Exceso de vitamina D: síntomas, causas y tratamiento

El exceso de vitamina D puede aumentar los niveles de calcio en la sangre, causando síntomas como falta de apetito, dolor abdominal, presión alta, piedras en los riñones y debilidad muscular.

El exceso de vitamina D, o hipervitaminosis D, puede ser causado por la ingesta prolongada de dosis elevadas de suplementos o por problemas de salud que aumentan la producción de vitamina D en el organismo, como linfoma y alteraciones granulomatosas.

Ante la presencia de síntomas que puedan indicar el exceso de vitamina D, es importante consultar al médico general para evaluar las causas de esta condición e indicar el tratamiento adecuado, que puede incluir la interrupción de la toma de suplementos de vitamina D y/o calcio y usar suero fisiológico, por ejemplo.

Mano con cápsulas blandas

Principales síntomas

El exceso de vitamina D puede causar los siguientes síntomas:

  • Falta de apetito;
  • Náuseas;
  • Confusión mental;
  • Dolor abdominal;
  • Estreñimiento;
  • Deshidratación;
  • Debilidad muscular;
  • Sed excesiva.

Por desequilibrar los niveles de calcio en el organismo, el exceso de vitamina D también puede causar dolor en los huesos, presión alta, arritmia cardíaca, piedras en los riñones y, en ciertos casos, insuficiencia renal.

Síntomas en la piel

Por causar la deshidratación, el exceso de vitamina D puede ocasionar el surgimiento de algunos síntomas en la piel, como sequedad, pérdida de la elasticidad y comezón.

Exceso de vitamina D en el embarazo

Aunque sea raro, el exceso de vitamina D en el embarazo puede provocar el exceso de calcio en la sangre, causando dolor de cabeza, cansancio excesivo y preeclampsia en la mujer, por ejemplo. Vea más sobre la hipercalcemia.

Asimismo, la hipercalcemia durante el embarazo también puede ocasionar retraso en el desarrollo, problemas cardiovasculares, disminución de los niveles de calcio en la sangre, espasmos musculares y, en casos más graves, la muerte del bebé.

Cómo identificar el exceso de vitamina D

Para identificar el exceso de vitamina D, es importante consultar un médico general para que evalúe los signos y los síntomas presentados, el uso de suplementos y los antecedentes de salud de la persona.

Para confirmar el diagnóstico, el médico también solicita examen de vitamina D, calcio, fosfato y hormona paratiroidea. En caso de exceso de vitamina D, los niveles sanguíneos de 25(OH)D generalmente están por encima de 100 ng/ml.

Asimismo, el médico también podrá solicitar algunos exámenes de imagen, como ecografía, tomografía computarizada y radiografía, para evaluar la presencia de piedras en los riñones, calcificación de los vasos sanguíneos, corazón y pulmón, por ejemplo.

Principales causas

La causa principal de exceso de vitamina en el organismo es la ingesta de altas dosis de suplementos de vitamina D. El consumo de alimentos fortificados con altas cantidades de esta vitamina también puede causar el exceso de vitamina D en el organismo.

Asimismo, el exceso de vitamina D también puede surgir debido a la producción elevada de esta vitamina por el cuerpo, como en los casos de enfermedades como linfomas y alteraciones granulomatosas, que son condiciones médicas caracterizadas por el formación de aglomerados de células inflamatorias en el organismo.

Cómo es realizado el tratamiento

El tratamiento del exceso de vitamina D debe ser llevado a cabo por el médico general o endocrinólogo e incluye la interrupción de la toma de suplementos de calcio y/o vitamina D, la administración de suero fisiológico y, en ciertos casos, el uso de medicamentos y la realización de hemodiálisis. 

1. Medicamentos

En casos de hipercalcemia grave (calcio sérico por encima de 14 mg/dl), el médico puede recomendar la calcitonina, una hormona que controla la cantidad de calcio en la sangre. Conozca más sobre la calcitonina.

Asimismo, el médico también puede indicar el uso de bifosfonatos, como pamidronato y ácido zoledrónico, que son medicamentos usados para prevenir la pérdida de masa ósea.

El uso de glucocorticoides, como la hidrocortisona o la prednisona, está indicado solo para tratar el exceso de vitamina D relacionado con la enfermedad granulomatosa. Este medicamento reduce los niveles de calcio en la sangre. 

2. Suero fisiológico

La administración de suero fisiológico al 0,9 % estéril debe ser realizada directamente en la vena, en hospitales, siendo indicada por el médico para combatir la deshidratación y recuperar la función de los riñones.

3. Hemodiálisis

La hipercalcemia grave puede ocasionar insuficiencia renal aguda, en algunos casos. De esta forma, la hemodiálisis puede ser indicada para tratar la insuficiencia renal o cuando los niveles de calcio en la sangre no disminuyen con el tratamiento indicado. Vea cómo es realizada la hemodiálisis.