Adenomiosis: qué es, síntomas y tratamiento

Actualizado en junio 2023

La adenomiosis es el crecimiento anormal de células endometriales, que es el tejido que reviste el útero internamente, dentro del miometrio, que es la capa muscular de este órgano, lo que da como resultado el aumento de tamaño del útero y síntomas como hinchazón abdominal, menstruación intensa o prolongada y cólicos fuertes durante la menstruación. 

Las causas de la adenomiosis no están totalmente conocidas, pero se cree que puede surgir debido a cirugías ginecológicas o parto por cesárea, donde rompen las capas más profundas del endometrio y del miometrio, lo que puede generar la proliferación de células del endometrio dentro del miometrio. 

El tratamiento de la adenomiosis, también llamada adenomiosis uterina, es realizado por el ginecólogo, que puede indicar medicamentos antiinflamatorios para aliviar los síntomas, hormonas o cirugía para remoción del útero. 

Imagem ilustrativa número 1

Síntomas de adenomiosis

Los principales síntomas de la adenomiosis incluyen:

  • Hinchazón abdominal;
  • Sensación de presión en la barriga;
  • Sangrado menstrual intenso;
  • Menstruación prolongada;
  • Cólicos muy fuertes durante la menstruación;
  • Dolor pélvico agudo durante la menstruación;
  • Dolor pélvico crónico;
  • Dolor durante el contacto íntimo;
  • Infertilidad. 

La adenomiosis no siempre provoca síntomas; sin embargo, cuando surgen, estos pueden aparecer de 2 a 3 años después del parto, incluso en los casos donde la mujer ya tiene adenomiosis desde la infancia, y generalmente desaparecen luego de la menopausia, cuando cesa el ciclo menstrual.

Asimismo, la adenomiosis puede ser una de las causas de la dismenorrea y de hemorragia uterina anormal, siendo muchas veces difícil de diagnosticar. Conozca otros signos de alteraciones en el útero.  

¿La adenomiosis puede afectar el embarazo?

La adenomiosis puede provocar complicaciones graves en el embarazo, como embarazo ectópico o aborto, por ejemplo, siendo recomendado el seguimiento regular del obstetra, para que sean evitadas esas complicaciones. 

Asimismo, en algunos casos de adenomiosis puede dificultarse la fijación del embrión en el útero, complicando así el embarazo. 

Cómo confirmar el diagnóstico

El diagnóstico de la adenomiosis es realizado por el ginecólogo mediante la evaluación de los síntomas, como dolor, sangrados intensos y dificultad para quedar embarazada, por ejemplo, los antecedentes de salud y el examen ginecológico. 

Para confirmar el diagnóstico, el médico debe solicitar exámenes de imagen como ecografía transvaginal o resonancia magnética, que son capaces de mostrar el grosor del útero. 

Además, el médico puede solicitar una histerosonografía, pues permite observar el interior del útero, facilitando la identificación de la adenomiosis y ayudando a descartar otras condiciones que presentan hallazgos semejantes en los exámenes de ecografía y resonancia magnética, como endometriosis, leiomiomas o cáncer. 

Posibles causas

Las causas de la adenomiosis aún no están muy claras; no obstante, se cree que puede deberse a traumas, a inflamaciones o a factores genéticos y hormonales, pues estos pueden ocasionar una proliferación de células del endometrio dentro del miometrio. 

Algunos factores que pueden aumentar el riesgo de adenomiosis son:

  • Edad, siendo más común entre los 40 y los 50 años;
  • Más de un embarazo a lo largo de la vida;
  • Parto por cesárea;
  • Curetaje o dilatación uterina;
  • Cirugía para remoción de miomas;
  • Endometriosis;
  • Primera menstruación antes de los 12 años de edad;
  • Ciclos menstruales cortos;
  • Sobrepeso u obesidad;
  • Uso de pastilla anticonceptiva;
  • Uso de tamoxifeno.

Pese a que la causa de la adenomiosis no esté totalmente conocida, se sabe que la exposición a la hormona estrógeno puede desencadenar adenomiosis. 

¿La adenomiosis puede convertirse en cáncer?

La adenomiosis es una condición benigna del útero que no está relacionada con el cáncer y tampoco se convierte en cáncer. 

Cómo es realizado el tratamiento

El tratamiento de la adenomiosis varía de acuerdo con los síntomas sentidos y debe ser orientado por un ginecólogo. 

Los principales tratamientos para la adenomiosis son:

  • Antiinflamatorios no esteroideos, como ketoprofeno o ibuprofeno, para el alivio del dolor y la inflamación;
  • Medicamentos hormonales, como las pastillas anticonceptivas con progesterona, danazol, adhesivo anticonceptivo, anillo vaginal o DIU hormonal;
  • Cirugía para remover el exceso de tejido endometrial dentro del útero, en casos donde la adenomiosis está localizada en una región determinada del útero y no se encuentra muy profunda dentro del músculo;
  • Cirugía para retirar el útero, llamada histerectomía total, para remoción completa del útero. En esta cirugía no suele ser necesario remover los ovarios. 

La cirugía para retirar el útero elimina completamente los síntomas de la enfermedad; sin embargo, solo es realizada en casos más graves, cuando la mujer ya no pretende quedar embarazada y cuando la adenomiosis provoca dolor constante y sangrados abundantes. 

¿La adenomiosis es lo mismo que la endometriosis?

La adenomiosis es considerada un tipo de endometriosis, pues corresponde al crecimiento del tejido endometrial dentro del músculo del útero. En ciertos casos, la mujer puede incluso tener adenomiosis y endometriosis al mismo tiempo. Conozca qué es la endometriosis

Asimismo, existen varios tipos de adenomiosis, entre los cuales se incluyen la adenomiosis focal, que es cuando se localiza en una determinada región del útero, o la adenomiosis difusa, que es cuando se disemina por toda la pared del útero, tornándolo más pesado y voluminoso.