Diálisis peritoneal: qué es, cómo funciona y otras dudas

Actualizado en mayo 2022

La diálisis peritoneal (DP) es un tratamiento utilizado en la insuficiencia renal crónica en la que se utiliza el peritoneo, que es la membrana que recubre la superficie interior del abdomen, como filtro para limpiar la sangre y eliminar los desechos acumulados en el organismo, por la falta de funcionamiento de los riñones.

En este tipo de tratamiento se utiliza una solución de diálisis, la cual se encuentra en una bolsa y pasa al peritoneo a través de un cateter que es colocado quirúrgicamente en el abdomen.

A diferencia de la hemodiálisis, la DP da una mayor libertad, pues no es necesario acudir al hospital y puede ser realizado en casa, en el trabajo o de viaje. No obstante, se debe realizar todos los días y es necesario cumplir algunos requisitos específicos para que la persona pueda ser candidata a este tipo de tratamiento.

Proceso de la diálisis peritoneal
Proceso de la diálisis peritoneal

Cómo funciona y cuál es el procedimiento

La diálisis peritoneal utiliza una solución que contiene agua, electrolitos, una solución tampón (lactato y/o bicarbonato) y un agente osmótico (dextrosa, icodextrina o aminoácidos), la cual se introduce poco a poco en el abdomen a través de una sonda con un catéter que es colocado por un cirujano.

Esta solución de diálisis, al cabo de unas horas, se encarga de absorber los desechos y el exceso de líquido del organismo que se han acumulado por la falta del funcionamiento renal.

Existen dos tipos principales de diálisis peritoneal, cuyo procedimiento difiere un poco entre una y otra, estos son:

1. Diálisis peritoneal manual

La diálisis peritoneal manual, conocida también como diálisis peritoneal continua ambulatoria (DPCA), es un procedimiento en el que la solución de diálisis, que son unos 2, 2,5 y 3L, se lleva en el abdomen durante 24 horas, debiendo realizarse varios recambios manualmente a lo largo del día.

Cómo funciona: el procedimiento consiste en introducir el líquido en la cavidad peritoneal, desconectar la sonda de la bolsa y colocar una tapa en el catéter, de esta forma la persona puede realizar sus actividades del día a día.

A medida que va pasando el tiempo y el líquido va arrastrando los desechos, la filtración va disminuyendo, esto hace con que sea necesario colocarse una nueva solución, debiendo repetirse el procedimiento alrededor de 4 veces al día o según la indicación del médico.

Ventajas: la DPCA es una técnica fácil de aprender y realizar, permite que la persona realice sus actividades diarias, no interfiere por la noche y da flexibilidad en los horarios.

Desventajas: mayor riesgo de sufrir una peritonitis, limitación a la hora que se necesite aumentar la dosis de diálisis, mayor número de intercambios y mayor presión intraabdominal.

Cuántas horas demora el procedimiento

La diálisis peritoneal manual por lo general se demora unos 30 a 45 minutos en realizar el cambio de una bolsa a otra, dejando la solución de diálisis en el abdomen alrededor de 6 horas. No obstante, esto puede variar, pues hay personas que necesitan 4 recambios mientras otras necesitan 5, por ejemplo, esto deberá determinarlo el médico tratante.

2. Diálisis peritoneal automática

La diálisis peritoneal automática (DPA), a diferencia de la diálisis manual, hace uso de una máquina llamada cicladora, en la que la persona se conecta a ella, por lo general durante la noche mientras duerme, y la máquina se encarga de llevar a cabo el procedimiento de intercambio, realizando entre 3 a 5 según la orientación del médico. Este tipo de tratamiento es una opción que se considera principalmente en los niños.

Ventajas: por lo general, no es necesario realizar intercambios durante el día, pudiendo la persona realizar sus actividades normales y dedicar menos horas al procedimiento en sí, pues se realiza mientras la persona duerme. Además, la persona tiene mayor calidad de vida, permite aumentar la dosis de la diálisis, hay menos presión intraabominal, lo que la hace más cómoda, y hay menos riesgo de sufrir peritonitis.

