en otras mujeres, el sangrado puede ser signo de algún problema más grave, como infecciones, infecciones de transmisión sexual, pólipos e incluso cáncer en el útero. 

Por este motivo, siempre que el sangrado surja sin razón aparente o sea muy frecuente, se aconseja consultar el ginecólogo para identificar la causa correcta e iniciar el tratamiento más adecuado. Vea qué puede causar dolor durante las relaciones sexuales

Las principales causas de sangrado después de tener relaciones son: 

1. Rotura del himen

La rotura del himen, generalmente, ocurre en la primera relación íntima de la joven, sin embargo, existen casos en el que esa rotura puede ocurrir más tarde. El himen es una fina membrana que cubre la entrada de la vagina y ayuda a prevenir el surgimiento de infecciones durante la infancia, no obstante, esa membrana, por lo general se rompe por la penetración del pene durante la primera relación, causando sangrado. 

Existen jóvenes que presentan un himen flexible o complaciente, el cual no se rompe en la primera relación, pudiendo mantenerse por varios meses. En esos casos, es normal que el sangrado aparezca en el momento que ocurra la rotura. Conozca más sobre el himen complaciente.

Qué hacer: en la mayor parte de los casos, el sangrado causado por la rotura del himen es relativamente pequeño y acaba desapareciendo al fin de pocos minutos. De esta forma, sólo se recomienda que la mujer se higienice la zona con cuidado para evitar una infección. Sin embargo, si el sangrado es muy abundante, se debe ir al hospital o consultar al ginecólogo. 

2. Sequedad vaginal

Este es un problema relativamente común, sobretodo en mujeres después de la menopausia, pero que puede ocurrir a cualquier edad, especialmente cuando se está bajo algún tipo de tratamiento hormonal. En estos casos, la mujer no produce correctamente el lubricante natural y, por esta razón, es posible que durante la relación íntima el pene pueda causar pequeñas heridas que sangran y causan dolor.

Qué hacer: una manera de aliviar la incomodidad causada por la sequedad vaginal es usar lubricantes a base de agua, que pueden adquirirse en la farmacia. Además de eso, es importante consultar al ginecólogo para evaluar si es posible realizar terapia hormonal para intentar curar el problema. Otra opción es usar remedios naturales que ayuden a aumentar la lubricación vaginal. Conozca algunos ejemplos de remedios naturales para la sequedad vaginal.

3. Relación íntima intensa

La región genital es un área muy sensible del cuerpo, por esta razón, puede sufrir fácilmente pequeños traumatismos, en especial en los casos en que la mujer tenga una relación íntima muy intensa. No obstante, el sangrado habitualmente es de poca cantidad y es posible sentir algún dolor o incomodidad después de la relación.

Qué hacer: normalmente, sólo se aconseja mantener la región íntima limpia, especialmente en caso de tener la menstruación. Sin embargo, si el dolor es muy intenso o el sangrado demora en desaparecer, puede ser necesario consultar al ginecólogo. 

4. Infección vaginal

Varios tipos de infección vaginal, como cervicitis o alguna enfermedad de transmisión sexual, como la clamidia, causan inflamación de las paredes de la vagina. Cuando eso ocurre existe un riesgo muy elevado de surgir pequeñas heridas durante el acto sexual, ocasionando sangrado. 

Sin embargo, también es posible, en caso de que el sangrado sea causado por una infección, que existan otros síntomas como ardor en la región vaginal, comezón, mal olor y secreción blanquecina, amarillenta o verdosa. Conozca cómo identificar una infección vaginal

Qué hacer: siempre que exista la sospecha de infección vaginal es muy importante consultar al ginecólogo para realizar exámenes e identificar el tipo de infección. La mayor parte de las infecciones pueden ser tratadas con el uso correcto de antibióticos, por esta razón es muy importante la orientación médica.  

5. Pólipo vaginal

Los pólipos vaginales son pequeños crecimientos benignos que pueden aparecer en la pared de la vagina, los cuales debido al contacto y fricción con el pene durante la relación íntima, pueden acabar sangrando.

Qué hacer: si el sangrado es recurrente, se puede consultar al ginecólogo para evaluar la posibilidad de remover los pólipos a través de una pequeña cirugía. 

6. Cáncer en la vagina

Aunque no sea una situación tan común, la presencia de cáncer en la vagina también puede causar sangrado durante o después del contacto íntimo. Este tipo de cáncer es más común después de los 50 años o en mujeres con comportamiento de riesgo, como tener varias parejas o tener relaciones sin protección, por ejemplo. 

Otros síntomas pueden incluir secreción con mal olor, dolor pélvico constante, sangrado fuera del período menstrual o dolor al orinar. Conozca otros signos que pueden ayudar a identificar el cáncer vaginal

Qué hacer: siempre que exista sospecha de cáncer, es muy importante ir lo más rápido posible al ginecólogo para realizar exámenes, como el papanicolau, y confirmar la presencia de células cancerígenas, iniciando el tratamiento de inmediato para obtener mejores resultados. 

¿Fue útil esta información?

Atualizado por Andreina De Almeida Rodríguez - Nutricionista, em junio de 2022. Revisión médica por Drª. Sheila Sedicias - Ginecóloga, em noviembre de 2019.
Revisión médica:
Drª. Sheila Sedicias
Ginecóloga
Mastóloga y ginecóloga formada por la Universidad Federal de Pernambuco en 2008, bajo el registro profesional en el colegio de médicos CRM PE 17459.