Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.

Diplopía (visión doble): qué es, causas y tratamiento

La diplopía, conocida también como visión doble, ocurre cuando los ojos no están alineados correctamente, transmitiendo para el cerebro imágenes del mismo objeto pero de ángulos diferentes. Las personas con diplopía no consiguen fusionar las imágenes de ambos ojos en una única imagen, creando una sensación de que se está viendo dos objetos en lugar de uno.

Los tipos más comunes de diplopía son:

  • Diplopía monocular, en que la visión doble surge apenas en un ojo y aunque se cierre el ojo saludable el problema se mantiene;
  • Diplopía binocular, en que la visión doble desaparece cerrando cualquiera de los dos ojos;
  • Diplopía horizontal, que es cuando la imagen aparece duplicada para los lados;
  • Diplopía vertical, que es cuando la imagen se encuentra replicada hacia arriba o hacia abajo.

La visión doble tiene cura y la persona puede volver a ver de forma enfocada, sin embargo, su tratamiento dependerá de cuál sea la causa que lo origina, siendo importante acudir a un oftalmólogo para que realice una evaluación e indique cuál es la causa del problema. 

Diplopía (visión doble): qué es, causas y tratamiento

Principales causas 

Las causas de la diplopía, van desde problemas simples hasta enfermedades graves, pudiendo incluir:

  • Desalineación de los ojos;
  • Golpes en la cabeza;
  • Problemas de visión como estrabismo, miopía o astigmatismo;
  • Ojo seco;
  • Cataratas;
  • Diabetes;
  • Esclerosis múltiple;
  • Problemas musculares causados por enfermedades como la miastenia grave;
  • Lesiones cerebrales;
  • Tumor cerebral;
  • Derrame cerebral;
  • Uso excesivo de alcohol;
  • Uso de drogas.

Es importante consultar a un oftalmólogo, siempre que el problema se mantenga o es acompañada de otros síntomas, como dolor de cabeza y dificultad para ver, por ejemplo, para que se pueda realizar el diagnóstico e iniciar el tratamiento. Vea cómo cuáles son los síntomas que indican problemas de visión.

Cómo se realiza el tratamiento

En algunos casos la diplopía puede desaparecer por si sola, sin que sea necesario realizar tratamiento. Sin embargo, en caso de que sea persistente o si surgen otros síntomas como dolor de cabeza, náuseas y vómitos, es importante consultar al oftalmólogo para que realice el diagnóstico e indique el tratamiento más adecuado. 

No obstante, en la mayoría de los casos, la diplopía puede corregirse fácilmente con ejercicios para los ojos, uso de lentes o gafas o una cirugía para corregir el problema de visión.

¿Fue útil esta información?

Bibliografía

  • RUCKER, Janet; TOMSAK, Robert L. Binocular Diplopia: A Practical Approach. The Neurologist. Vol 11. 2 ed; 2005
  • LEITE, Daniel A. et al. Diplopia vertical persistente pós-facectomia e tireoidopatia associadas. Rev Bras Oftalmol. Vol 75. 3 ed; 235-237, 2016
  • ILIESCU, Daniela Adriana et al. Management of diplopia. Romanian Journal of Ophthalmology. Vol 61. 3 ed; 166-170, 2017
Más sobre este tema:

Ajuda
Carregando
...