Desventajas: no todas las personas tienen las condiciones higiénicas necesarias en casa para poder realizar este procedimiento, pues es necesario tener un ambiente lo más higienizado posible para disminuir el riesgo de contraer una infección. Además, es necesario tener la máquina, requiere de un aprendizaje y de un procedimiento un poco más complejo y tiene mayor coste.

Cuántas horas demora el procedimiento

En la diálisis peritoneal automática la persona debe permanecer conectada a la cicladora entre 10 a 12 horas aproximadamente durante la noche, no siendo necesario realizarlo durante el día.

Cuidados a tener

La diálisis peritoneal es un tratamiento que necesita entrenamiento, debiendo acudir al hospital durante 1 a 2 semanas para ser asistido por un enfermero para aprender a realizar los intercambios y a evitar las infecciones, debiendo llevar a un miembro de la familia o amigo al entrenamiento por si en algún momento la persona se encuentra enferma y necesita algún tipo de ayuda.

Algunos cuidados a tener para evitar las infecciones son: guardar los materiales a utilizar en un lugar fresco, limpio y seco; inspeccionar cada bolsa de la solución de diálisis, verificando si tiene algún signo de contaminación antes de usarlo; realizar los intercambios en un lugar limpio y cómodo; lavarse las manos antes de manipular el catéter, así como mantener limpia la piel alrededor del catéter todos los días y utilizar una mascarilla mientras se realiza el intercambio.

Contraindicaciones de la DP

La diálisis peritoneal puede tener algunas contraindicaciones que impiden la colocación de cateter, que incluyen:

  • Procesos inflamatorios abdominales, como enfermedad de Crohn, colitis ulcerativa, infección por Clostridium Difficile, diverticulitis aguda, esclerosis peritoneal, absceso abdominal y enfermedad hepática grave con ascitis;
  • Contraindicaciones anatómicas, como una hernia no corregida que podría aumentar de tamaño con el uso de la DP, adherencias abdominales severas, la presencia de ostomías o sondas de alimentación;
  • Enfermedad psiquiátrica grave e imposibilidad de autodiálisis sin apoyo;
  • Limitaciones sociales, como tener un domicilio estable o la falta de un cuarto en condiciones higiénicas adecuadas.

A pesar de estas contraindicaciones, será el nefrólogo junto con un trabajador social, quienes determinen si esta es o no la mejor forma de tratamiento para la insuficiencia renal.

Qué problemas puede ocasionar la diálisis peritoneal

La diálisis peritoneal puede ocasionar una infección abdominal, una hernia o el aumento de peso, este último puede deberse a que la solución de diálisis contiene dextrosa, que es un tipo de carbohidrato que puede ocasionar exceso de peso a lo largo del tiempo, siendo necesario en estos casos ajustar la alimentación con un nutricionista especialista en el área.

Cuándo acudir al médico

Es importante acudir al médico cuando surgen signos de infección, que incluyen:

  • Fiebre;
  • Dolor abdominal;
  • Náuseas y/o vómitos;
  • Enrojecimiento, dolor, inflamación y/o salida de pus o secreciones alrededor del catéter que está insertado en el abdomen.

Además, el catéter también puede salir de su lugar, siendo importante acudir al centro de salud más cercano, pues estos son signos y síntomas de una peritonitis, la cual debe ser tratada lo más pronto posible.

Diferencia entre diálisis peritoneal y hemodiálisis

Las principales diferencias entre las diálisis peritoneal y la hemodiálisis son:

Diálisis peritoneal Hemodiálisis
La sangre es filtrada por el peritoneo, que es la membrana que recubre el abdomen, a través del uso de una solución de diálisis. La sangre sale del cuerpo y es filtrada por un máquina de diálisis y luego es enviada nuevamente al cuerpo.
Mayor independencia. Se debe acudir mínimo 3 veces por semana al hospital.
Dieta menos restringida, pues al ser continua hay menos acumulación de líquidos y electrolitos. Dieta más restringida, debiendo moderar la ingesta de alimentos con sodio, fósforo y potasio.
Función renal residual más duradera, pudiendo conservarla por un período más prolongado. Función residual menos duradera.
El catéter se coloca en el abdomen. El catéter se coloca en una vía central.
Requiere de entrenamiento. La persona es tratada en el centro hospitalario.

Conozca con más detalle en qué consiste la hemodiálisis y cómo se realiza.