Active las notificaciones para no perder las publicaciones de salud y de bienestar más interesantes.
¿Qué necesitas saber?

Cómo parar la Hemorragia Menstrual: Medicamentos, cirugía y alimentación

El tratamiento de la hemorragia menstrual, llamada científicamente menorragia, se puede realizar con medicamentos como anticonceptivos orales, el uso de DIU, y la ingestión de hierro y de ácido fólico en conjunto.

Sin embargo, además de estas opciones, hay algunos cuidados simples con la alimentación, que pueden ayudar a disminuir la incomodidad y mejorar el bienestar de la mujer.

En los casos más graves de menorragia, cuando la mujer ya ha perdido mucha sangre, puede que tenga que ser hospitalizada para que le realicen una transfusión de sangre para recibir concentrado de glóbulos rojos y evaluar la posibilidad de realizarle una cirugía. Cuando la causa es un cáncer, se puede considerar la extracción del útero.

Cómo parar la Hemorragia Menstrual: Medicamentos, cirugía y alimentación

Medicamentos para hemorragia menstrual

Los medicamentos que el ginecólogo puede indicar para el control de la menorragia pueden ser:

  • Anticonceptivos orales o DIU - dispositivo intrauterino, para intentar regular la menstruación y disminuir el flujo sanguíneo;
  • Suplementos de Hierro + ácido fólico para garantizar el requerimiento diario de hierro en el organismo, previniendo o combatiendo la anemia;
  • Hemostáticos como ácido aminocapróico, para equilibrar la consistencia de la sangre.

Las anticonceptivas pueden ser cambiadas después de 3 meses de uso, si no disminuyen el flujo menstrual.

Cuando la hematología está normal el médico puede que le aclare la situación a la mujer sobre su condición y pida una ecografía para intentar identificar la causa de la hemorragia.

Tratamiento médico 

Si los medicamentos no son suficientes para parar la menstruación abundante, el ginecólogo puede indicar un curetaje, una sonda de Foley intrauterina, la embolización de las arterias uterinas.

Si no se logra encontrar la causa, pero la menstruación permanece abundante y prolongada, es importante cuidar la alimentación, consumiendo más hierro, para prevenir la anemia, que puede surgir.

Cómo parar la Hemorragia Menstrual: Medicamentos, cirugía y alimentación

Cirugía para extirpar el útero

La cirugía para extirpar el útero llamada histerectomía, puede ser indicada para mujeres que no consiguen parar la hemorragia menstrual siguiendo todas las orientaciones médicas, y que no desean quedar embarazada, y por esto esta debe ser la última opción de tratamiento.

Cuidados en la alimentación

Estos cuidados deben ser realizados a diario hasta que se solucione por completo el tema de la hemorragia menstrual. Por esto se recomienda:

1. Ingerir más líquidos

Tomar alrededor de 2 a 3 litros de agua o té sin azúcar al día para evitar la deshidratación por la pérdida de sangre. El jugo de naranja puro, sin azúcar puede ser ingerido de 3 a 4 veces por día, ya que contiene minerales que pueden ayudar a mantener la presión sanguínea bajo control, evitando la sensación de mareo o desmayo.

2. Comer más alimentos ricos en hierro

Aumentar el consumo de alimentos ricos en hierro como carnes rojas, frijoles y remolacha es necesario para combatir la anemia o evitar que aparezca. Los alimentos que contienen hierro deben ser consumidos diariamente, si es posible en todas las comidas, para evitar que los niveles de hierro disminuyan drásticamente en la sangre. 

Algunas recetas ricas en hierro es el jugo de alguna fruta cítrica licuada con perejil; jugo de naranja, zanahoria y remolacha; y saltear las hojas de remolacha con un poco de aceite de oliva. Vea más alimentos indicados en: Alimentos ricos en hierro

Señales de mejoría

Las señales de mejoría de la menorragia son la disminución de la cantidad de sangre perdida por la vagina, menstruación sin coágulos y la ausencia o disminución de la anemia. Estas señales pueden aparecer después de 1 a 3 meses de haber iniciado el tratamiento. 

Señales de que empeora

Las señales de que empeora pueden surgir si el tratamiento no se realiza correctamente, y en este caso la hemorragia se puede hacer más intensa o tener coágulos grandes de sangre, agravando la anemia. En este caso la mujer puede estar muy pálida, con pocas fuerzas y con dificultad para concentrarse. Al presentar estos síntomas el médico puede pedir la realización de una hematología para verificar la cantidad de hierro en el cuerpo, y evaluar la posibilidad de hospitalización para tratar el cuadro clínico.

Complicaciones que pueden surgir

La complicación que la menorragia puede causar es el desarrollo de anemia, por deficiencia de hierro. Sin embargo, cuando es causada por cambios graves como cáncer, puede poner en riesgo la vida de la mujer.

Más sobre este tema:


Publicidad
Carregando
...