Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Qué es el Endometrio, dónde se localiza y principales cambios que ocurren

El endometrio es un tejido que recubre toda la pared interna del útero y su espesor varía a lo largo del ciclo menstrual, dependiendo de la concentración de hormonas (estrógenos y progesterona) en el torrente sanguíneo.

En el endometrio es donde ocurre la implantación del embrión dando inicio al embarazo, pero para que esto ocurra, el endometrio debe tener el espesor ideal y no tener signos de enfermedades. Cuando no ocurre la fecundación, este tejido del útero se desprende, generando lo que se conoce como menstruación. 

Localización del endometrio
Localización del endometrio

Alteraciones del endometrio por fases

Estas alteraciones ocurren todos los meses, en todas las mujeres en edad reproductiva, caracterizando las fases del ciclo menstrual:  

1. Fase proliferativa

Después de la menstruación el endometrio se encuentra totalmente descamado y listo para aumentar de tamaño, esta fase se llama proliferativa, y en ese período el estrógeno promueve la liberación de células que aumentan su espesor, así como los vasos sanguíneos y de las glándulas exocrinas.

2. Fase secretora

En la fase secretora, que ocurre durante el período fértil, el estrógeno y la progesterona harán que el endometrio tenga todos los nutrientes necesarios para la implantación y nutrición del embrión. Si el embrión consigue quedarse en el endometrio, habrá un mínimo vestigio de sangre, y la mujer podrá notar un "flujo" rosado o como "borra de café" durante su día fértil, pero si no hay fecundación, después de algunos días la mujer va a menstruar.

3. Fase menstrual

Si después del período fértil, que es cuando el endometrio estaba con mayor espesor no hubo fecundación, este tejido ahora va a entrar en su fase menstrual y disminuirá de espesor debido a la caída brusca de hormonas en el torrente sanguíneo y disminución de la irrigación sanguínea del tejido. Estas alteraciones hacen que el endometrio se vaya soltando poco a poco de la pared uterina, dando origen al sangrado que conocemos por menstruación.

El endometrio puede ser evaluado a través de exámenes ginecológicos de imagen, como ecografía pélvica, colposcopia y resonancia magnética, por ejemplo. Estos exámenes le permiten al ginecólogo verificar si hay alguna signo de enfermedad o alteración en ese tejido. 

Endometrio en el embarazo

El endometrio ideal para quedar embarazada es aquel que mide alrededor de 8 mm y está en la fase secretora, porque el endometrio fino o atrófico, midiendo menos de 6 mm, no es capaz de permitir el desarrollo del bebé. La principal causa del endometrio fino es la falta de progesterona, pero esto también puede suceder debido al uso de métodos anticonceptivos, útero infantil y lesiones después de practicar un aborto o curetaje.

El espesor mínimo para quedar embarazada es de 8 mm y el ideal es de aproximadamente 18 mm. En las mujeres donde esto no ocurre naturalmente, el médico puede indicar el uso de medicamentos hormonales como Progesterona o Didrogesterona para aumentar el espesor endometrial, facilitando la implantación del embrión en el útero.

El espesor de referencia del endometrio después de la menopausia es de 5 mm, que puede observarse en una ecografía transvaginal. En esta fase, cuando el espesor es mayor que 5 mm el médico pedirá una serie de otros exámenes para evaluar mejor a la mujer y estar atento a otros signos que puedan revelar posibles enfermedades como por ejemplo cáncer de endometrio, la presencia de pólipos endometriales, hiperplasia o adenomiosis.

Principales enfermedades que afectan el endometrio

La enfermedades endometriales pueden ser tratadas y debidamente controladas con el uso de hormonas o en algunos casos cirugía, el acompañamiento médico es esencial para evitar que este tipo de enfermedades evolucionen y se compliquen, manteniendo la salud uterina y aumentando las probabilidades de quedar embarazada. Las enfermedades más comunes en este tejido son:

1. Cáncer de endometrio

La enfermedad más común que afecta el endometrio es el cáncer de endometrio. Este puede ser fácilmente descubierto porque su principal síntoma es el sangrado fuera de la menstruación. En el caso de las mujeres que ya llegaron a la menopausia y tienen 1 año sin menstruar, el síntoma es percibido inmediatamente. 

Para aquellas que no han llegado a la menopausia el principal síntoma es el aumento de la cantidad de sangre perdida durante la menstruación. Es necesario mantenerse atenta a estas señales y acudir inmediatamente a un ginecólogo, ya que cuanto antes el problema sea diagnosticado, mayores son las probabilidades de cura. 

2. Pólipos endometriales

Los pólipos localizados en la región del endometrio son  benignos y son fácilmente identificados porque genera síntomas como pérdida de sangre antes o después de la menstruación o dificultad para quedar embarazada. Esta alteración es más común después de la menopausia y surge, generalmente, en mujeres que toman medicamentos como Tamoxifeno.

La mayoría de las veces esta enfermedad es descubierta a través de una ecografía que evidencia un aumento del espesor. El tratamiento es escogido por el ginecólogo pero puede ser hecho a través de la extirpación de los pólipos a través de cirugía, especialmente si la mujer es joven y quiere quedar embarazada, pero en muchos casos no es necesario realizar cirugía, ni tomar medicamentos hormonales, haciendo un acompañamiento del caso de 6 en 6 meses para verificar si hubo alguna alteración. Conozca más sobre los pólipos endometriales.

3. Hiperplasia del endometrio

El aumento del espesor del endometrio es llamado hiperplasia endometrial, siendo más común después de los 40 años de edad. Su principal síntoma es el sangrado fuera del período menstrual y puede ser visto en un ultrasonido transvaginal. 

Existen diversos tipos de hiperplasia endometrial y no todos están relacionados con el cáncer. Su tratamiento puede involucrar medicamentos hormonales, curetaje o cirugía, en los casos más graves. 

4. Adenomiosis

La adenomiosis ocurre cuando el tejido que se encuentra dentro de las paredes uterina aumenta de tamaño provocando síntomas como sangrado intenso durante la menstruación y cólicos que dificultan la vida de la mujer todos los meses. Sus causas no son totalmente conocidas y puede surgir después del embarazo. 

El tratamiento puede ser hecho con la ingestión de anticonceptivos, colocación de DIU o cirugía para extraer el útero, en los casos más graves, cuando los síntomas incomodan mucho y cuando hay contraindicación para el uso de medicamentos hormonales. Conozca más sobre la adenomiosis.

¿Fue útil esta información?   
 /  No

Si tiene alguna duda o encontró algún error, escríbenos a continuación para que podamos mejorar el texto. No le responderemos directamente. Si quiere una respuesta haga clic en Contacto.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...
Fechar

Puede preguntar

Fechar
¡Es hora de quitarse todas las dudas!
Erro
Erro
Erro
Marque la casilla de verificación anterior.
Enviar mensaje