Dermatitis de contacto: qué es, síntomas y tratamiento

La dermatitis por contacto es un tipo de reacción en la piel que ocurre debido al contacto de alguna sustancia u objeto irritante, que causa alergia o inflamación en la piel, generando síntomas como comezón, enrojecimiento intenso, descamación e hinchazón.

De esta forma, dependiendo del agente que cause la reacción y de la manifestación de los síntomas presentados, la dermatitis puede ser alérgica, que surge en personas con hipersensibilidad a ciertas sustancias, o irritativa, que ocurre por el contacto con agentes corrosivos que afectan la integridad de la piel.

El tratamiento de la dermatitis de contacto se realiza de acuerdo con la gravedad de los síntomas, debiendo ser indicado por el dermatólogo que, normalmente, indica el uso de pomadas o cremas con corticoides con el objetivo de aliviar los síntomas relacionados con la inflamación. La dermatitis por contacto no se contagia, ya que se trasmite debido a que se trata de una reacción exagerada del cuerpo de la propia persona.

Imagem ilustrativa número 1

Síntomas principales

Los principales síntomas de dermatitis de contacto son:

  • Enrojecimiento y comezón en la zona;
  • Descamación y pequeñas bolitas con o sin líquido, en la región afectada;
  • Hinchazón de la región afectada;
  • Presencia de pequeñas heridas en la piel;
  • Piel extremadamente seca.

Cuando la dermatitis no es causada por una alergia, pero sí por una irritación en la piel, la región afectada puede quedar con apariencia semejante a una quemadura, principalmente cuando hubo contacto con alguna sustancia ácida o corrosiva. En los casos de alergia, el médico puede realizar una prueba de alergia para intentar identificar la sustancia que puede estar causando esa irritación en la piel. Conozca cómo se realiza el test de alergia.

Test online de síntomas 

Para conocer las posibilidades de tener dermatitis, por favor seleccione los síntomas que presenta a continuación:

  1. 1. Enrojecimiento y/u oscurecimiento de la piel.
  2. 2. Descamación de la piel afectada.
  3. 3. Engrosamiento de la piel.
  4. 4. Picazón y/o malestar en la zona.
  5. 5. Ampollas, pequeñas ampollas y/o costras en la piel.
  6. 6. Piel seca.
  7. 7. Hinchazón de la piel.
  8. 8. Heridas en la zona afectada.

Esta prueba es una herramienta que sirve únicamente para dar alguna orientación, pues no pretende proporcionar un diagnóstico y no reemplaza la consulta con un dermatólogo o médico de cabecera.

Tipos de dermatitis por contacto

La dermatitis de contacto puede clasificarse en dos tipos principales:

Dermatitis alérgica

La dermatitis alérgica suele descubrirse en la infancia y se produce por una reacción de hipersensibilidad a ciertos agentes alérgenos. Esta suele surgir de 48 a 72 horas después de la exposición al agente causal y puede producir hinchazón, enrojecimiento y pequeñas bolitas en la piel. 

Las áreas que normalmente se ven afectadas por este tipo de dermatitis incluyen cuero cabelludo, cara, párpados, cuello, axilas, torso, manos y pies, dependiendo de cuál sea sustancia que ocasione la reacción alérgica.

Dermatitis irritativa

La dermatitis irritativa suele ser causada por un efecto tóxico directo en la piel debido a irritantes mecánicos, físicos o químicos que afectan la función de barrera de la misma, causando una reacción inflamatoria no alérgica. Los síntomas pueden surgir después del contacto inmediato con el agente causante de la irritación o luego de meses de contacto crónico con la sustancia.

Las áreas más afectadas por este tipo de dermatitis son las manos y los antebrazos, sin embargo, cualquier zona de la piel que entre en contacto con el irritante puede verse perjudicada, pudiéndose generar dolor, sensación de quemazón y, en menor grado, comezón. 

Entre los agentes que pueden ocasionar dermatitis irritativa se incluyen ciertos cosméticos, alcohol, acetona, látex, lana y productos de higiene y de limpieza como jabón, detergentes, antibacterianos, desinfectantes y perfumes, por ejemplo.

Principales causas

La dermatitis por contacto es una reacción exagerada del organismo, donde el sistema inmunitario reacciona al entrar en contacto con alguna sustancia o material, siendo las principales causas:

  • El uso de cosméticos y perfumes;
  • Plantas;
  • Pomadas;
  • Tintas, látex y resinas plásticas;
  • Aditivos, conservadores o colorantes alimenticios;
  • Jabón, detergente y otros productos de limpieza;
  • Solventes;
  • Polvo;
  • Joyería;
  • Heces u orina, como ocurre en la dermatitis de contacto por el pañal;
  • Toallas sanitarias.

De acuerdo con el agente responsable de la reacción, los síntomas pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo. En el caso de que la reacción sea desencadenada por el uso de maquillaje, los síntomas aparecen principalmente en el rostro, ojos y párpados; en el caso de que surjan en las orejas, podría ser una reacción a los zarcillos o perfumes, por ejemplo.

Conocer cuándo surgen los síntomas también ayuda a saber cuál fue el origen de la reacción en la piel, por ejemplo: si la alergia surge un lunes y mejora durante el fin de semana, o cuando la persona está de vacaciones, la causa de la dermatitis podría estar presente en el trabajo.

Cómo se realiza el tratamiento

El tratamiento para este tipo de alergia debe ser orientado por el médico, el cual podría indicar el uso de cremas o pomadas que contengan un antihistamínico y/o corticosteroides para aliviar los síntomas. Por otra parte, en el caso de dermatitis de contacto en áreas extensas de la piel, el médico puede recomendar la toma de corticosteroides por vía oral. 

Además de esto, se debe lavar la reg​​​​ión afectada con abundante agua fría para calmar el malestar, así como evitar entrar en contacto con la sustancia que está ocasionando la dermatitis y evitar el manejo de detergentes y jabones fuertes. 

El tiempo que demora en curarse la dermatitis suele ser alrededor de 3 semanas en caso de alergia, y en el caso de una dermatitis irritativa, los síntomas pueden controlarse 4 días después de haber iniciado el tratamiento.

Pomadas para la dermatitis de contacto

Las pomadas o lociones con corticoides son los más indicados para el tratamiento de este tipo de alergia, siendo la hidrocortisona la más utilizada para el rostro.

Cuando la piel se encuentra muy seca se recomienda el uso de pomadas, pero cuando la piel está más húmeda, las cremas o lociones pueden estar indicadas. Vea una lista de las principales pomadas utilizadas para tratar las enfermedades de la piel más comunes.

Tratamiento casero 

Un buen tratamiento casero para la dermatitis de contacto es lavar la zona afectada con té frío de llantén, planta conocida científicamente como Plantago major, debido a sus propiedades antihistamínicas naturales. 

Para preparar este té, se debe colocar 1 litro de agua a hervir y 30 gramos de las hojas de la planta de llantén. Tapar y dejar reposar hasta que se enfríe. A continuación, se debe colar la infusión y lavar la región afectada, 2 a 3 veces por día. Conozca más sobre las propiedades del llantén y cómo utilizarla