Cómo dormir bien y planificar una buena noche de sueño

Para planificar una buena noche de sueño, se debe calcular el tiempo de sueño mediante pequeños ciclos de 90 minutos. De esta forma, es posible despertarse con mejor disposición y energía para realizar las actividades.

De manera general, los adultos necesitan de 4 a 6 ciclos de sueño de 90 minutos para recuperar la energía, lo que corresponde a dormir entre 6 a 9 horas por noche. 

Aparte de realizar el cálculo del tiempo de sueño, es importante que la persona adopte nuevos hábitos como mantener el ambiente oscuro, libre de ruidos y de estímulos visuales, por ejemplo; pues así también es posible mejorar la calidad del sueño. 

Imagem ilustrativa número 1

Cálculo del tiempo de sueño

El cálculo del tiempo de sueño debe ser realizado a partir del momento en que se concilia el sueño y no en el momento en el que se acuesta en la cama, puesto que no siempre la hora de acostarse corresponde a la hora en la que se adormece.

Por esta razón, antes de realizar el cálculo, es importante añadir el tiempo que normalmente se demora en quedarse dormido, lo que en promedio son unos 15 a 30 minutos. 

La cantidad de ciclos de 90 minutos que se duerme es variable y depende de la necesidad de cada persona, no obstante, el secreto es permitir que el ciclo se complete totalmente, despertando únicamente al final de este.

El ciclo de 90 minutos puede repetirse tantas veces como sea necesario hasta que se logre recuperar la energía utilizada durante el día. Conozca más sobre las fases del sueño y cómo funcionan.

Calculadora de sueño online

Rellene los datos en la siguiente calculadora para saber a qué horas despertarse o ir a dormir, con la finalidad de tener un sueño reparador: 

Erro
Erro

Cómo tener una buena noche de sueño

Para tener una buena noche de sueño, además de conocer la cantidad de horas de sueño necesarias, es importante adoptar algunas medidas que fomenten el sueño y la relajación, tales como:

  • Tener una habitación oscura, tranquila y sin ruidos;
  • Mantener una temperatura agradable en la habitación;
  • Utilizar ropa de cama y pijamas cómodos, y contar con mantas o edredones suficientes en días fríos;
  • Retirar la televisión u otros dispositivos electrónicos de la habitación y evitar el uso de teléfonos móviles, ya que pueden ser motivo de distracción, dificultando la relajación y un buen sueño;
  • Evitar comer en exceso o tener comidas pesadas antes de acostarse, además de evitar bebidas alcohólicas o con cafeína;
  • Elegir almohadas con altura, textura y tamaño adecuados para poder dormir cómodamente;
  • Encontrar una posición cómoda para conciliar el sueño de manera efectiva y rápida.

Asimismo, el uso de aceites esenciales y el consumo de infusiones con propiedades calmantes también pueden ayudar a tener una buena noche de sueño. 

Algunas de las plantas medicinales que pueden ser usadas como aceite y como té son: lavanda, camomila, cedrón, tilo, lavándula y pasionaria, por ejemplo. 

Té calmante para dormir mejor

Un excelente remedio casero para trastornos del sueño es el té de cedrón con lavanda y manzanilla, pues posee propiedades calmantes y sedantes que disminuyen el insomnio, la inquietud y las sudoraciones nocturnas, además de ser excelentes contra el estrés y la ansiedad. 

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de cedrón;
  • 1 cucharada de hojas de lavanda;
  • 1 cucharada de hojas de manzanilla;
  • 200 mL de agua.

Modo de preparación

Hervir el agua, retirar del fuego y añadir los demás ingredientes, tapar, dejar reposar alrededor de 10 minutos, colar y beber el té 3 veces al día. 

Vea estos y otros consejos en el vídeo a continuación: